Los tanques esféricos de Stalin

ball

En 1942, en plena ofensiva alemana contra la Unión Soviética, el ingeniero ruso Mokrousov propuso el diseño de un gigantesco tanque redondo. Un arma secreta de 500 toneladas, 10 metros de altura e invulnerable al fuego enemigo.

Los tanques redondos fueron una de las ideas más descabelladas de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. El diseñador de tanques Mokrousov propuso en 1942 un tanque esférico invulnerable a los cañones enemigos y capaz de aniquilar las líneas rivales. Sin embargo el artilugio nunca salió del plano y su creador cayó en desgracia cuando sus huesos dieron a parar a un gulag.

El “protivotank”, cazatanques en ruso, del ingeniero de Kharkov jamás se construyó. El legado de la gargantúa de metal pertenece a la ciencia ficción. Nada más mostrar los planos de su aberración tecnológica fue enviado a un gulag, sin que se sepa si tuvo que ver su ingeniería poco ortodoxa en ello.

Comparativa entre el tamaño del protivotank y un tanque convencional.

Comparativa entre el tamaño del protivotank y un tanque convencional.

El vehículo fue diseñado como un tanque pesado, con la función especifica de inutilizar búnkeres y casamatas, así como blindados medios y pesados, romper las líneas enemigas y alcanzar objetivos sensibles de retaguardia, como depósitos de municiones. Su forma esférica deflectaría proyectiles, mientras que sus dos cañones de 155 mm, ocho ametralladoras coaxiales y dos cañones antiaéreos harían añicos cualquier oposición.

El tanque de forma redonda estaría dividido en tres segmentos. La zona central desplazaría al monstruo como una oruga y en su interior habría un cilindro con el motor. Es en los laterales donde encontramos el armamento pesado. Pese a su peso de 500 toneladas y 10 metros de altura sería muy manejable e inmune a ataques a la par que veloz (90 km/h)

Para propulsar el vehículo se necesitarían dos motores de gasolina de 1000 hp refrigerados por agua instalados en el segmento central, así como un pequeño motor de gasolina encargado de generar electricidad. Los dos mecanismos tenían que estar sincronizados. Todas estas dificultades tecnicas, inalcanzables para la época, acabaron con la idea en el cubo de basura de la historia.

Una revista posterior a la Gran Guerra ya especulaba con un diseño parecido.

Una revista posterior a la Gran Guerra ya especulaba con un diseño parecido.

Estaría tripulado por 8 personas: conductor, mecánico, cuatro encargados de ametralladora y dos de los cañones principales. El armamento, instalado en los flancos del vehículo, podría ser apuntado al unisono contra un mismo objetivo.

El diseño de tanques redondos no es exclusivo de la imaginación soviética, sino que rondó por la cabeza de los diseñadores de armamento del periodo de entreguerras. El Kugelpanzer, tanque esférico en alemán, fue un blindado circular planteado por los nazis como vehículo de exploración, de menor tamaño del protivotank y sin tantas pretensiones. A diferencia del diseño ruso, de este se llegó a ensamblar un ejemplar que luce orgulloso como botín de guerra en el museo de Kubinka, cerca de Moscú. Lo sorprendente radica en que el vehículo ligero fue enviado a Japón, como arma secreta cedida, y fue capturado por los soviéticos en Manchuria.

El kugelpanzer apresado en Manchuria.

El kugelpanzer apresado en Manchuria.

El Kugelpanzer se asemeja poderosamente al tanque alemán de la Gran Guerra encargado por el Ministerio de Guerra germano en 1916, cuando todavía no se sabía que forma debía tener un tanque. El diseño de carro, el Treffas-Wagen, concebido con dos “grandes ruedas” se finalizó en febrero de 1917. Solo se completó un prototipo de 18 toneladas y un gran cañón central de 20 mm. Al final le ganó la partida el A7V, de diseño más convencional.

