El valor de combate de la División Azul

division azul dalmau voljov

Los españoles asaltan una posición soviética a la altura del río Voljov,16 de septiembre de 1941. Oleo de Augusto Ferrer-Dalmau.

Franco mandó a Hitler una división de voluntarios falangistas para luchar contra los soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial, ganandose el respeto alemán

En la División Española de Voluntarios sirvieron 45.000 soldados manteniendo siempre un gran esprit de korps y alta capacidad combativa en el frente más duro de la guerra más dura de la historia. Con el poso de los años cada vez que la División Azul es citada se destaca su tenacidad en la defensa, la valentía de sus guripas y el trato humano que dio a la población civil.

division azul futbol

Banderas de Falange en la “Blau”.

Conservó esta homogeneidad a pesar de no haber sido enviada a retaguardia en ningún momento en los dos años que permaneció en el frente de Leningrado (octubre de 1941-octubre de 1943). Su contribución al esfuerzo bélico alemán fue desproporcionado a su tamaño, una gota en un océano (nunca más de 18.000 en un teatro de millones de combatientes) y equipados con armas ligeras (como mucho cañones PAK).

Parte de su resiliencia se debe a su condición de “soldados políticos”, fuertemente ideologizados por Falange, y a que provenían de un país menos desarrollado que Alemania y estaban más acostumbrados a las penurias materiales que sus homólogos. Además el ser los únicos hispanoparlantes en la Wehrmacht reforzó aún más su élan. Estuvo comandada por cuadros del ejército y la soldadesca se compuso de falangistas voluntarios. En los últimos años se ha alimentado la leyenda urbana de que en los últimos batallones de marcha abundaron los conscriptos, mercenarios y ex-republicanos tratando de “lavar” su imagen de cara al régimen de Franco (La División nunca perdió su carácter preeminentemente Azul).

division azul marcha

Los guripas tuvieron que recorrer 900 kilómetros a pie desde Suwalki a Smolensko. Primer hito divisionario.

La desconfianza germana, al asignarlos a un eje de avance secundario y no a Moscú, pronto pasó a aprecio por parte de las formaciones situadas en sus flancos (como la División SS Polizei), ya que ganaron fama de no ceder sus posiciones y de luchar sin cuartel.

Al principio los alemanes reportaron gran falta de disciplina y unas imagen negativa de las capacidades de los oficiales españoles. Estos informes eran similares a los realizados por oficiales de enlace sirviendo junto a tropas de Rumania, Italia o Hungría operando en el frente oriental.

Percibían estas deficiencias desde la estricta disciplina prusiana, y de considerarse el mejor ejército del mundo. Además el racismo les hacia ver a los españoles de color aceitunado y cortos de estatura como “gitanos”, que no dignificaban el uniforme alemán.

Sin embargo Hitler, en una de sus habituales conversaciones de sobremesa, dijo que la División Azul “era una de sus mejores divisiones”, aunque también que eran una “banda de andrajosos”. La buena impresión que causó la tenacidad española en el Führer le llevo a decir que si invadía España tendría”una guerra de guerrillas en mi retaguardia”.

Operaciones de combate en el frente de Leningrado

A nivel bélico, los últimos meses de 1941 vieron se agotaba el avance alemán en Rusia, y EEUU entraba en la guerra (7 de diciembre). Para muchos analistas la guerra se perdió en este momento, pero en su día no era tan evidente. A lo largo de 1942 todavía era posible para Alemania acabarla en tablas o en una posición favorable; es a partir de la debacle de Stalingrado (enero de 1943) cuando la derrota absoluta fue inevitable.

mapa operacion barbarroja

Mapa del eje de avance alemán en la Operación Barbarroja. El Alto Mando alemán asignó a los divisionarios al frente de Leningrado.

Pero volviendo a 1941; el 5 de diciembre los soviéticos lanzaron 100 divisiones sobre los ateridos alemanes y salvaron Moscú. En su Directiva 39 Hitler ordena “el cese inmediato de todas las grandes operaciones ofensivas y un cambio a la defensiva”. Mientras tanto la División Azul aseguraba la orilla derecha del río Voljov, llegando hasta Poselok. Pero los combates de diciembre y las gélidas temperaturas (40º bajo cero) les obligaron a replegarse a la orilla occidental, al norte de Novgorod. En Navidad el capitán Rebull lanzará un contraataque desde la Posición Intermedia que causó a los rusos 1.080 muertos. La DEV llevaba 1.400 caídos y los alemanes 250.000.

La ofensiva de invierno de 1942 soviética en el norte pretendía restablecer las comunicaciones con el cercado Leningrado. Las 27 divisiones de von Leeb aguantaron el empuje de 75 contrarias. En esta lucha invernal la División 250 combatió en el Frente Noroeste y el Frente del Volchov. Es aquí donde se produjo la gesta de la Compañía de Esquiadores, que conservó su cohesión pese a sufrir un 90% de bajas (solo salieron ilesos 12 de 228), que se sacrificaron en una operación de socorro.

esquiadores division 250

Esquiadores en la Acción del Lago Ilmen, 21 de enero de 1942.

En el Frente del Volchov combatió el Batallón Román, el considerado más aguerrido, tanto por los alemanes como los soviéticos, por su eficacia en el cuerpo a cuerpo y en los golpes de mano (el pintor Augusto Ferrer Dalmau, también biógrafo de la Blau, reconoce que en este Batallón pudieron darse casos de salvajismo, ya que no tomaba prisioneros). Muñoz Grandes concedió la Medalla Militar Colectiva al batallón al completo y el general alemán Altrichter dijo que el comandante Miguel Román“era un bravo y enérgico jefe”.

El 2 de mayo todas las divisiones alemanas pasan de tener seis batallones en vez de nueve (por la alta tasa de bajas) menos la DEV, que conserva los nueve, convirtiéndose defacto en la unidad más grande de toda la Wehrmacht. Además la División recibe su primer relevo tras 8 meses en el frente. Los soviéticos han sido cercados y 16.000 caerán prisioneros, entre ellos el general colaboracionista Andrei Vlasov, que organizará para los alemanes el ROA (Ejército Ruso de Liberación).

esteban infantes division azul

Emilio Esteban-Infantes (1892-1962), segundo comandante de la División 250, estudiando un mapa de operaciones.

