La batalla de Mülhberg, el día que Iberia parió leones

carlos v retrato ecuestre tizziano

“Vine, ví y Dios venció”. Carlos V, amenazada su hegemonía imperial por una coalición protestante, reúne a sus Tercios y a sus lansquenetes y avanza hacia el corazón de Alemania, logrando la victoria decisiva que anhelaba.

El año 1547 pilló a Carlos V  peleado con media Europa, pero apoyado por su fidelísima infantería española que empezaba a forjar su leyenda en campos de batalla extranjeros. Los Tercios de Lombardía, Hungría y de Nápoles desfilaban bajo la roja y blanca Cruz de Borgoña; y los 16.000 lansquenetes alemanes, 10.000 italianos y 5.000 belgas y tudescos, bajo el águila bicéfala del Sacro Imperio. La caballería de su hermano Fernando, futuro emperador austriaco, se le unió en Núremberg, aportando tres millares de caballeros.

La reforma religiosa estaba creando una escisión no sólo religiosa, sino también política en el seno del Sacro Imperio Romano Germánico. Los opositores al emperador Carlos V formaron la Liga Smalkalda y desafiaron la autoridad imperial. Carlos y su hermano, el archiduque Fernando, se unieron para combatir contra la Liga. Los luteranos contaban con una fuerza similar comandada por Juan Federico, el elector de Sajonia, y por Felipe el Magnanimo, landgrave de Hesse.

El campesino y el emperador

piquero cruz de borgoña

Piquero español con el aspa de Borgoña al hombro.

Internándose en tierras sajonas, los arcabuceros a caballo tuvieron constancia de que las fuerzas luteranas de la Liga Smalkalda  acampaban a tres leguas de las españolas, en la villa de Mühlberg. Basándose en su experiencia del año anterior, intentó una maniobra de hostigamiento. En Ingolstad los ejércitos ya se contemplaron durante seis días, produciéndose únicamente choques parciales. Carlos V buscaba la batalla definitiva.

Los jinetes del capitán Aldana informaron de la existencia de un vado por el que franquear el Elba. El duque de Alba, general de los ejércitos en Alemania, era consciente de la peligrosidad de cruzar un paso tan bien protegido, con el enemigo apoyando firmemente los pies en la orilla opuesta. Maná del cielo le llovió al Emperador, con la forma de un joven aldeano al que los sajones habían incautado una recua de caballos. Emulando las Termópilas, este Efialtes del siglo XVI mostró a los católicos un tramo del río con poco caudal.

Si el lado imperial presentaba anchas playas y suaves pendientes, el rebelde tenía laderas escarpadas y un muro “como los que se hacen para cercar heredades ”, otorgando una gran ventaja a las mangas de arcabucería protestante . Un bosquecillo del lado germano-español guarecía la artillería emboscada que empezó a batir a los luteranos haciendo fuego de cobertura para que los españoles se metieran hasta el pecho en el rio y lo franquearan.

Descamisados y con palabras de acero

Los luteranos hostigaban la ribera imperial desde barcas donde hacían mucho fuego de arcabucería. Cristóbal de Mondragón, cansado de que los alemanes expusieran sus cuerpos como becerros en el matadero, se echó al agua dando gritos de “¡Santiago y cierra España!”. Primero fue uno, luego otro, y finalmente siete españoles se lanzaron al río con dagas en los dientes, algunos a pecho descubierto y otros más acorazados, y dieron buena cuenta de los soldados de los botes. Pasada la batalla sus cuerpos desnudos serían premiados con ropajes de terciopelo y 100 ducados por cabeza.

Por tres veces cruzaron el vado los ya debilitados ejércitos de Carlos V, y por tres veces fueron rechazados. Pero la batalla de desgaste logró su efecto, y pronto pudieron ver las espaldas de los rebeldes de Juan Federico mientras se ponían en fuga. Los imperiales traían en su bagaje pontones, que se unieron a los abandonados por el enemigo, y cruzaron el vado con decisión.

