Entrevista a la ilustradora Rocio Espín Piñar

castillo-Jeres-el-Marquesado_capítulo-de-libro

Castillo de Jerez del Marquesado (s.XII).

Rocío Espin, arquitecta de profesión, consigue dar vida con sus pinceles a ciudades antiguas como la Granada del siglo XVI, Constantinopla o Babilonia

¿Quién no ha visto soldados medievales alanceando a Cristo?, ¿acaso a Helena de Troya la raptaron fantoches ataviados con plumas renacentistas?. Son anacronismos históricos que una hornada de ilustradores está comenzando a desterrar, estudiando a conciencia los vestigios arqueológicos.

Rocío Espín es una joven arquitecta que podemos incluir dentro de este género: reconstruye, con el fino trazo de sus pinceles, ciudades que ya no existen. Gracias a su trabajo tenemos una ventana abierta a la Granada del Renacimiento, a la antigua Assur o las puertas de Babilonia.

El gusto por la pintura le viene desde niña, cuando garabateaba los folios de los cuadernos del colegio. Hasta ahí es algo que hemos hecho todos; per

o ella dio un paso más y, animada por su abuelo, estudió arquitectura. Las leyes físicas que aprendió en la carrera completaron, con disciplina y esfuerzo, ese don natural por el arte que ya poseía. En la escuela de arquitectura descubrió la relevancia que tenía la expresión gráfica como herramienta de comprensión. Por ello decidió realizar un doctorado (2007) para investigar las posibilidades de la era digital aplicadas a la arquitectura.

Sus influencias van desde los grandes maestros del siglo XIX hasta los libros infantiles, pasando por los grabados de Doré o el mundo colorista del cómic. José Daniel Cabera Peña, ilustrador militar de la Edad Antigua y del medievo, también ha sido un espejo en el que poder mirarse con una admiración nacida del respeto mutuo.

Junto a él realizó el Manual del Acequiero. Dos años intensos en los que plasmaron el Parque Nacional de Sierra Nevada en acuarelas de todo tipo. Este encargo le abrió las puertas para otros proyectos de la administración como Granada Nazarí y Renacentista: 1600 de la serie Agua, Territorio y Ciudad.

Una experiencia de reconstrucción histórica que le sirvió como carta de presentación para ilustrar en Desperta Ferro, Medieval Warfare y Ancient Warfare.

Rocío nunca parte de cero a la hora de documentarse. En algunas publicaciones se encargan de ello los editores, en otras el autor le da las referencias y en otras, las más controvertidas, tiene que dilucidar que quieren realmente los autores de los textos. Aun así siempre busca por su cuenta la documentación que la permita comprender y explicar lo que se describe.

Su actual proyecto es el más ambicioso, aunque solo sea por la intención. Se trata de una guía sobre el guerrero medieval español desde el siglo X hasta el XV. El libro utilizará documentos inéditos recopilados por toda España por Bonifacio Esteban. José Cabrera Peña y ella ilustrarán un gran Atlas de la panoplia medieval española. La aportación de Rocío viene a complementar un inventario paralelo de fortificaciones que ofrezcan un marco arquitectónico de este periodo. Está estudiando el gráfismo más adecuado para la recogida y organización de estas construcciones tan variadas en escala, proporciones y estado de conservación.

Rocío planea seguir en la brecha de la reconstrucción de la antigüedad. Para ella el dibujo es mucho más exacto y comunicativo que cualquier texto escrito. En la ilustración de Granada Nazarí estuvo trabajando dos años; estudiando cada manzana de la urbe, sus caminos y templos, y las edificaciones más significativas. Pudiendo, al fin, relatar la historia de Granada en el 1600 siguiendo con el dedo la lámina. ¿y más allá quien sabe?. Se barajan ciudades perdidas como Cártago, Troya o Micenas.

Carlos de Lorenzo Ramos

Aparece la tumba de un príncipe etrusco

vasija de aceite

 

Encontrada en Tarquinia, una tumba de 2600 años de antigüedad ha aparecido casi intacta. En su interior reposa la osamenta de un noble etrusco.

La ciudad de la Loba, Roma, se alzó con orgulloso desdén durante los casi mil años que impuso su Pax. En el Tiber se decía que ser ciudadano romano era insustituible; que ser ciudadano romano era incluso mejor que ser monarca macedonio, que ser sátrapa parto, o que ser noble cartaginés. Pero en lo más recóndito de su vanidad, siempre envidiaron al misterioso pueblo que les precedió: los etruscos.

Se sabe poco de ellos, pero el 21 de septiembre se desenterró una tumba de 2600 años, que contenía los restos de un príncipe etrusco. “Es un descubrimiento único, es extremadamente raro encontrar una tumba intacta de un individuo de la élite social. Abre un importante nicho para su estudio” afirma Alessandro Mandolesi, director de la excavación.

Mandolesi y su equipo retiraron una gran losa de piedra para destapar el enterramiento en Tarquinia, a 50 kilometros de Roma, una de las siete antiguas ciudades en la región que antiguamente se conoció como Etruria.