A partir de agosto de 1942 serán empeñados directamente en el asedio a Leningrado a cuyo flanco sur fueron trasladados de forma escalonada. Cambiaban el pantanoso Voljov por un área más urbana y boscosa. Allí repelieron en septiembre una intentona bolchevique de romper el cerco, y Hitler afirmó que el traslado de la Blaue había sido un gran acierto y que regresarían a casa con “un montón de botín y un puñado de generales rusos como trofeos”. Su sector consistió en 29 km de frente entre Pushkin y Krasny Bor, línea que se estabilizará, ya que el fracaso en Stalingrado paralizará la ofensiva alemana definitivamente. Hasta fin de año la Blaue encajará 257 muertos y 1051 heridos. Muñoz Grandes será sustituido por Esteban-Infantes, relevo que disgustará a los alemanes.

division azul mg 34

landser español portando una ametralladora MG-34 y una cincha de munición al cuello.

Y llegamos a la batalla de Krasny Bor en los arrabales de Leningrado (la batalla a la que la División Azul ha quedado ligada), el 10 de febrero de 1943, en la que los españoles sufren en un solo día 1500 muertos. Hasta hace poco la bibliografía no la había rescatado del olvido. Como dice el historiador Carlos Caballero Jurado, en el mundo anglosajón quizás suene más la batalla de Montecasino, donde los polacos sufrieron en el asalto final a la abadía 860 muertos y 2.600 heridos en 18 días de combate (y el Segundo Cuerpo Polaco es considerado con justicia una unidad muy aguerrida). Es fácil destacar esa batalla en un frente secundario como el occidental (ya no hay duda de que lo fue), ya que en el frente oriental hubo cientos de estas batallas de esta magnitud.

5.900 españoles frente a 44.000 soviéticos. Tres batallones y cinco piezas de artillería contra 38 batallones soviéticos, 80 tanques (KV-1 y T-34) y el apoyo artillero de 150 baterías es lo que afronto la División 250 el 10 de febrero de 1943. Tras un devastador ataque artillero preliminar soviético los españoles supervivientes montaron sus ametralladoras MG34. Cuando agotaron sus municiones combatieron cuerpo a cuerpo. Las unidades copadas no se rindieron, siguieron combatiendo en todas direcciones. Una División Azul no Azul (conscriptos, mercenarios y ex-republicanos) no hubiese actuado de esta forma ese día.

krasny bor

Los españoles atacan a un tanque T-34 con armamento ligero (en parte capturado al enemigo) durante los combates de Krasny Bor, 10 de febrero de 1943.

Tras combatir por el margen occidental del río Ishora, los últimos seis meses de la División en el frente oriental se caracterizaron por su estaticidad, con golpes de mano, fundamentalmente nocturnos y fuego artillero. Destacan los ataques soviéticos realizados por batallones de castigo, compuestos por entre 200 y 300 hombres ebrios de vodka, que eran segados casi íntegramente por las ametralladoras hispanas.

Conclusiones

La ultima acción divisionaria tuvo lugar el 12 de octubre de 1943. La Spaniche Blaue Division dejaba en Rusia 5.000 muertos y 8.700 heridos, más 372 prisioneros; Franco había pagado su deuda de sangre con los alemanes por su participación en la Guerra Civil. Para no alarmar a los alemanes dejaron una fuerza testimonial apodada la Legión Azul, compuesta por 2.000 españoles, que finalmente fue relevada en abril de 1944.

En cuanto al número de medallas recibidas, fueron bastantes:

-3 Cruces de Caballero con hojas de roble

-3 Cruces Alemanas en oro

-138 Cruces de Hierro de primera clase

-2.359 Cruces de Hierro de segunda clase

2.216 Cruces al Mérito de Guerra con espadas

La mayoría de los autores señalaban que en medio de una guerra salvaje como fue la campaña de Rusia donde el exterminio y los crímenes eran diarios, el comportamiento de las tropas españolas fue excepcional y su trato se ganó el respeto de amigos y enemigos. Los profesores Kleinfeld y Tambs opinan que la Blaue fue: “gesto heroico, fanatismo fascista, cruzada cristiana, la División Azul fue todo eso y mucho más”.

division azul misa de campaña

Misa de campaña. La División Azul nunca perdió su carácter Azul. Muchos se consideraron cruzados contra el comunismo.

No concebían la guerra como lo podían hacer las politizadas tropas alemanas, al contrario, la división combatió con toda la ferocidad posible pero humanizando la guerra. Tratando a los prisioneros y a la población civil con más respeto que los landsers. La confraternización con el pueblo ruso fue enorme; hasta el punto que cuando se dio la orden de prohibirla, las tropas mostraron su descontento y no hicieron caso de la prohibición.

soldado español en las ss

Español alistado en las Waffen SS con un panzerfaust.

Por ultimo, creo que fue un error por parte de los alemanes no haber utilizado esta fuerza de voluntarios, motivada ideologicamente, como tropa motorizada de asalto sino como mera carne de cañón, además de asignar a estos mediterráneos a un clima gélido al que no estaban acostumbrados. Y no menos importante es que impresionaron tanto a Hitler que si en algún momento pensó en invadir España, se le quitara esa idea de la cabeza.

Si aguantaron en Krasny Bor frente a una poderosisima ofensiva soviética es porque la División era eso, Azul, y no como en el Desastre del Anual en 1921, donde España sufrió 10.000 muertos, que eran conscriptos. En su vida posterior, impregnados del falangismo en la estepa rusa y “purificados por el fuego” muchos llevaron a cabo sus ideas sindicales.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Bibliografia consultada:

Norman Cameron and R.H. Stevens (translators). Hitler’s Table Talk 1941–1944: His Private Conversations. Enigma Books. New York, 2000. p. 179.

Osprey – Men at Arms 103 – Germany’s Spanish Volunteers 1941-45

Moreno Xulia, La División Azul: sangre española en Rusia, Critica, Barcelona

Reverte, Jorge M, La División Azul: rusia 1941-1944, RBA Libros

Caballero Jurado, Carlos, División Azul: Atlas ilustrado, Susaeta

La creación de la seudocientífica raza aria (1880-1900)

die woge frtiz klimsch

“La ola”, escultura en mármol de Fritz Klimsch, 1940. Idealización de la mujer aria en el arte del Tercer Reich.