Si Mokrousov se alzara de su tumba se sorprendería al comprobar que es en la ciencia ficción donde su idea ha fructificado. Muchos drones tienen forma ovoide: los de Oblivion o numerosos ejemplos en la Guerra de las Galaxias. No son tanques, pero especulan con el poder deflectante de una estructura curva.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

 

El plan nazi de invasión de Irlanda

operacion verde irlanda

El dossier relativo a la “Operación Verde”, con el que el Alto Mando alemán pretendía doblegar al Eire y que había permanecido oculto hasta ahora, contiene información detallada de costas, ciudades y puntos estratégicos.

Hitler creía que su Tercer Reich iba a durar mil años, y que los arios merecían el espacio vital ocupado por razas inferiores; tal era su megalomanía que llegó a ordenar a su Estado Mayor que organizara proyectos imposibles, sin importar que hubiera un mar de por medio entre sus panzers y el enemigo. Un dossier que contiene información sobre los planes nazis de invadir Irlanda-conocida como Operación Verde-, y titulado Militar geographische Angaben uber Irland, ha salido ahora a la luz.

Los documentos consisten en mapas detallados y postales del país y habían sido guardados por una familia desde el final de la guerra hasta hace unos días, cuando laLudow Race Court anunció su salida a subasta.  Se han vendido por 3.000 euros, casi cuatro veces su precio de salida, tal y como recogen numeroso medios brtánicos. El Dossier revela que, aunque Irlanda fue oficialmente neutral durante el conflicto, Hitler contempló al país como objeto de invasión.

Aunque los irlandeses dejaron a los U-boots, submarinos alemanes, entrar en sus aguas, el libreto marca en el mapa ciudades y puntos estratégicos del País del Arpa para su destrucción. El documento, entregado a altos oficiales nazis, también incluye puntos clave como puertos, terrenos altos y playas; que el  Oberkommando der Wehrmacht consideraba de importancia a la hora de la invasión.

Según Michael Kerrigan en Planes fracasados de la II Guerra Mundial, fue el mariscal de campo Theodor von Bock quien presentó el plan en agosto de 1940, unas semanas después de que se propusiera para su debate Operación León Marino. Los preparativos fueron minuciosos. Un grupo de agentes examinó a fondo todos los elementos, desde los diarios de economía hasta las guías turisticas, y reunió anotaciones sobre más de 200 ciudades y poblaciones. Se calculaba que harían falta 50.000 hombres para doblegar a Irlanda, y desembarcar entre Dunvargan y Waterford. El almirante Raeder, que la revisó, aseguró que era imposible de realizar, y finalmente Hitler no concedió la autorización para llevarla a cabo.

eamon de valera primer ministro irlandes

Eamon de Valera, presidente de Irlanda, firme defensor de la neutralidad.

Los irlandeses declararon su neutralidad al estallar la guerra, con la determinación feroz de conservar su soberanía y de que los británicos no recuperaran los tres puertos de Lough Swilly, Bearehaven y Cobh que hasta hace poco aún conservaban, en virtud del tratado anglo-irlandés. El presidente Eamon de Valera tenía que estar con un ojo puesto tanto en sus vecinos como en los planes de anexión de Hitler.

En junio de 1940 la Luftwaffe, la aviación alemana,bombardeaba duramente Londres y otros objetivos estratégicos ingleses a su alcance desde Francia. Era el primer paso para otro fallido plan de invasión, la Operación Leon Marino. En ese momento crucial se le llegó a plantear a Valera que a cambio de abandonar la neutralidad, se les devolvería Irlanda del Norte, a lo que el presidente declinó.

Aún a pesar de la oferta, Valera pensaba que era más posible una intervención inglesa que una alemana, a tenor de las palabras despectivas de Churchill sobre ellos, “the so-called neutrality of the so-called Eire” (la por-así-decirlo neutralidad de la por-así-llamada Irlanda).

Si hubiesen sabido de los planes de Hitler recién desvelados, un apéndice de laOperación León Marino, seguramente hubiesen actuado de otra forma. Irlanda era un país incapaz de defenderse a si mismo, sin marina y sin aviación. Como el poeta Patrick Kavanagh admitía, “tendríamos difícil defender nuestros campos de patatas hasta de una invasión de cuervos”.