Hay dos plataformas, una más alta que la otra, y encima de la superior reposa la osamenta de un noble. Junto al cuerpo se ha encontrado una punta de lanza de hierro, además de fíbulas en el pecho, mientras que a sus pies depositaron una pila de agua y un plato con restos de comida.  Se cree que fue un enterramiento concebido para el reposo de una pareja ya que la mesa de piedra más baja pudo contener los restos de una mujer.

arte etrusco

Arte en terracota encontrado en el templo de Veii. Los etruscos eran gente de piel morena y de constitución más recia que los otros habitantes de la península italiana.

Aunque intacto, el túmulo ha sufrido ciertos desperfectos con el tiempo, de ahí la cerámica corintia rota. Destaca una lampara de aceite colgada del muro, que ha resistido intacta desde el año 700 a.C. La tumba se ha encontrado cerca de la llamada Tumba de la Reina, lo que hace pensar a Mandolesi que el cuerpo encontrado pertenece a alguien de linaje regio.

Los etruscos eran gente amante de la diversión que enseñaron a los galos a elaborar vinos, a los romanos a construir carreteras, y que introdujeron el arte de escribir en Europa. Roma, que a la sazón reescribió la historia tanto con ellos como con Cartago, los tachó de licenciosos, pues la mujer etrusca gozaba de muchas libertades. La cultura etrusca comenzó aflorecer en etruria (Toscana, el lacio, Emilia-Romagna y Umbria) alrededor del 900 a.C. Dominaron gran parte del paísdurante cinco siglos, hasta que fueron absorbidos por Roma (300-100 a.C).

Su lenguaje no indoeuropeo se ha extinguido y no han dejado ni literatura ni documentos de su sociedad. Lo que conocemos de ellos es a través de sus cementerios. Solo las ricas y decoradas tumbas que dejaron proveen pistas para reconstruir su historia.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

El ejército macedonio

falange macedonia andrei karatchouk
Situado al norte del monte Olimpo y de Tesalia, entre el río Nestos y los montes Pidno, el pequeño reino de Macedonia comenzó su expansión  en el siglo V a.C. Tras resolver las luchas internas y las amenazas barbarás, el rey Alejandro I (498-454 a.C.) creó la unidad de caballería de los Hetairoi “compañeros”, formada por los nobles terratenientes  que tras el festival de Hetairedeia se unían en un pacto sagrado con el soberano.
Pero sería Arquelao I (413-399 a.C.) el verdadero creador del reino macedonio, reformo el ejército dotándolo de un mayor organización y estabilidad. Introdujo la infantería pesada, formada por campesinos a los que dotó de armadura Hoplita, esta unidad fue conocida como los Pezhetairoi “compañeros de a pie”. Dividió el reino en una serie de circunscripciones urbanas que servían de centro de reclutamiento, esta organización persistió hasta la desaparición de Macedonia…
pidna peter conollyTras su muerte el reino fue gobernado por una serie de reyes que fueron incapaces de controlar el reino, y fueron sucesivamente asesinados. En el año 360 tras la muerte de Perdicas fue nombrado rey Amintas IV, que era menor de edad, por lo que se nombro regente a su tío Filipo, hijo del anterior rey Amintas III. En el 357 Filipo se hace proclamar rey, destronando a su sobrino. Comienza su política de expansión territorial en Tesalia y el Épiro, se casa con Olimpia, princesa de los molosos, y recibe de dote el territorio de Tinfea.
Filipo II necesita fortalecer su reino para evitar las amenazas de las tribus del norte y de las polis griegas en el sur. En primer lugar fundo una serie de ciudades fortificadas en los lugares más conflictivos y colonias en los más ricos, como en la región aurífera del monte Pangeo. Por otra parte, realizo una serie de modificaciones en la estructura y el alistamiento del ejército. Estableció un sistema de alistamiento obligatorio, dividió las comarcas en distritos militares, las cuales debían contribuir con tres unidades: una de caballería, una de infantería ligera y otra pesada. Los soldados eran campesinos que cobraban un salario por sus servicios militares.
Inspirándose en el general ateniense Ifícrates, creó un nuevo tipo de unidad de infantería pesada, la famosa Falange macedónica. Al principio dotó a sus hombres con lanzas más largas y pesadas,la Sarissa, y de armaduras ligeras. Contrato a una serie de generales mercenarios que aportaron disciplina haciéndolos marchar con todo el equipo durante el caluroso verano fortaleciendo a sus reclutas. Esta improvisada infantería venció a las tribus norteñas, pero Filipo se dio cuenta de que para vencer a los griegos necesitaba una mejor equipación.
Francisco García Campa

Rome Total War 2: lidera a los hijos de la Loba

rome total war cartago

La saga de estrategia bélica más laureada acerca en su nuevo título al ocaso de la República romana y a los primeros días del Imperio. Creative Asembly prometía unos gráficos portentosos pero ha pecado al estrenar un juego prematuro.