La raza aria es un invento de los pensadores alemanes del siglo XIX, cuyos postulados fueron capitalizados por el régimen nazi para llevar a cabo su política de exterminio

Fue el intento de sostener científicamente el origen y determinar las características de la supuesta raza aria (que significa noble en sánscrito) lo que llevó a Heinrich Himmler, líder de las SS, a financiar investigaciones para avalar su cosmovisión (y que acabó con millones de vidas). Pero el termino ario es muy anterior a su manipulación por el Tercer Reich y nace ligado a un idioma no a un “pueblo” prehistórico.

Surge en el siglo XIX a través de una línea de investigación sobre el idioma protoindoeuropeo, lengua madre común al latín, griego, persa y sánscrito (lenguas indoeuropeas intermedias). Actualmente se ha rastreado el protoindoeuropeo hasta hasta la cuenca del Mar Negro en el 3.500 a.C, y es a partir del 2.000 a.C donde encontramos rasgos de diferenciación en las lenguas provenientes de ella. A esta conclusión se ha llegado a través de análisis matemático2

arbol indoeuropeo

Árbol de la familia de las lenguas indoeuropeas.

Según los planteamientos seudocientíficos de los etnologos racistas del Tercer Reich la “raza superior aria” migró desde los montes Urales en dos oleadas compartiendo su cultura superior con “pueblos inferiores”, convirtiéndose en su casta dirigente y “mezclando su sangre”. Una se dirigió hacia Europa dando origen a la civilización griega y la romana y otra al sur de Asia, influenciando a los pueblos iranios e indostánicos.

Si bien los primeros académicos consideraron el termino ario como lingüístico, cultural y religioso, el novelista francés Arthur de Gobineau (1816-1882) lo elevó a categoría racial en Un ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas. Gobineau creía en la superioridad de los aristócratas sobre la gente común y de la “raza blanca” sobre las “razas amarillas y negras”. Apuntaló sus teorías como diplomático en Persia y Brasil durante el Segundo Imperio Francés.

Encontramos en sus conclusiones la base sobre la que trabajarán los posteriores apóstoles de la raza aria:

  • El factor racial es decisivo para establecer la causa de la muerte de las civilizaciones.
  • La especie humana está dividida en razas. La raza aria posee “el monopolio de la belleza, de la inteligencia y de la fuerza”.
  • De las diez grandes civilizaciones que han existido, incluyendo las tres grandes civilizaciones precolombinas, han logrado su grandeza al haber sido dirigidas por nobles arios.
  • La caída de estas civilizaciones se debió al mestizaje.
arno breker bereitschaft 1937

“Bereitschaft”, escultura en bronce de Arno Breker, 1937. Los arios poseían el “monopolio de la fuerza, la inteligencia y la belleza” según Gobineu.

Gobineau fue muy amigo del compositor Richard Wagner (1813-1883) que popularizó sus teorías en Alemania a través de su periodico Bayreuther Blätter (pese al sentimiento antialemán en Francia tras Sedán, Gobineau se consideraba descendiente de los francos). El compositor alemán tenía Un ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas como libro de cabecera influyó en sus últimas operas (Parsifal, Heroismo y Cristiandad). Mantuvieron una relación epistolar durante dos años (1880-1882). Wagner manifestaba elementos nacionalistas y antisemitas en sus libretos, y eso fue aprovechado por el nacionalsocialismo.

Adolf Hitler veía en las operas de Richard Wagner un reflejo de su propia visión de la nación alemana. En un discurso de 1922 dijo que Wagner glorificaba “la heroica naturaleza teutona…la grandeza reside en lo heroico”. 3

El racismo científico es el uso seudocientífico de técnicas e hipótesis para justificar la superioridad o inferioridad racial o el clasificar individuos mediante fenotipos. Se hizo común durante el imperialismo (1880-1914), para respaldar la “supremacía blanca”.

Ya los autores clásicos constataban en sus escritos las apreciaciones o comparaciones entre ellos y los extranjeros. El arquitecto Vitrubio y experto en antropometria (Leonardo da Vinci nombró su estudio de las proporciones humanas ideales en su honor) constató que “las razas en la parte sur de la Tierra son de baja estatura, morenos, de pelo rizado y poca sangre (sic). Esta pobreza de sangre les hace tímidos ante la espada. Por el contrario la gente nacida en los países fríos están preparados para afrontar el choque de las armas con gran coraje y sin timidez“. Posiblemente se basó en la “geografía de las razas de Posidonio (135-51 a.C) 4

escultura richard wagner

Busto del compositor alemán Richard Wagner, figura influyente en el Tercer Reich.

Otro pensador que creía en la supremacía de los norteños fue el filosofo Arthur Schopenhauer (1788-1860). Postulaba que las culturas y civilizaciones superiores aparte de la egipcia e hindú se encuentran exclusivamente en las razas blancas, “e incluso en gente más oscura, la casta dirigente es de piel más clara que los demás y por ello debe, evidentemente, haber migrado, por ejemplo los brahmanes, los incas y los dirigentes de las islas de los mares del sur”. 5. Aunque no se conocieron personalmente, el filosofo fue la otra gran influencia de Richard Wagner.

Durante mucho tiempo se ha ligado a Charles Darwin (1809-1882) y su revolucionaria teoría evolucionista expuesta en 1859 en el Origen de las especies con la política eugenesica nazi. La realidad es que ni él ni sus discípulos, como Haeckel, influyeron en los ideologos nacionalsocialistas ya que los nazis no creían que el ser humano proviniera del mono, por lo menos los supuestos arios (más bien de los atlantes de Ultima Thule…). Es cierto que Darwin constató diferencias entre “razas civilizadas” y “salvajes”, pero aunque este era el pensamiento imperante entre la intelectualidad caucásica de la época; no fue necesariamente el camino más directo hacia Auschwitz. 6

Es a partir de 1880 cuando una nueva generación de antropólogos y lingüistas toma el relevo sobre las tesis sobre la raza aria. Aparece la denominada raza nórdica, una subraza caucásica. Theodor Poesche(1825-1899) propuso su origen en los pantanos del Prypiat, en Ucrania, pero la teoría que más caló fue la del vienés Karl Penka(1847-1912), que popularizó en origines ariacae la procedencia escandinava (Hiperborea) de los arios y sus características morfológicas: rubios, altos, de iris azul y de cabeza dolicocéfala (larga y delgada).

mapa de mercator hiperborea

Mapa de Mercator con Hiperbórea en el centro (círculo polar ártico), 1595. Una de las cunas de la supuesta raza aria.