Al final Irlanda mantuvo una neutralidad benevolente con Reino Unido y pusieron en común planes de contingencia que les permitieran rechazar a Hitler si se atrevía a cruzar el Canal de la Mancha. Además se liberó a los pilotos británicos que caían en su territorio si aseguraban no estar en misión de combate, se mandaron informes detallados de la climatología todos los días de la guerra (un informe del condado de Meagh fue clave para que Eisenhower no pospusiera el Día D), las células de espías nazis fueron desactivadas, y se dio cobijo a más de 2.000 mujeres y niños del país vecino.

Eamon de Valera se sirvió del Estado de Emergencia, desde el mismo 2 de septiembre de 1939, para defender esa neutralidad parcial. Internó a sospechosos de pertenecer al IRA(Irish republican army) que coqueteaban con el Abwehr, el servicio de inteligencia alemán;censuró a la prensa, e impidió que el país se convirtiera en sede de los agentes secretos de medio mundo. Para que su imparcialidad fuese patente mantuvo abiertas las embajadas de Alemania y Japón. En el país todavía se respiraba cierto sentimiento antibritánico, pero la mayoría de la población no simpatizaba con el fascismo, excepto los camisas azules de O´Duffy. A lo largo de la guerra unos 43.000 irlandeses sirvieron en las fuerzas armadas británicas.

peñon de gibrlatar

Con el Plan Félix, Hitler pretendía conquistar Gibraltar y convertirse en el amo del Mediterráneo.

A parte de los planes teóricos de conquista, dos situaciones puntuales afectaron trágicamente a la neutralidad del país. Belfast, en irlanda del Norte, era parte de Reino Unido, y por tanto estaba en guerra. Unbombardeo estratégico nazi de 180 aviones en abril de 1940 destrozó esta ciudad sin defensa aérea, cobrándose la vida de1.000 personas y destrozando 56.000 casas. Valera pronunció su famoso discurso de “ellos son nuestro pueblo” y protestó formalmente a Berlín.

El segundo episodio fue un bombardeo alemán que en mayo de 1940 causo 34 muertos en Dublín. Los alemanes alegaron un error, y compensaron a los irlandeses después de la guerra. El mismo Churchill admitió que podía deberse a un dispositivo que desviaba a los pilotos de su objetivo previsto.

Ni este plan de invasión ni León Marino se llegaron a efectuar por el fracaso de la fuerza aérea alemana en su afán de destruir la aviación y la flota británicas. Mientras duró la Batalla de Inglaterra, Irlanda resultó un bocado apetecible, pero tras la Operación Barbarroja contra la Unión Soviética (1941), la estrategia de invasión pasó a guardar polvo. Son documentos que nos permiten acercarnos a lo que hubiera pasado si el dictador de los designios de Alemania hubiera dado el visto bueno a su ejecución.

Carlos de Lorenzo

C.d.lorenz@hotmail.com

Unsere Mütter, Unsere Väter: el hermanos de sangre alemán

nuestras madres nuestros padres fusilamiento Los soldados alemanes no lucharon por mamá y por la tarta de manzana durante la Segunda Guerra Mundial; combatieron por cuestiones ideológicas y raciales, cometieron excesos y tropelías, aunque derrocharon valor infinito. Unsere Mütter, unsere väter (nuestras madres, nuestros padres) es una serie de la televisión pública alemana que evoca poderosamente a Hermanos de Sangre, pero en vez de seguir a una compañía del ejército norteamericano narra la vida de cinco amigos arrastrados a la vorágine de una Europa en llamas.

hermanos hijos del tercer reich

Wilhelm y Friedhelm Winter, dos hermanos arrastrados a la vorágine del frente ruso.

La serie se vertebra alrededor de cinco veinteañeros, tres chicos y dos chicas, que se despiden en una taberna de sus noches de inocencia. Los hermanos Winter son llamados a filas por la Wehrmatch y enviados al Frente del Este. A ellos les seguirá una enfermera enamorada de Wilhelm, el mayor de los dos y oficial de la División Windhund. Charlotte es destinada a labores de retaguardia donde cumplirá su deber con fanatismo a pesar de su buen corazón. El elenco lo completa una cantante aspirante a ser la nueva Marlene Dietrich y su amante, un sastre judío, al que Greta intenta poner a salvo acostándose con un despiadado oficial de la Gestapo.