La caballería ligera húngara, la italiana, el Emperador y el aldeano pasaron el río. El Austria era generoso y premió a su informador con igual número de caballos a los que le habían robado, dos, y 100 escudos de propina.

Descalabro luterano en Mülhberg

Así formada la vanguardia se procedió en picar al enemigo en desbandada, que se revolvía a dar la cara. Caminadas tres leguas, el enemigo se detuvo y ordenó una carga de caballería propia con la que romper la avanzadilla. Los húngaros por la derecha, reforzados por los herreruelos del duque Mauricio, hicieron la primera carga sobre una manga de arcabuceros, y tras esto, el duque de Alba dio orden de que se tocaran las trompetas en señal de carga general, guiando él mismo los hombres de armas de Nápoles.

El desbarajuste en la línea enemiga puso en fuga al ejército rebelde, que fue masacrado con igual saña con la que Yahvé mató a los primogénitos de Egipto. Sus jefes, Juan Federico y Felipe I de Hesse, fueron apresados y el resto de electores expiraron el ánima en la carnicería que precedió. La Liga de Smalkalda quedó disuelta, sus jefes encarcelados en el castillo de Halle y Carlos V salió triunfante y reforzado en su poder imperial. El Emperador era magnánimo e hizo honor a su nombre al encontrarse con la tumba de Lutero, pues no permitió su profanación. El Austria dijo: “Dejadlo reposar, que ya encontró su juez. Yo hago la guerra a los vivos, no a los muertos”.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Los caballos de Corolla: una reliquia de la conquista de América

caballos de corolla manadaLa raza de equinos salvajes de la península de Corolla está seriamente amenazada. Estudios genéticos revelan que pueden provenir de una raza Ibérica extinta en el resto del mundo.

Existe una pequeña raza de caballos salvajes aislada del mundo. Son bestias de tonos castaños y negros que habitan en Corolla, una franja de tierra situada en Carolina del Norte, Estados Unidos. En verano, las playas son invadidas por turistas, pero el hinterland pertenece a unos caballos que se dice que provienen de una raza Ibérica ya extinta.

mapa corolla

Mapa de la península de Corolla.

Había un tiempo en el que manadas enteras pastaban por toda Carolina del Norte. Pero hoy no hay tantos. Su número ha descendido a unos cientos, los más conocidos recluidos en el parque federal de Shackleford Banks. La mayor manada ha crecido recientemente hasta los 140 ejemplares, y ocupa más de 3.000 hectáreas en la estrechísima península de Corolla, donde han encontrado refugio lejos de predadores naturales.

Sin embargo, su aislamiento les está llevando a un colapso genético. Si no se introducen genes frescos la subespecie de Corolla está abocada a la desaparición. Estos bellos animales tienen defensores acérrimos que están dirigiendo ruegos al Congreso para su preservación. En febrero se decidió introducir yeguas venidas de Shackleford para mezclar sangre nueva en esta vetusta manada. Activistas conservacionistas no creen que la solución sea tan fácil.

Las playas, los pastos y los bosques de Corolla son también refugio de aves migratorias en peligro de extinción, así como área de cría de tortugas marinas. Los activistas temen que si la manada crece por encima de sus posibilidades puede poner en peligro el ecosistema y que 120 seria la cantidad de caballos adecuada. Sobre la balanza pesa si unos animales deben ser preservados por encima de otros. En la arena de debate que se ha creado entre los defensores de la fauna está ganando el caballo de momento. Lazos entre los nobles brutos y el ser humano han existido durante milenios; es el animal que ha portado arados, luchado en guerras y ayudado a colonizar el mundo.

potro corolla

Dos potros Corolla trotan por la orilla.