Y llega Friederich Nietzche (1844-1900), otro invitado habitual a las sobremesas sobre nazismo. Un personaje que fue instrumentalizado tanto por anarquistas como por nacionalsocialistas, pero que sus ideas sobre el honor y el sentido del Estado calaron en el ambiente pangermanico de principios del siglo XX. Sus ideas estuvieron muy presentes entre la intelectualidad de la época (aunque no se leyeran sus libros). Hablaba en la Geneaologia de la moral (1887) de “bestias rubias” como aventureros amorales que supuestamente habían sido progenitores de las culturas creativas. Tanto esta idea como la del Superhombre fue incorporada a la tesis aria. 7

Para finalizar el siglo XIX hay que hablar del mapa racial de Europa que elaboró el antropologo francés Joseph Deniker (1852-1918). Dividía a las razas caucásicas del subcontinente en seis primarias: nórdica, atlanto-mediterránea, oriental, adriatica, ibero-insular y occidental; y cuatro secundarias: sub-nórdica, noroccidental, vistulana y sub-adriática.

mapa de las razas joseph deniker

Mapa racial de Europa elaborado por el cientifico racista Joseph Deniker, 1899.

Este mapa fue consultado por el científico racista neoyorkino Madison Grant (1865-1937) para fijar, según él, las características de la raza nórdica en el best-seller The passing of the Great Race (1916):

“De cráneo alargado, piel blanca, con pelo rubio o castaño y ojos claros. Los nórdicos habitan en los países alrededor del Mar del Norte y el Báltico e incluyen no solo los grupos escandinavos y teutones, sino también otros grupos que aparecieron en el sur de Europa y Asia y son representantes del lenguaje y cultura aria“. 8

Con este extracto del que ha sido considerado el “Manifiesto del racismo científico”, repudiado en América en los años 30 y en todo el mundo a partir de 1945 concluimos la primera parte de la creación de la raza aria.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Kortlandt, Frederik (1990). “The Spread of the Indo-Europeans” (PDF). Journal of Indo-European Studies 18 (1–2): 131–140.
3. Volker, Ulrich, 2016, Hitler: Volume I: Ascent 1889-1939, pag 47, Bodley Head
4. Ruiz, Enrique (2009) Discriminate or diversify, pag 36, Positive Spyche
5. Schopenhauer, Arthur, Parerga and Paralipomena: Volume 2: Short Philosophical Essays, Cambridge University Press
6. http://home.uchicago.edu/~rjr6/articles/Was%20Hitler%20a%20Darwinian.pdf
7. Lincoln Bruce, Theorizing Myth: narrative, ideology, and scholarship, pag 251, Chicago University Press
8. Madison Grant, “The Passing of the Great Race”, Scribner’s Sons, 1921, p.167

Cómo matar un oso con un cuchillo

el renacido ataque oso 2

Hugh Glass, interpretado por Leonardo DiCaprio en la película El Renacido, en un mano a mano contra una osa furiosa, cuenca alta del río Misuri, 1820.

El ser humano nace aparentemente desvalido, nada en su anatomia parece representar una amenaza. Otros carnívoros poseen mandíbulas quebrantahuesos, zarpas para desgarrar la piel o una vista y olfato soberbios. Y aún así estos homínidos de metro setenta son los reyes de la cadena trófica, superdepredadores ante los cuales todos los seres vivos se someten y le sirven de alimento.

Esto es así porque sus armas más poderosas son invisibles: es su mente preclara, la capacidad de compenetrarse con otros humanos y el uso de herramientas las que le entronizan. Pero, ¿qué pasaría si se enfrentaran individualmente un humano y un oso?. Que el plantígrado despedazaría a su presa y añadiría proteínas a su dieta en el 100% de los casos.

Theodore Roosevelt

Thedore Roosevelt ataviado con ropas de trampero decimonónico, 1876. Salía a montear con la pretensión de matar un oso con su cuchillo Bowie. Él encarna el espíritu de este artículo.

Añadamos otra variable a la ecuación. ¿Y si le damos al sapiens un buen cuchillo de acero? La respuesta es que probablemente el humano acabaría en la barriga del oso de todas formas, pero no sin antes haber hincado su “variable metálica” en algún punto débil del úrsido.

Este improbable duelo, a no ser que uno se pierda por Yellowstone, puede verse en la película de Leonardo DiCaprio “El Renacido”. Una escena complicada de rodar en la que el oscarizado actor es destrozado por una osa hasta que éste consigue sajarle la arteria carótida con un cuchillo Bowie. Al igual que su contrapartida en la vida real, el trampero Hugh Glass, acaba tan cosido a zarpazos que es “dado por muerto” y enterrado vivo. Pero Glass sobrevive y emprende un viaje de venganza a través de la nada (la cuenca alta del río Misuri en 1820) para dar caza sus ex-colegas.

En el celuloide la osa surge de entre la maleza y se topa con Glass; ante el encontronazo su instinto maternal la impele a atacar inmediatamente. Como buena osa espera que sean sus cachorros los que rematen al aventurero y aprendan el noble oficio de alimentarse, ventana de oportunidad que aprovecha Glass para acuchillarla.

rambo cuchillo bowie

John Rambo es uno de esos héroes de acción del celuloide que jamás se separaba de su cuchillo Bowie.

Los osos de hoy han aprendido a evitar el contacto con las personas, pues no forman parte de su menú habitual, compuesto por un 80% de vegetales, ni comparten hábitat. Pero si un intruso (o un lector de Historiavera) decide acercarse demasiado, o el oso ha perdido su miedo al Hombre, le conviene saberse los rudimentos del manual del mata-osos.