Como todos los soldados de todas las guerras, los amigos se despiden brindando y prometiéndose que antes de Navidad todo habrá acabado. El avance relámpago pronto es frenado por el invierno ruso y los tanques de Stalin. Los carteles que indican la distancia de Moscú dejan de acercarse a la capital bolchevique y retornan al Reich. Serán cuatro años (1941-1945) en los que los protagonistas pierden la inocencia y cometen crímenes de sangre. No en vano la serie se ha titulado en España, con poca originalidad, Hijos del Tercer Reich.

resistencia polaca

La serie ha sido duramente criticada en Polonia por plasmar a la resistencia polaca como antisemita.

El drama televisivo se divide en tres capítulos de hora y media de duración en los que la violencia es explícita y la crítica alcanza no solo al alemán medio, carcomido por los fantasmas del pasado, sino a la antijudía resistencia polaca  y a los libertadores Aliados. Aún así ha sido calificada como un hito en la televisión pública alemana, ganando el pasado 14 de septiembre el premio a al mejor serie de ficción europea en el festival francés de La Rochelle. En Alemania alcanzó un share de 7 millones de espectadores, y en Gran Bretaña ha sido emitida por BBC 2, siendo la primera serie extranjera en salir en antena desde 2001.

Al contrario que en Hermanos de sangre, producida por Steven Spielberg y Tom Hanks, la serie está basada en personajes ficticios. No se llega a simpatizar con los protagonistas, pero la crueldad del frente ruso y los estímulos negativos de su entorno provocan que nos situemos incomodamente en su piel, que descendamos a nivel de trinchera y le veamos el verdadero rostro a la guerra. La miniserie preserva mejor su realismo en versión original subtitulada, una moda que está empezando a calar en un país cantera de dobladores como es España.

charlotte generation war

Charlotte es una joven enfermera que cumplirá su labor con fanática devoción. ¿Se arrepentirá de sus acciones?.

A pesar de su éxito en Alemania, la serie ha despertado duras críticas por plasmar a la resistencia polaca, la Armia Krajowa, como una chusma sin compasión y con afán de eliminar nazis y judíos por igual. El embajador polaco Jerzy Marganski expresó sus protestas en una carta a la cadena pública ZDF. Tanto disgusto ha generado que en Polonia se ha creado un proyecto de internet llamado “tus padres, tus madres” para que la serie no se emitiera en la televisión de ese país. Aún así batió récord de audiencia, como toda propuesta valiente y polemica, y cabe destacar el buen trabajo del plantel de actores.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

“Bulldog aturdido”: El retrato del Premier que lady Churchill quemó

churchill sutherland

Winston Churchill tenía un gran concepto de sí mismo; bajo su mandato Gran Bretaña afrontó la Segunda Guerra Mundial, el mayor desafío para la isla desde que los normandos vencieran en Hastings. En 1954, para conmemorar el 80 cumpleaños del reelecto Premier, la Cámara de los Comunes y los lords británicos le obsequiaron un retrato pintado por Graham Sutherland. Lo que plasmó el artista neoromántico fue un Churchill decrepito y abotargado, una triste sombra incapaz de posar quieta. No pasó mucho tiempo antes de que lady Churchill ordenara al jardinero que prendiera fuego a la obra maestra.

churchill posado

Winston Churchill era incapaz de permanecer quieto ante el caballete de Sutherland.

Churchill(1874-1965) confesó del cuadro: “parecía la imagen de un bulldog aturdido.; que el retrato mostraba a un anciano quejumbroso y no al estadista que se había enfrentado a Hitler”. Posiblemente le gustase más la fotografía que captaron de él agarrando una metralleta Thompson, al más puro estilo gangsteril, durante su visita a las defensas costeras de Hartlepool en 1940. Esa imagen le vendía como un líder, mientras que el homenaje de Sutherland desvelaba su penoso aspecto tras la apoplejía que sufrió en 1951. En círculos de confianza el Primer Ministro bromeaba al decir que la postura le recordaba vagamente a la de un excusado. “Parece que estoy teniendo una deposición complicada” comentaba con flema, para disgusto de su mujer, Clementine.