Los equinos se extinguieron en Norteamérica hace más de 11.000 años, durante el Pleistoceno, junto a criaturas como los mastodontes, antes de ser reintroducidos por los españoles en el siglo XVI. Los caballos salvajes de Corolla provienen de estos animales que perdieron su domesticidad. Sus características físicas con espaldas cortas y patas de poca alzada les diferencian de otras razas del continente.

 Análisis de ADN publicados en Animal Genetics sugieren que puede tratarse de una especie ibérica que no existe en ningún otro lado. Una reliquia viviente. Gus Cothron, un experto en temas equinos, sostiene que para asegurar la pureza genética se debe introducir una yegua nueva cada generación, unos ocho años.

Aislacionismo genético aparte, son los turistas el mayor peligro para los caballos. Los visitantes les alimentan, les atropellan y se acercan demasiado. Los equinos son animales con un tracto digestivo muy delicado, no es extraño que todos los años muera un Corolla al consumir algo indebido, como restos de un melón. Además, si el hombre va acotando el terreno en el que pastan los caballos, la vegetación puede ser insuficiente para mantener a estos seres que llevan cinco siglos en su hábitat.

Carlos de Lorenzo Ramos

C.d.lorenz@hotmail.com

Al paso de la carne de caballo

division

Distintos cortes realizables a la carcasa de un caballo.

La carne de caballo ha pasado de estar prohibida por una bula papal (732) a ser una comida económica para las clases bajas, y hoy es plato predilecto en muchos países como Francia, sin llegar al estatus de manjar. La presencia y la retirada del mercado de carne equina rumana en precongelados, que a priori eran solo de ternera, ha hecho saltar todas las alarmas sanitarias. No hay que temer, la carne de los nobles brutos es tierna, magra y sana, siempre que pasen los controles por triquinosis.

animal trabajo

Los nobles brutos siguen siendo considerados animales de trabajo.

Hace 25.000 años el caballo era un animal cinegético, presa y no compañero, del que se obtenía carne y cuero. El caballo fue aumentando en alzada, prestando su lomo como transporte y animal de labranza, así como montura para hacer la guerra, por lo que comerlo pasó a ser considerado tabú en Occidente y Oriente Próximo.

Su domesticación comenzó hace 5.000 años. Las modernas técnicas de procesamiento han permitido el paso de las piezas en salazón a los cortes enfriados y envasados al vacio y a los congelados, así como la conservación de otros productos como vísceras, aceites y grasas.

Se come en Europa desde edades muy antiguas, sobre todo en Germania por los pueblos bárbaros de allende los limes de Roma. Cada guerra y cada hambruna ha reavivado el gusto por este animal. A Francia el apetito equino le viene de las Guerras Napoleonicas; en 1807 tras la batalla de Eylau, el cirujano-jefe del éjercito Dominique-Jean Larrey recomendó a las hambrientas tropas que despojaran de las corazas metálicas a los curassiers caídos y las utilizaran para asar la carne, condimentandola con pólvora.

war_horse_2011

La pelicula Warhorse de Steven Spielberg explora los vínculos creados entre el caballo y su jinete.

A partir de esto, la carne de caballo se hizo popular en Europa y sobre todo en Francia durante el Segundo Imperio Francés. Durante el asedio de París en 1870 y su hambruna mucha gente continuó la tradición. En otras culturas sigue viéndose el consumo de esta carne como tabú, un ultimo recurso. En la postguerra aumentó su consumo tanto en Estados Unidos como en Inglaterra al ser más barata que la carne porcina o vacuna.

Entre sus características gastronómicas destaca su bajo contenido en grasas, su consistencia aceitosa y su color amarillento, debido a la alta presencia de ácido oleico que determina su alta digestibilidad y su alto contenido en glucógeno que le confiere un sabor dulzón. Se la considera una carne saludable debido a su alto contenido en hierro, y mantiene una alta cantidad de proteínas de alto valor biológico.