La primera lección es evitar a toda costa el desigual enfrentamiento. Lleva siempre una campanilla cuando cruces su terreno, habla o canta, para que el oso te sienta y se marche. Si te ve en la lejanía y se acerca mantén la calma e intenta parecer lo más alto posible. Si continua rondándote significa que te considera una presa: alza el tono y no le enseñes la espalda ni en pintura. Sube los brazos para parecer más alto.

Si el oso se abalanza contra ti posiblemente sea un amago: te está tanteando. Aquí es donde el manual recomienda adoptar una posición fetal o hacerse el muerto, con los órganos vitales protegidos por el suelo y los brazos contra la nuca.

manual sobrevivir a un oso

El manual recomienda recostarse contra el suelo y proteger la nuca con los brazos. El oso puede o no marcharse.

Pero no nos engañemos, una vez el oso te ha considerado comida más te vale desenfundar ese cuchillo que te va a permitir ser la excepción de la ecuación. Correr no te va servir de nada, los osos se desplazan a 55 km/h en distancias cortas, pero puedes intentar zigzaguear hacía la salvación ya que el caniforme tiene un gran centro de gravedad y puede que el cinturazo sirva para evitar un zarpazo in extremis.

Antes de desenvainar el arma blanca contra el plantígrado quedan más cartas que mostrar, para que luego no vengan marcadas, y como el humano puede estudiarlas y el oso no, esto es una ventaja más para el sapiens. La principal baza humana es el intelecto y del oso basta con exponer los descuelles de su mortífera morfología, su comportamiento usual y con que especies extantes puedes luchar.

El Hombre cuenta con su excepcional cerebro, perfeccionado para resolver los problemas de los cazadores-recolectores durante el Pleistoceno (50.000-10.000 a.C), que iban desde como evitar el incesto a la interpretación de amenazas leyendo rostros. Es un órgano plástico que se adapta a los problemas recurrentes, y en el pasado fue común disputarles las cuevas a los osos cavernarios. En la actualidad este tipo de conocimiento no es prioritario.

osa negra

Osa negra americana protegiendo a su camada de cinco oseznos. Procura no activar su instinto maternal poniendo tierra de por medio.

La familia de los úrsidos se compone actualmente de ocho especies, divididas en tres familias, de la que solo debe atemorizarnos la de los ursinos, ya que el oso panda se alimenta exclusivamente de bambú. El rival estándar en España sería el oso pardo cantábrico, pero el candidato de consenso y el que ha protagonizado innumerables relatos de frontera es el oso negro americano. Será éste contendiente que habita desde el Yukón en Alaska a Sierra Gorda en México del que demos las estadísticas. Su “reducido” tamaño lo hace asequible, a diferencia del oso grizzly (si solo tienes un ridículo cuchillo contra un grizzly mejor encomienda tu alma al diablo o reza un padrenuestro).(*)

habitat de los osos negros americanos

Zona de combate en la que encontrar ursus americanus.

Los machos del ursus americanus pesan de media 120 kg y las hembras unos 80 kg, pero los ejemplares más poderosos pueden doblar ese peso. Estos osos no hibernan, solo permanecen aletargados, así que es complicado pillarles con la guardia baja. Cuando se yerguen sobre sus patas traseras su altura roza los dos metros, posición de fuerza desde la cual descargarán el primer zarpazo. Una vez derribada su presa, la aplastarán contra el suelo y la darán muerte con pasmosa torpeza; no les interesa morder la yugular para acabar rápidamente el trabajo, simplemente comenzará a eviscerar al animal aún vivo.

Que el bicho sea curioso y se ponga de pie no significa que le demos personalidad antropomorfa. Ahora si puedes sacar el cuhillo. Lo ideal es poder interponer un can fiel u otra persona entre ti y el úrsido, pero si no es posible, ofrécele el brazo para que lo muerda, y comienza a acuchillarle de abajo arriba una y otra vez en el cuello, bajo la quijada. Sujeta firmemente el arma para no se te escurra si golpeas bruscamente un hueso.

Es vital hacerle daño pronto, ya que si el oso se nota herido puede darse a la fuga o que la sangre deje de regarle el cerebro y se desplome. Pero esto posiblemente no ocurra ya que los osos están acostumbrados a luchar entre ellos y tienen la piel gruesa y un elevado umbral de dolor.

mark matheny caza osos

Mark Matheny sobrevivió a un ataque osuno y fundó una empresa de sprays de pimienta.

La conclusión de este artículo es palmaria: no conviene adentrarse solo en territorio ursino; es mejor evitar el enfrentamiento, y si este se produce un bote de spray de pimienta, una lanza o una escopeta recortada son más útiles que un cuchillo. Nuestros ancestros debían enfrentarse a este tipo de problemas con poco más que palos largos rematados por una punta de sílex, pero ya hace mucho tiempo que su manual del mata-osos cayó en el olvido.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

(*) Si seguís empeñados en enfrentaros a un oso grizzly, podéis intentar adquirir la armadura grizzly-proof diseñada por Troy Hurtubise para el documental de 1996 Project Grizzly (abandonó el proyecto en su versión Mk VI después de pasar cinco días a la intemperie sin conseguir que le atacase ningún oso).

project grizzly escena

Escena del documental Project Grizzly de 1996, en la que se pone a prueba la armadura anti-grizzly definitiva. PINCHA PARA VER.

 

Feldgendarme Schwarzenegger, el pasado nazi del padre del gobernador de California

Schwarzenegger padre

Cartilla militar de Gustav Schwarzenegger durante su servicio en la Wehrmacht.

El culturista, actor y politico Arnold Schwarzenegger encargó una investigación en 1990 sobre su padre por su rol como policía militar durante la Segunda Guerra Mundial

Arnold Schwarzenegger comentó en su famoso documental sobre la élite del culturismo, Pumping Iron (1977), que un ganador no podía dejar que nada le afectase ni le distrajese. Por eso cuando recibió una llamada de su madre diciendole que su padre había muerto decidió no acudir al funeral. El certamen donde se elegia al campeón mundial de culturismo, Mr.Olympia, era en dos meses, así que contestó fríamente: “No, no voy a ir. Mi padre esta muerto y no hay nada que pueda hacer”.