Sutherland hizo muchos trabajos preparatorios para inmortalizar al Primer Ministro; el más famoso de ellos está colgado en el National Portrait Gallery. En algunos esbozos viste la túnica de la Orden  de la Liga, lo cual influyó en el nivel de expectación de lady Clementine. En su lugar, la insistencia de los comisionarios, lords y parlamentarios, obligó a Sutherland a decantarse por el atuendo propio de la Cámara de los Comunes.

churchill thompson 31 julio 1940 hartlepool

Hartlepool, 1940. El Premier sostiene un subfusil Thompson al más puro estilo Chicago.

Otra complicación fue la imposibilidad de Churchill de mantenerse quieto en una misma pose, debido a su edad y al reciente derrame cerebral. Sutherland palió ese problema basándose en una fotografía tomada por Elsbeth Juda.

Si bien la efigie conservaba cierto halo de autoridad, la gente opinaba que el Premier se asomaba triste y aturdido. Nada que ver con el hombre que advirtió de la amenaza del Telón de acero. De aquel que animó al pueblo inglés a resistir el bombardeo de Londres, en 1940 solo ante Hitler. Ni rastro del que intentó noquear, de forma desastrosa, al imperio otomano en Gallipolli para acortar la Gran Guerra; y aun más leve es la semejanza con aquel apuesto joven que cubrió la Guerra de los Boérs como corresponsal.

En el acto de inauguración del infame retrato, en diciembre de 1954, el anciano político se mordió la lengua y dijo: “es un ejemplo remarcable de arte contemporáneo”. La procesión iba por dentro. Lady Clementine fue más allá, al afirmar que Sutherland había pintado un “gran monstruo” y prohibió que la pintura viera la luz del día.

esbozo churchill

Boceto final del rostro.

El retrato desapareció de la residencia de los Churchill en Chartwell poco después de ser entregado, pero la leyenda de su destrucción nació tras la muerte de Clementine Churchill en 1977. Se descubrió que la pareja del mandatario había ordenado al jardinero que prendiera fuego a la obra maestra sobre el césped.

Bob ogley, historiador de Kent, investigando su desaparición en 2003, dio con la figura del jardinero Ted Miles, un fiel sirviente que durante muchos años vivió en Puddledock Cottages. Supuestamente fue él quien llevó a cabo el vandalico acto de destrucción.

El historiador cree que nadie en su sano juicio quemaría una obra de Sutherland valorada en 1 millón de libras esterlinas y que el jardinero debió esconderla en un cobertizo. A día de hoy, la infame pintura copa los rankings de obras perdidas que no “disfrutamos”.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

El incidente de Colonia, duelo de tanques en la catedral

tanque catedral de colonia

El Panther de Köln un día después de su desesperado combate bajo la sombra de la catedral.

El 6 de marzo de 1945 se produjo un afamado encontronazo entre dos carros de combate estadounidenses y un Panther alemán; un duelo al atardecer bajo la atenta mirada de la catedral gótica de Colonia.

Este postrero enfrentamiento destaca por su singular ubicación y por haber sido íntegramente filmado por el fotoperiodista Jim Bates, un documento de valor incalculable. Cuatro de los cinco ocupantes del Sherman americano murieron y del Panther escaparon dos landser. Los tres restantes fueron volatilizados por la puntería del cañón de 90 mm de un vengativo Pershing, que disparó contra la inutilizada carcasa de La Pantera hasta verla arder. Esa acción, que le dio fama como temible cazatanques, forma parte de un todo conocido como El incidente de Colonia.

sherman colonia 1945

El tanque de avanzadilla M-4 Sherman arde, mientras que la dotación del segundo tanque acude a rescatar a los supervivientes.

A pesar de que la Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin y cientos de miles de alemanes se rendían en oleadas; algunos desesperados vendían cara su piel, muchas veces en kampgruppes improvisados, y ese fue el caso del Panther de Köln, cuya tripulación tomó la decisión moral de enfrentarse a la 3º División Acorazada norteamericana en solitario. Desconocedores del peligro acechante, dos M4 Sherman avanzaban sobre el casco histórico de Colonia a través de los distritos occidentales de la ciudad: VenloerStrasse, FriesenPlatz y FriesenStrasse. A 120 metros de la catedral se detienen, grandes montañas de escombros impiden el avance de la columna de blindados.

