Los húsares alados polacos

  husar alado
La página de historia Bellumartis ofrece una descripción de una de las unidades de caballería más pintorescas de todos los tiempos. Herederos de los húsares húngaros, la caballería alada polaca fue temible y vistosa a partes iguales.
Uno de los cuerpos mas espectaculares de la historia fue la caballería alada polaca, símbolo del orgullo de un pueblo que durante un tiempo controló el mayor estado de Europa, que se extendía desde el mar Báltico al mar Negro. Al contrario que en el resto de Europa, donde la caballería se fue aligerando, los polacos conservaron esta unidad pesada hasta el S.XVIII, el porqué de esta decisión se halla en la propia idiosincrasia de este pueblo.

husar alado polacoEl carácter fronterizo entre Oriente y Occidente es el origen de esta atípica unidad militar. Durante la edad media la caballería seguía los patrones occidentales de unidades pesadas armadas con lanzas, kopijnik. Pero sería con la Unión de Lublin (1569), pese a que lituanos y polacos conservaron sus propios ejércitos, cuando los nuevos aliados influyeron con sus unidades ligeras de caballería de influencia mongola a los poloneses. Pero la mayor influencia para este cambio en la concepción táctica de esta arma procede del sur, de las fronteras con el Imperio Otomano. Los serbios y húngaros durante el S.XVI resistían débilmente el ataque turco, durante décadas de lucha perfeccionaron un nuevo tipo de unidad conocido como Húsar, que sobrevivirá y evolucionará en Polonia…

Se cree que este tipo de unidad deriva directamente de los cursores, una unidad del Bajo Imperio Romano, que pervivió en Bizancio bajo el termino serbio gusar, bandido. Tras la conquista turca de Serbia en el S. XIV numerosos húsares huyeron a Hungría, donde su nombre se transformo en Huszár. Hacia 1500 numerosos serbios combaten en el ejercito polaco como mercenarios, armados con una ligera lanza y con escudo asimétrico pero sin armadura.

SONY DSC

“Con sangre y fuego”, nombre de la película sobre la vida del caudillo Taras Bulba.

Este tipo de unidad fue sustituida rápidamente por una nueva clase de húsares con armadura y sin escudo creada en Hungría por influencia de los Sipahi, los polacos le denominaban “p.p.t.d”, pancerz, przylbica, tarcza, drzewo (cota de malla, casco, escudo, lanza). Los húsares representaban más de la mitad del ejercito de Jan Tarnowski en la batalla de Obertyn (1531). Junto a estas unidades ligeras aun persistían las tropas pesadas de influencia occidental.

Pero en los años 20 del S.XVII la utilidad de los húsares se pone en duda debido a la potencia de las armas de fuego del ejército sueco de Gustavo Adolfo, por lo que se reclutaron unidades mercenarias occidentales, reduciendo a menos del treinta por ciento su peso en la caballería.

También en las luchas contra los cosacos ucranianos sus cargas con lanza eran inútiles contra las fortificaciones de vagones empleadas por los rebeldes. Pese a todo su valía contra la infantería no fue olvidada por el gran Ian Sobieski, que racionalizó el ejército, creando un gran número de compañías de húsares. Sería en la batalla de Viena en 1683 cuando los húsares tuvieron su última gran victoria, y tras la división de Polonia su papel quedo solo como elemento decorativo en los desfiles militares.

lanza husar alado polaco

Estudio del alcance de la lanza de un húsar alado polaco.

El equipamiento de estas unidades es el fruto de su propio origen fronterizo, una amalgama de elementos de distintos orígenes que les convirtió en una unidad inconfundible en los campos de batalla. En 1576 el Rey Stefan Batory, estableció que los húsares debían llevar una armadura de estilo húngaro, casco, guantes, lanza, sable, un arma de fuego y plumas y otros ornamentos para sorprender y aterrorizar a los enemigos acorde al deseo de cada capitán.La lanza era proporcionada por el estado, mientras que el resto corría a cuenta del soldado.

Este arma conocida como kopia, era hueca, reforzada con hierro en su punta y más larga ( unos 5 m o 17 pies polacos) que las de infantería por lo que podían cargar con éxito contra las lineas de picas enemigas. Atacaban en formación cerrada y a gran velocidad en unidades de 200 hombres, choragiew, manteniendo un gran maniobrabilidad lo que dificultaba la respuesta de la infantería enemiga.

Si quiere saber que ruido hacían al cargar las alas, si estas se usaban en combate o que propósito tenían, siga leyendo en BELLUMARTIS

“Húsar alado polaco” por Francisco García Campa – Bellumartis blog de historia militar