Detrás de esta postura criticable subyace algo más que una estricta disciplina. El culturista que ganó siete veces Mr.Olympia, el actor que encarnó a Conán el Bárbaro y a Terminator y que acabó siendo gobernador de California no podía dejar que los orígenes nazis de su padre interfirieran en su carrera. Él, símbolo del sueño americano, que dejó atrás su duro acento austriaco y triunfó en el país de las oportunidades siempre temió verse salpicado por los pecados de su progenitor, al que por otra parte agradece su envidiable genética, y por ello encargó al centro Simon Wiesenthal en 1990 que investigará el pasado de Gustav Schwarzenegger (1907-1972).

saludo nazi

Controvertida fotografía de Arnold Schwarzenegger ejecutando un saludo romano aparecida en Sports Ilustrated, 7 de diciembre, 1987.

La institución cazanazis concluyó que Gustav fue “desnazificado” en 1947 y exonerado de todo crimen de guerra, como muchos oficiales de baja graduación, lo que le permitió continuar con su carrera policial. Pero en 2003 tuvieron acceso a documentos que ampliaban su trayectoria militar y dejaban una clara macula, Schwarzenegger se unió voluntariamente a las SA (sturmabteilung) en 1939, más conocidos como los camisas pardas, que seis meses antes habían atacado hogares y comercios judíos en “la noche de los cristales rotos”.

Como con la ocupación alemana de Austria todo varón en edad militar quedaba incorporado al ejército alemán, este temprano afiliamiento le permitió ascender a sargento en la unidad 521 de la feldgendarmerie (policía militar). Apodados los “perros de presa”, su función era la de encauzar prisioneros de guerra, detener y ejecutar desertores, inspeccionar hospitales en busca de heridos fingidos y la lucha antipartisana. En el frente oriental muchos colaboraron con los einsatzgruppen que eliminaban judíos en las zonas ocupadas.

Los archivos vieneses le ubican en 1940 en Bélgica y Francia, países ocupados por el Tercer Reich. En septiembre de 1941 fue transferido al sangriento frente oriental. Durante ese tiempo en Rusia fue herido de metralla en las piernas. Un informe de 1943 califica a Gustav como una “persona en la que se puede confiar y no especialmente inteligente“. A principios del año siguiente contrajo malaria por lo que se le reasignó como inspector postal a su Austria natal.

arnold pumping iron funeral

Extracto del docudrama Pumping Iron (1977) en el que el entonces culturista niega haber asistido al funeral de su padre. PINCHA PARA VER.

Tras la guerra contrajo matrimonio con la veinteañera Aurelia Jardny y fue destinado al pueblo de Thal, cerca de Graz, donde ejerció como oficial de policía durante 15 años, siendo defacto una de las fuerzas vivas de la localidad junto al cura, el alcalde y el director de la escuela. El ambiente en el que crió a sus hijos Arnold y Meinhard fue en el de la más estricta disciplina. Debían ir siempre impecables y pulirle las botas y el cinturón. Cinturón que sacaba a pasear de vez en cuando y además bebía más de la cuenta, como muchos veteranos del frente ruso. Además trataba de forma despótica a sus subordinados y era muy posesivo con su joven esposa, a la que obligaba a taparse los hombros pudorosamente (sus paranoias le llevaron a gritar que Arnold era un bastardo).

gustav y olivia jardny

Gustav Schwarzenegger fue muy posesivo con su esposa Aurelia Jardny. En el momento de tomarse esta instantanea él tenía 38 años y ella 23.

De Aurelia Jardny se puede decir que era la típica ama de casa que enviudó durante la guerra y buscó solaz en un apuesto oficial mayor que ella (Gustav le sacaba 15 años). Si bien no educó en la democracia a sus hijos, si que los trató democráticamente: estaba obsesionada conque Meinhard y Arnold, que se sacaban un año, fueran de la misma altura, por lo que si uno crecía más que el otro comenzaba a dar más comida al que se quedaba atrás.

Los papeles encontrados por el centro Simon Wiesenthal arrojan algunas piezas más al puzzle de la enigmática participación de Gustav Schwarzenegger durante la Segunda Guerra Mundial, ya que él se la mantuvo oculta incluso a su esposa. El entonces gobernador de Califonia, Arnold Schwarzenegger, agradeció a la institución sus pesquisas y les donó 3 millones de dolares.

En un documental reciente, con motivo del 35 aniversario de Pumping Iron, Arnold aseguró que se inventó la historia del funeral de su padre para potenciar el docudrama con él como “villano” frente al aspirante a desbancarle Lou Ferrigno.  Si el actor jugó con un tema tan delicado y su padre fue “nazi de primera ola” quiere decir que la ambición está tan presente en la familia Schwarzenegger como la predisposición para la hipertrofia muscular.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

 

El alcohol antes del combate: valor en una botella

calle de constantinopla siglo VI

Una calle de Constantinopla en el siglo VI. El ejército no era cuna de alcohólicos, pero el consumo frecuente fomentaba el vicio allende la batalla.

Desde siempre el Hombre ha buscado maneras de aumentar artificialmente su valor, y a veces lo ha encontrado dentro de una botella.

Los beneficios de las bebidas espirituosas en combate son muchos: El más importante es que solo la vista del enemigo genera angustia, y más si avanza lentamente (la parsimonia de los Tercios españoles ponía los pelos de punta). Esa calma antes del choque era desquiciante y el alcohol ayudaba a controlar los nervios. También tienen valor anestésico frente a las heridas (Homero lo menciona en la Ilíada). Muchos beberían alcohol en espera de recibir una herida penetrante para mitigar su dolor. Después del combate se consumía como transición de la inhumana tensión a la rutina cotidiana.

choque hoplita

El orden y la disciplina son la antítesis del alcohol. El estrés extremo del combate, sin embargo, hacía necesario el liquido báquico como suplemento de coraje en el choque cara a cara.