Al mando del Sherman de avanzada va el comandante Kellner que mira su reloj, las manecillas dan las dos de la tarde. Lentamente viran a través de la intersección de la Komodienstrasse, cuando, de pronto, un proyectil del Panther alemán impacta en el carro estadounidense cobrándose la vida de tres tripulantes. Luego recibe otro disparo. El capitán Kellner surge de la torreta armado con un rifle que resbala por el costado. Kellner rueda e intenta enderezarse, pero cae de bruces. No se ha dado cuenta de que su pierna humea, de que por debajo de la rodilla no ha quedado más que un muñón sanguinolento. Morirá a unos metros de su blindado, en un embudo de mortero, atendido por dos GIs y un médico incapaces de frenar la hemorragia. En el video se ve un bulto escurridizo que escapa por los pelos, es el artillero John Gialluca, que tuvo más suerte y sobrevivió.

video panther de colonia

Video subtitulado que muestra el duelo conocido como el Incidente de Colonia. PINCHA PARA VER.

jim bates

El fotógrafo de combate Jim Bates grabó el duelo entre el Panther y el Pershing.

La temeridad de la tripulación yankee es difícil de explicar. Algunos historiadores sostienen que el panther disparó a cubierto por la oscuridad de un túnel a 340 metros, lo que hizo que los exploradores aliados no pudieran verlo. Después de destruir el sherman, el panzer se movió al cruce de la Marzellenstrasse y es ahí donde fue cazado por el pershing. Hay informes que lo sitúan ahí de antemano y lo obviaron al creerlo destruido, pero no son fiables. Los tanquistas nunca daban por hecho que un tanque en tierra de nadie estuviera abandonado o inutilizado. Le hubiesen disparado hasta que ardiera.

En una calle paralela, la An den Dominikanern, el incidente llega a oídos del capitán Robert Early que enfila su tanque M-26 pershing para hacer frente al Panther. ¿Como ha llegado hasta nosotros la filmación de esa batida de panteras?

A 30 metros del lugar, el cámara del US Army Signal Corps Jim Bates quiere grabar el inminente duelo. Por ello insiste a Robert Early para que le informe de los pormenores de su plan de caza. El capitán estadounidense encontró un buen nicho en un edificio semiderruido que daba a la plaza de la catedral. Ambos se asomaron con cuidado. Con la silueta del tanque germano claramente encuadrada, Bates posicionó la camara y Early partió para ponerlo fuera de combate.

Excepto el monstruoso y temido Tiger los tanques alemanes estaban a la par que sus contrapartidas rusas y americanas, e incluso un escalón por debajo. Para compensar sus contraprestaciones técnicas poseían un excelente sistema de comunicaciones; una gran sinergia con el tanque de mando y una compenetración sin par entre los camaradas de la dotación. Aun así en el duelo venidero y aferrados a una posición ya delatada, los alemanes nada pudieron oponer al cañón de 90 mm del Pershing.

m26 pershing, guerra de corea, meandros del Naktong

El M-26 Pershing, si bien llego tarde a la SGM, sirvió profusamente como contracarro en la guerra de Corea.

Uno de los tripulantes del capitán Early, el artillero Clarence Smoyer, relata en el libro Deathtraps lo sucedido desde las entrañas del pershing. Su historia está apoyada por la filmación de Bates. Smoyer cuenta que una barrera de artillería les obligó a refugiarse en la ciudad. Los alemanes intentaron bloquear su avance con vagones de tranvía, pero los acorazados se abrieron paso con facilidad.

Estaban nerviosos, como siempre que penetraban en un entorno urbano, Smoyer recibió la orden de Early de bajar por la calle adyacente al Panther y asomarse por la encrucijada, lo justo para no exponer más que media torreta y perforar el costado del carro alemán. La cámara de Bates capta claramente como el cañón del Panther gira lentamente cuando ve aproximarse el carro de Smoyer.