Carlos de Lorenzo

Cdlorenz@hotmailcom

Point Reyes, el lugar de desembarco de Francis Drake en California

pointreyes

El secretario de interior norteamericano ha zanjado la controvertida cuestión sobre el punto exacto en el que el pirata reclamó Nueva Albión (California) para Inglaterra.

Sir Francis Drake (1540-1596) fue el terror de los mares caribeños de la época isabelina;vicealmirante, corsario, pirata a secas para una España que lo apodaba el Drake, también tuvo rol de explorador y reclamó California para Inglaterra. La controversia sobre en qué lugar de la Costa Oeste desembarcó se ha zanjado 433 años después. Tradicionalmente los historiadores han asegurado que el punto exacto era la península de Point Reyes en el norte de San Francisco. Otros apuntan a que Drake desembarcó en otros lugares de la costa del Pacífico: desde San Francisco, Oregón, la Columbia británica o incluso Alaska.

mapapointreyes

Mapa de Point Reyes.

Quién ha resuelto definitivamente la disputa ha sido elsecretario de interior estadounidense, Ken Salazar, que ha designado Point Reyes como la ensenada en la que arribó elGolden Hind de Drake. Este decretazo forma parte de una iniciativa que ha definido los 27 sitios históricos que “poseen un valor excepcional en ilustrar e interpretar la historia de Estados Unidos”. Los historiadores han apoyado la decisión de Salazar, mientras que los aficionados y los cronistas amateurs de toda la Costa Oeste “barren para casa” al asegurar que el pirata desembarcó en otros puntos

Tras saquear zonas de Brasil, el Río de la Plata, Valparaíso y 25.000 pesos de oro peruano, Drake puso rumbo al norte por la costa del Pacífico, más allá de Nueva España. ElGolden Hind necesitaba reparación urgente, por lo que el 17 de junio de 1579 tocó tierra para remozar su embarcación. La tripulación dejó clavada una placa de bronce reclamando esas tierras para la reina Isabel I y tuvo contacto con los nativos, posiblemente del pueblo Miwok. En los diarios de Drake se cuenta que encontró un buen puerto natural, protegido de los vientos del oeste y de la niebla. Drake la llamaba fogges y le recordó a Inglaterra, por lo que la llamó Nova Albión, como el antiguo nombre de Gran Bretaña. Se dice que dejó algunos hombres como colonos. El punto preciso fue alterado en los mapas para que no lo descubrieran los españoles. Realmente todo rastro se perdió cuando se quemó el palacio de Whitehall en 1698. Una vez reparado el barco zarparon rumbo a casa circunvalando mundo.

Carlos de Lorenzo

C.d.lorenz@hotmail.com

Aparece Ricardo III, el último rey inglés en morir en un campo de batalla

battleboswoth grande

Batalla de Boswoth 1485.

Se confirma que los restos hallados el pasado septiembre bajo la iglesia de Greyfriars corresponden a Ricardo III, el ultimo rey inglés en expirar el anima en un campo de batalla. Ese que murió con las palabras “¡traición, traición, traición!” en los labios. El mismo que en su ultima carga derribó al espadachín más prestigioso del reino, John Cheney; y que, ya agotado, mató al portaestandarte de Enrique VII. Se quedó a las puertas de la gloria; a una espada de distancia de su odiado enemigo pereció bajo una lluvia de mandobles. Las crónicas galesas cuentan que el golpe del hacha de Sir Wylliam Gardynir fue tan terrible que el casco de Ricardo III  (1452-1485)se hundió en su real cráneo.

El esqueleto de este combativo monarca se halló bajo el aparcamiento del ayuntamiento de Leicester. Ya se tenia constancia de que sus restos reposaban bajo la iglesia franciscana de Greyfriars,demolida durante la Disolución de los Monasterios(1536), una medida que privó al catolicismo de sus heredades, que pasaron a la Iglesia Anglicana.