Decía el historiador John Keegan que “Toda batalla, excepto quizás la primera de una guerra, o el primer combate de una unidad novata, siempre crea ansiedades. Aunque los soldados fueran jóvenes y vigorosos, se anteponía el nerviosismo a la excitación. Beber alcohol es inseparable de la preparación y del combate mismo. El alcohol deprime reflejos de autoprotección e induce a la aparición de sentimientos de coraje.”

En época antigua el uso y abuso de alcohol antes de la batalla era un incentivo para los hoplitas griegos. Las demandas de combate cara a cara entre falanges lo exigía. Existen pocas pruebas en la literatura, pero está claro que beber antes del combate era algo rutinario. Los escritores pueden ocultar este hecho por considerarlo insignificante o por que tuvieran reparos de contarlo. La sola mención de alcohol evoca a abuso y desorden, lo que puede ser malo para la reputación del comandante si pierde la batalla o disminuir su gloria si se aduce que el enemigo estaba ebrio e inoperante.

hoplitas cargando desorganizados

Excederse en la ración de alcohol podía convertir una hueste disciplinada en una turbamulta desbocada. Aquí unos furiosos hoplitas en persecución.

A los soldados españoles de los Tercios de Flandes (s.XVI-XVII) nunca les faltó su cuartillo de vino. Solían enviarlo de la Rioja y el litro aproximado que consumían al día les proporcionaba 800 calorias, necesarias para el fatigoso desempeñar de su trabajo. No es de extrañar en esa época y en todas, antes y después, que el ejército sea cuna de alcohólicos en el retorno a la vida civil.

valor holandes

Valor en una botella. La ginebra era el secreto del coraje holandés.

En el siglo XVII se acuñó la frase Dutch Corage. Ese coraje lo encontraban los holandeses en una botella de ginebra, como observaron los británicos durante la Guerra de los Treinta Años, aumentando su agresividad. Los ingleses se aficionaron tanto al término como a la ginebra, que consumieron desde entonces. Otra versión traslada el dicho a 1665, durante la Gran Peste de Londres. Velas de ninguna nación osaban acercarse a llevar suministros a la ciudad enferma, pero un grupo de capitanes holandeses se atrevió a llevarlos, sin tocar puerto. En honor a ellos se habría acuñado el termino valor holandés, aunque más tarde se lo ligó exclusivamente al consumo de alcohol.

cuadrado ingles waterloo 1815

Cuadro británico en Waterloo (1815). La “escoria de la tierra” del duque de Wellington soplaba pero daba el do de pecho.

Durante las Guerras Napoleónicas las raciones de licor abundaron. Antes de Waterloo (1815) los casacas rojas de Wellington estaban muy cansados, lo que amortiguaría el miedo, pero muchos también habían bebido. El Duque de Hierro opinaba de sus soldados, “la escoria de la tierra”, que eran una banda de borrachos y pendencieros, pero que en batalla daban la cara como los mejores. Los médicos llevaban ginebra tanto para los heridos como para compartir algún trago ocasional; y a uno de los cuadros que resistió la carga de los coraceros franceses se trasladó un barril rodando. En las últimas fases de la batalla esos soldados bebidos no fueron inmisericordes con los franceses en fuga.

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) institucionalizó las raciones de combate que contenían alcohol para las tropas del frente. Aunque el gobierno francés prohibió la absenta, a los poilus se les entregaba media botella de vino diaria. Los alemanes recibian brandy y cerveza. Los rusos mientras tanto prohibieron el vodka, para prevenir su tendencia al abuso, aunque en la Segunda Guerra Mundial se les suministró 100 gramos diarios (las tropas siberianas tenían tendencia a beberse el anticongelante de las ametralladoras y a quedarse ciegos en consecuencia).

soldado siberiano segunda guerra mundial

Soldado siberiano soviético, Segunda Guerra Mundial. Sumamente aficionados a las raciones de vodka (y a todo lo que llevara alcohol).

En el caso inglés hubo controversia acerca de si una ración diaria de ron era eficiente. Si se les preguntaba a las tropas respondian claramente que “alimentaba, calentaba y estimulaba”. En general se aceptó que en casos de fatiga y estrés extremo el ron “enviaba energía al organismo instantáneamente”. El coronel J.S.Y Rogers, del 4th Black Watch, expresó contundentemente que sin una ración de ron y otra de café antes de atacar la trinchera enemiga “no creo que hubiésemos ganado la Gran Guerra”.

Pero muchas veces ir bebido ha sido desastroso para el bando o el individuo que ha incado el codo. El 6 de junio de 1944, la noche del Día D, infantería británica a bordo de planeadores tomó intacto el puente Pegasus. Los alemanes no volaron el puente sobre el Orne porque su comandante en vez de dar la orden bebía vino con su novia francesa. O el caso en el que los príncipes rusos fueron masacrados por la Horda Azul mongola en 1377: habían ingerido tanta cerveza que murieron como patos en un estanque. El jefe supremo, Ivan Dmitriyevich se ahogó incluso antes de que llegaran a él los jinetes esteparios. La propia Troya cayó, según cuenta la leyenda, mientras los dárdanos celebraban un banquete. Los aqueos descendieron del caballo, y el resto es “historia”.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

El Banco de Semillas de Leningrado

cerco de leningrado hambre cadaveres

Durante el cerco de Leningrado (8 de septiembre de 1941-27 de enero de 1944) murieron un millón de civiles, de hambre, de frío y por la artillería enemiga.

El Banco de Semillas de Leningrado, la historia de como 13 científicos soviéticos preservaron, muriendo de hambre, la herencia genética de semillas de todo el mundo durante el Cerco de los 900 días

Resulta imposible cuantificar en el seno de un acontecimiento histórico de la talla de la Segunda Guerra Mundial, la inmensa cantidad de historias de sacrificio, entrega y heroísmo que pudieron darse en todos los bandos y que lograron resplandecer entre la espiral de sufrimiento y destrucción que provoca un acontecimiento de dichas características. Estas historias no se circunscriben siempre al ámbito militar y es menester recordar también los padecimientos de la población civil y el heroísmo con el que muchas veces se desenvuelve ante las situaciones más desesperadas.