“Cuando moví la torreta miré el cañón Mark U encarandome. En vez de frenar para disparar, nuestro conductor aceleró hasta la mitad del cruce para no ser un blanco estático. Disparé una vez más en movimiento. Luego paramos y disparé dos proyectiles más para cerciorarme de que no respondían con fuego” relata el artillero.

tripulacion del pershing

La tripulación del Pershing posa victoriosa tras su hazaña.

Los tres proyectiles de Smoyer hicieron diana. La primera granada se estrelló contra la cúpula y rebotó dentro de la Pantera cercenando las piernas del comandante germano. Las dos siguientes traspasaron al Panther saliendo por el lateral contrario, prendiendo el tanque. Ardió durante dos días.

El sino de la dotación germana es luctuoso, aunque en el video de Bates se vea huir a dos de ellos. “Mi grabación muestra al comandante (Bartelborth) arder dentro del tanque, que seguía humeando a la mañana siguiente. El conductor solo consiguió llegar a la parte trasera del edificio. El ametrallador cayó encima de una bicicleta para no moverse más. El artillero murió cerca. Ninguno de ellos sobrevivió” explica el fotógrafo de combate, que fue condecorado con la estrella de bronce por esa acción.

Se especula que Bartelborth dudó al asomarse el Pershing. Él esperaba un Sherman, y desconocedor de esa nueva hornada de carros yankees perdió unos segundos vitales. Los que deciden la vida o la muerte en un duelo de tanques. A las 7 de la tarde todo había concluido.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Solo temían que el cielo les cayera encima: División Carlomagno

ruinas berlin

Llámese élan, llámese esprit de korps, quizás solo eran fanáticos peregrinando en cruzada contra el bolchevismo; libertadores de Europa o traidores con uniforme feldgrau. Lo cierto es que los franceses de la División Carlomagno perecieron hasta el último hombre en la batalla de Berlín. Fueron la postrera remesa de soldados en penetrar en la ciudad cercada por el Ruso y que, reducidos a un puñado, sucumbieron a unos metros del búnker de Hitler. Solo temían que el cielo les cayera encima.

emblema carlomagno

Escarapela de la Carlomagno y enseña nacional.

Oficialmente denominada 3. Waffen-Grenadier-Division der SS “Charlemagne” y formada por una mescolanza de unidades, la Carlomagno se compuso en su cenit de 7.300 miembros procedentes de la Legión de Voluntarios Franceses (LFV), infantería naval de la Kriegsmarine, personal del NSKK (National Socialist Motor Korps), mano de obra de la Organización Todt y colaboracionistas de la Milice francesa, el elemento más sanguinario, represor de la Resistencia en suelo francés. Su nombre y su escudo de armas evocan al emperador Carlomagno, que unió a francos y alemanes bajo una misma autoridad.

Sorprende su tardía fecha de creación: septiembre de 1944, con los Aliados bebiendo champán en París desde agosto. El Reichführer Heinrich Himmler rebañaba para sus Waffen SS el escaso potencial humano disponible y puso bajo su égida a todo hombre dispuesto a defender Europa contra el comunismo, renunciando a sus estrictas normas raciales. Himmler se cuidó de lanzarlos contra sus compatriotas galos y los asignó a un Frente del Este desmoronándose bajo la presión de 2 millones y medio de rusos, frente a los que la Wehrmacht pudo interponer medio millón escaso de soldados.

1289991367

Los rusos tuvieron que pagar el precio de tomar cada casa.

Solo un tercio de los divisionarios tenía valor combativo. Los veteranos supervivientes de la LFV destacaban en la crudelísima lucha antipartisana, labor que habían llevado a cabo con eficiencia en Bielorrusia y los pantanos de Pripiat. Otro núcleo de probado arrojo eran los remanentes de la 8th Volunteer Sturmbrigade France que se hicieron famosos por frenar a los soviéticos con un feroz ataque a bayoneta en Galitzia, en Polonia, a despecho de sus vidas.