La osamenta presenta heridas contraidas en combate, y la calavera tiene una gran contusiónperimortem en la nuca, la que según las crónicas le costó la vida. Se ha encontrado también una punta de flecha entre las vertebras.

Dos datos más corroboran la identidad del regio personaje: una escoliosis galopante en la columna vertebral, que hacía parecer su hombro derecho de mayor tamaño que el izquierdo, y el hecho de que está enterrado precisamente donde le ubicaban los documentos históricos. Otra tesis sostiene que sus restos fueron arrojados al río Soar durante la Disolución de los Monasterios.

Los arqueólogos de la Universidad de Leicester han llevado a buen termino unas pesquisas que apuntaban a Greyfriars. La búsqueda del monarca concluirá cuando finalmente se revelen los análisis de ADN del difunto el mes que viene, aunque las heridas y su fisionomía confirmen su identidad.

Ricardo III ha llegado a nosotros como un ser amorfo, jorobado y cojo. Pero en realidad era un combatiente formidable que, como lugarteniente en las batallas de Barnet y Tewkesbury (1471), le ganó el trono a su hermano Eduardo IV. Los años de paz le convirtieron en el hombre más poderoso de Inglaterra, acumulando los cargos deGobernador del Norte, Gran Chambelán, Condestable de Inglaterra y Lord Almirante.

The King is dead, long live the King” suele decirse cuando fallece un monarca y se nombra a uno nuevo. Cuando murióEduardo IV, la ambición de poder llevó a Ricardo a encerrar en la Torre de Londres a sus dos sobrinos, los siguientes en la línea de sucesión. Como Lord Protector les declaró ilegítimos, con la aquiescencia del Parlamento, y ejecutó al hermano de la reina por conspirar contra él. Nunca más se supo de los dos infantes recluidos, aunque en una remodelación de la Torre de Londres se encontraron los cuerpos de dos niños.

Parte de la nobleza incondicional del rey secuestrado, Eduardo V, se sublevó, apoyando aEnrique Tudor como candidato al trono de Inglaterra. La invasión desde Bretaña en 1483 fracasó, pero dos años después Enrique desembarcó con 5.000 hombres en la isla. Los dos ejércitos se vieron cara a cara en la batalla de Bosworth (1485), donde pereció Ricardo III. Su cuerpo desnudo fue expuesto en la Colegiata de la Anunciación de Nuestra Señora y después ahorcado.

Para algunos historiadores la intermitente Guerra de las Dos Rosas, entre los York y los Lancaster, tuvo su fin con la coronación de Ricardo III. Otros sostienen que fue la muerte de este lo que resolvió el conflicto. El vencedor, Enrique Tudor, pasaria a ser conocido comoEnrique VII y su blasón aunaría la rosa blanca York con la roja Lancaster. Las Dos Rosas fue una guerra civil que ha inspirado literariamente desde a Shakespeare (famosa frase es “¡mi reino por un caballo!”) hasta a George R. Martin como modelo feudal para Juego de Tronos. Si los restos de Ricardo III no fueron arrojados al río Soar, es muy posible queReino Unido haya recuperado a una figura importante en su historia.

Carlos de Lorenzo

c.d.lorenz@hotmail.com

Los húsares alados polacos

  husar alado
La página de historia Bellumartis ofrece una descripción de una de las unidades de caballería más pintorescas de todos los tiempos. Herederos de los húsares húngaros, la caballería alada polaca fue temible y vistosa a partes iguales.
Uno de los cuerpos mas espectaculares de la historia fue la caballería alada polaca, símbolo del orgullo de un pueblo que durante un tiempo controló el mayor estado de Europa, que se extendía desde el mar Báltico al mar Negro. Al contrario que en el resto de Europa, donde la caballería se fue aligerando, los polacos conservaron esta unidad pesada hasta el S.XVIII, el porqué de esta decisión se halla en la propia idiosincrasia de este pueblo.