En este caso la historia nos sitúa en la ciudad soviética de Leningrado, ciudad que albergó durante la segunda guerra mundial uno de los bancos de semillas más importantes y extensos del mundo y que fue heroicamente custodiado por un grupo de científicos que llevaron la defensa de la ciencia y el sacrificio por la patria hasta sus últimas consecuencias.
La plaza de Leningrado (San Petersburgo en la actual Rusia, antigua Petrogrado) supuso durante la Segunda Guerra Mundial un enclave estratégico de vital importancia. La ciudad, cuna de la revolución bolchevique y por tanto un bastión ideológico de la URSS, se situaba en una franja de tierra entre el mar Báltico y el Lago Ladoga, en la frontera entre la URSS y Finlandia. Tras la guerra que enfrentó a estas dos potencias, los territorios arrebatados por la URSS (a un alto coste) habían conseguido establecer una franja de tierra amplia entorno a la ciudad de Lenin.

Estación Experimental Pavlovsk

Estación Experimental Pavlovsk.

Pese a todo, y tras el ataque de Alemania sobre la URSS el arrollador avance de los ejércitos germanos pronto alcanzó la estratégica ciudad y los primeros días de Septiembre de 1941 comenzó un largo y penoso asedio que se prolongaría durante casi tres años.

En este dramático contexto un grupo de científicos protegían un inusual tesoro en las entrañas de la ciudad: un banco de semillas.

El banco pertenecía al Instituto Industrial de la Planta de toda la Unión, una institución fundada en 1921 por el biólogo botánico Nicolai Vavilov y pretendía constituir un reservorio de especies vegetales  con el fin de desarrollar híbridos y potenciar las capacidades útiles de los vegetales. Uno de los objetivos principales del banco era erradicar el hambre mediante la mejora nutritiva de las especies de consumo. Para 1940 el banco contaba con un amplísimo inventario de semillas, con miles de ejemplares de especies de todo el planeta.

cientifico vavilov sello

Nikolái Vavílov (1887-1943). Botánico ruso que identificó los centros de origen de muchas plantas cultivadas. En 1940 fue encarcelado por ser un defensor de la genética, una “seudociencia burguesa”. Murió en prisión.

Las semillas se almacenaban a unos 40 kilómetros de Leningrado, en la pequeña localidad de Pavlovsk. Tras el ataque alemán a la URSS se dio inmediatamente la orden de traslado del valioso cargamento de semillas hacia la ciudad de Leningrado y a pesar del rapidísimo avance de las divisiones alemanas se consiguió por poco poner a salvo del cargamento. El plan original era la evacuación del mismo hacia un lugar más seguro, sin embargo finalizada la primera semana de septiembre todas las vías de Leningrado habían sido cortadas por los alemanes y la ciudad totalmente aislada. El banco quedó por tanto en su almacén provisional, bajo responsabilidad de los 13 científicos que lo custodiaban.

Mientras tanto la ciudad permanecía bajo constantes bombardeos y hacía frente al frío y al hambre. La situación se tornó realmente desesperada, agravada por inviernos especialmente fríos y por los bombardeos y acoso constante de los sitiadores. Por toda la ciudad se improvisaron huertos y se racionó la comida de forma tremendamente estricta. A pesar de ello el hambre y otros padecimientos se cobraron multitud de víctimas, llegando a darse casos de canibalismo.

Las declaraciones de uno de los testigos del asedio resultan elocuentes:

“En la ciudad, ningún árbol tenía corteza por debajo de la altura que podía alcanzar el hombre de mayor estatura. La habían arrancado para hervirla y aprovechar los nutrientes que pudieran contener, y también hacían con ella un ungüento para aliviar el dolor de estómago. Toda clase de animales —perros y gatos, gorriones y cuervos, ratas y ratones— sirvieron de alimento, y más tarde incluso se consumieron sus excrementos. Se hacía caldo con los bulbos de los tulipanes robados de los terrenos del instituto de Botánica, con agujas de pino, ortigas, coles podridas, piedras cubiertas de liquen, botones de cuerno arrancados de abrigos que antaño habían sido elegantes. A los niños se les daba de comer brillantina para el pelo, vaselina, cola de pegar. De las fábricas cerradas se sustraían las correas de piel de cerdo y la cola de pescado, que luego se hervían para obtener gelatina…”

el banco por dentro

Interior de el Banco de Semillas.

Aun así el banco de semillas permaneció a salvo gracias a la guardia de los científicos, conscientes de que de ser descubierto y ante la desesperación (y el desconocimiento de su importancia) podría ser saqueado. Parece ser de hecho que tuvieron que hacer frente a algún que otro asaltante y combatir continuamente las hordas de roedores que pretendían alimentarse del copioso cargamento de semillas. Aun con todo no abandonaron su puesto en tres años en los cuales más de un millón de personas murieron en su gran mayoría de hambre y frío.

En Enero de 1944 el Ejército Rojo rompió el cerco y puso fin a 900 días de asedio. Sin embargo la liberación llegó tarde para los 13 científicos y el cargamento de semillas fue descubierto junco con los cadáveres de sus guardianes, vencidos uno a uno por el hambre custodiando toneladas de alimento.

11909775_10153066193833372_1896940563_n

La gente cultivaba sus huertos donde podía, incluso en las plazas públicas.

Alexander Shukin, Lejnovich, Olga Voskrensenkaia, Ivanov… son algunos de los nombres de estos héroes civiles de la Segunda Guerra Mundial, que no dudaron en sacrificar sus vidas en defensa del futuro de la ciencia y de su patria.

Aunque su sacrificio pueda parecer desmesurado los científicos eran conocedores de la vital importancia que tenía aquel cargamento tras el fin de la guerra y no se equivocaban.  Las semillas fueron utilizadas para replantar los campos arrasados por la guerra, empleando cada variedad de grano en el terreno y clima más acorde con lo que se consiguió optimizar en gran medida la producción agrícola de los pueblos soviéticos en la postguerra. Se calcula que casi un 80% de los cultivos soviéticos posteriores a la guerra se obtuvieron de las variedades de semillas de aquel cargamento, por lo que se puede afirmar que el sacrificio de los 13 científicos logró salvara  muchos del hambre y la devastación causadas por la guerra.

César Rodríguez Logares