En su desesperada retirada a través de Polonia y Prusia Oriental tuvieron que batirse con el 1º Frente Bieloruso. El 3 de marzo de 1945 fueron diezmados en el pueblo de Körlin, y se dividieron en 3 kampfgruppes para evadir el embolsamiento. Únicamente los 700 hombres de Gustav Krukenberg lograron escapar. Un puñado de ellos, 300 jenízaros irredentos, le siguió para perecer en la capital del Reich.

uniforme charlemagne

3. Waffen-Grenadier-Division der SS “Charlemagne”

El 23 de abril fueron reorganizados como el Sturmbatallion Charlemagne, retirándose ordenadamente hasta el centro de Berlín, sin dejar de batir a las columnas soviéticas. Ahí se fusionaron con la División Norland, compuesta por voluntarios daneses y noruegos, de la que quedaba el esqueleto. Krukenberg asumió el mando y atrincheró a sus hombres en el denominado Sector C. Esa noche, la del 25 de abril, fue tranquila y para estupefacción de los galos se oía fanfarria y risa, como si el eco lejano de la artillería no perturbara el humor negro berlinés. Tal vez valía la pena disfrutar de aquella última noche antes de que resonaran las trompetas de Jericó.

El día siguiente no fue tan festivo, la apisonadora rusa convergía sobre Berlín. Grupos de 80 hombres armados hasta los dientes y apoyados por tanques y cañones ocupaban barrio tras barrio. Los divisionarios de la Carlomagno se unieron a muchachos de las Juventudes Hitlerianas en un demencial juego del gato y el ratón para cazar a los carros bolcheviques. Con armamento ligero y panzerfausts hostigaban el avance rojo en Tempelhof.

Carlomagno

Retrato del emperador Carlomagno.

Parte del batallón, apoyado por tanques Tiger de la Hermann von Salza, contraatacó en el distrito de Neuköln, donde fueron emboscados y sufrieron fuego amigo. Con la mitad del regimiento fuera de combate, Krukenberg se retiró al ayuntamiento y, rebasado éste, instaló su cuartel general en la Opera. Un destacamento armado con panzerfaust y un sol0 nido de ametralladora consiguió destruir 14 blindados y retrasar a los soviéticos 48 horas a la altura del puente de Halensee.

Neukoln, Belle Alliance Platz, Wilhelmstrasse, Friedichstrasse: escenarios de una lucha sin cuartel en la que los soviets perdieron 62 tanques. La Carlomagno fue comandada in situ por Henri Joseph Fenet al que el Brigadeführer Mohnke, defensor del distrito gubernamental, condecoró con la Cruz de Caballero. Paulatinamente se les presionó contra la cancillería. El soldado Eugene Vaulot reclamó 6 tanques, sumados a los dos que puso fuera de combate en Neuköln. En una ceremonia subterránea Krukenberg le condecoró con la Cruz de Caballero. Vaulot no sobrevivió a los combates.

emboscada batalla de berlin

Los alemanes atacaban al primer y al último tanque de las columnas blindadas para embotellarlos y despanzurrarlos con los panzerfausts.

Entonces sobrevino el fin, a escasos metros del Führerbunker, el 2 de mayo. Los que no habían muerto o conseguido escapar fueron capturados, una treintena, y entregados posteriormente a las autoridades francesas, que los consideraban traidores. Nunca perdonaron que vistieran el uniforme del enemigo endémico de Francia. Posiblemente eran más patriotas que muchos oportunistas del Ejército de la Francia Libre y murieron con un Vive la France en los labios. Solo aceptaron el tabú que suponía servir en un ejército enemigo para luchar contra un mal aún mayor, según sus ideales, el Terror Rojo.

Muchos años después se pudo escuchar a un veterano de la Carlomagno en un entrevista; encanecido, venerable, hablaba con esta emoción de su último servicio en Berlín: “Las paredes, las casas, se derrumbaban. El fuego hacía el aire irrespirable y no sabíamos donde estábamos. No distinguíamos la noche del día. Nos abalanzamos a la nada. Sin esperanza. A la gran Nada. No nos preocupábamos por la muerte. No eramos nada. Solo continuábamos la lucha. Leales hasta el fin; el cielo cayó sobre nosotros”.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com