husar alado polacoEl carácter fronterizo entre Oriente y Occidente es el origen de esta atípica unidad militar. Durante la edad media la caballería seguía los patrones occidentales de unidades pesadas armadas con lanzas, kopijnik. Pero sería con la Unión de Lublin (1569), pese a que lituanos y polacos conservaron sus propios ejércitos, cuando los nuevos aliados influyeron con sus unidades ligeras de caballería de influencia mongola a los poloneses. Pero la mayor influencia para este cambio en la concepción táctica de esta arma procede del sur, de las fronteras con el Imperio Otomano. Los serbios y húngaros durante el S.XVI resistían débilmente el ataque turco, durante décadas de lucha perfeccionaron un nuevo tipo de unidad conocido como Húsar, que sobrevivirá y evolucionará en Polonia…

Se cree que este tipo de unidad deriva directamente de los cursores, una unidad del Bajo Imperio Romano, que pervivió en Bizancio bajo el termino serbio gusar, bandido. Tras la conquista turca de Serbia en el S. XIV numerosos húsares huyeron a Hungría, donde su nombre se transformo en Huszár. Hacia 1500 numerosos serbios combaten en el ejercito polaco como mercenarios, armados con una ligera lanza y con escudo asimétrico pero sin armadura.

SONY DSC

“Con sangre y fuego”, nombre de la película sobre la vida del caudillo Taras Bulba.

Este tipo de unidad fue sustituida rápidamente por una nueva clase de húsares con armadura y sin escudo creada en Hungría por influencia de los Sipahi, los polacos le denominaban “p.p.t.d”, pancerz, przylbica, tarcza, drzewo (cota de malla, casco, escudo, lanza). Los húsares representaban más de la mitad del ejercito de Jan Tarnowski en la batalla de Obertyn (1531). Junto a estas unidades ligeras aun persistían las tropas pesadas de influencia occidental.

Pero en los años 20 del S.XVII la utilidad de los húsares se pone en duda debido a la potencia de las armas de fuego del ejército sueco de Gustavo Adolfo, por lo que se reclutaron unidades mercenarias occidentales, reduciendo a menos del treinta por ciento su peso en la caballería.

También en las luchas contra los cosacos ucranianos sus cargas con lanza eran inútiles contra las fortificaciones de vagones empleadas por los rebeldes. Pese a todo su valía contra la infantería no fue olvidada por el gran Ian Sobieski, que racionalizó el ejército, creando un gran número de compañías de húsares. Sería en la batalla de Viena en 1683 cuando los húsares tuvieron su última gran victoria, y tras la división de Polonia su papel quedo solo como elemento decorativo en los desfiles militares.

lanza husar alado polaco

Estudio del alcance de la lanza de un húsar alado polaco.

El equipamiento de estas unidades es el fruto de su propio origen fronterizo, una amalgama de elementos de distintos orígenes que les convirtió en una unidad inconfundible en los campos de batalla. En 1576 el Rey Stefan Batory, estableció que los húsares debían llevar una armadura de estilo húngaro, casco, guantes, lanza, sable, un arma de fuego y plumas y otros ornamentos para sorprender y aterrorizar a los enemigos acorde al deseo de cada capitán.La lanza era proporcionada por el estado, mientras que el resto corría a cuenta del soldado.

Este arma conocida como kopia, era hueca, reforzada con hierro en su punta y más larga ( unos 5 m o 17 pies polacos) que las de infantería por lo que podían cargar con éxito contra las lineas de picas enemigas. Atacaban en formación cerrada y a gran velocidad en unidades de 200 hombres, choragiew, manteniendo un gran maniobrabilidad lo que dificultaba la respuesta de la infantería enemiga.

Si quiere saber que ruido hacían al cargar las alas, si estas se usaban en combate o que propósito tenían, siga leyendo en BELLUMARTIS

“Húsar alado polaco” por Francisco García Campa – Bellumartis blog de historia militar