Hay norteamericanos que basan su conocimiento geográfico de la vieja Europa en la saga Total War. Presumen de saber ubicar Massalia, polis griega del sur de Francia, pero Marsella les resbala al oído. Estos aficionados, que aprenden conquistando mundo, ya han adquirido el último videojuego de Creative Asembly: Rome Total War 2; que transporta al jugador al siglo II a.C y lo pone al mando de una de nueve facciones; entre las que se incluyen romanos, galos, cartagineses o egipcios. El objetivo es expandir un imperio que bordee el Mare Nostrum, y para lograrlo investigaremos tecnologías y reclutaremos ejércitos y los pondremos bajo el mando de generales ambiciosos; además de abortar luchas de poder intestinas.

rome total war teutoburgo

“Varo, ¡devuelveme mis legiones!”. El caudillo germano Arminio emboscó a las legiones romanas en el bosque de Teutoburgo, 9 d.C.

La salsa del título, lo que ha generado la expectación de propios y extraños, es el poder librar batallas que enfrenten a miles de unidades en un campo de batalla con unos gráficos majestuosos. En 1999, con el estreno de Shogun Total war, no eran más que píxeles y hoy los soldados ya no parecen manchurrones sino individuos de carne y hueso, con fisionomía y rasgos diferenciados. Pero la millonaria base de jugadores ha sido defraudada.

No es oro todo lo que reluce; Creative Asembly ha estrenado un juego plagado de bugs, y por ello ha sido duramente criticada en la semana que su juego lleva en el mercado. Es como si una empresa aficionada hubiese querido emular a la saga total war con pobre resultado. Los programadores han desilusionado a sus seguidores, que mes tras mes observaban avances muy prometedores e imágenes jugosas del juego, algo que Creative Asembly fomentaba cociendo su fiasco a fuego lento.

La curva de dificultad empieza con un prólogo orquestado entorno a batallas facilonas con las que ponerse al día con la remozada interfaz. Una vez pasado el tramite, existe la opción de comenzar el modo campaña o librar batallas históricas o aleatorias. Un detalle delicioso es la opción en estas últimas de pinchar en cualquier rincón ignoto del mapa europeo y librar ahí la batalla, con la orografía y clima propios de la zona.

rome total war mapa

El mapa de Rome Total War 2 es inmenso, se compone de 57 provincias y 183 regiones.

El mapa se divide en 57 provincias y 183 regiones. El problema es que difícilmente pueden tomarse ciudades y asegurarlas, pues basta con abandonarlas para que se subleven los oprimidos. Esto provoca que cada turno se convierta en un suplicio y que los generales cambien su oficio de conquistadores por el de bomberos: apagafuegos que deben desbaratar cinco revueltas por turno.

El Mapa Mundi, la faceta del juego dedicada al desarrollo de ciudades y tecnología, funciona como un Civilization descafeinado. Aquí el problema es el capital humano. Tus personajes conspiran, causan problemas y asesinan a sus rivales. Los rebeldes atacarán ciudades desguarnecidas, aparecerán al azar y atacarán turno tras turno a pesar de que parapetes legionarios y los disidentes no tengan posibilidad de victoria.

rome total war 2 falange egipcio

Las tropas de Cleopatra combatían en falanges, según la tradición helenica del país.

Otra de las principales quejas es el tiempo de espera entre los turnos. Existen casi 50 facciones, y cada una ralentiza el juego mientras el ordenador mueve sus fichas, forzándote a esperar de 2 a 4 minutos. Esto es especialmente estresante aquellos turnos muertos dedicados a la carrera armamentística o a la recluta de tropas frescas. ¿Quizás merece la pena tener a mano un Suetonio o un Tácito para amenizar la espera?

CA admite que incluso en ordenadores avanzados los gráficos dejan mucho que desear. Aún en un procesador i7 la vista lejana se pixela antinaturalmente, dando un aspecto que desagrada a la vista. Cuando se pula será increíble poder subir la cámara al firmamento y dirigir a tus tropas como un Dios.

De momento esa opción no es viable, y no queda sino esperar a los parches de los viernes y  al trabajo de los aficionados, que con sus Mods elevan el nivel de la Saga Total War al infinito.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

La moda espartana

edgar degas moda espartana

Jóvenes espartanos practicando ejercicios. Edgar Degas.

Aunque en la sociedad griega era muy frecuente el desnudo masculino tanto en el arte como en la vida cotidiana, tanto por razones rituales como por la tradicional separación de hombres y mujeres. Hoy vamos a conocer la indumentaria característica del ejército espartano, que le diferenciaba del resto de polis griegas.

Sería Licurgo, según Jenofonte (Lac. Pol,11,3), el que dispuso que los espartanos luciesen en combate el color carmesí, debido a que era el que menos se asemejaba a la ropa de las mujeres. Pero sería Plutarco el que se fijo en el valor de este color en el campo de batalla, causando miedo en las tropas enemigas y ocultando las heridas…

leuctra 371 ac

Batalla de Leuctra 371 a.C. Esparta pierde su hegemonía ante las ciudades griegas.

Pero los autores actuales defienden otra teoría. La producción de tejidos en esta época era lenta y costosa por lo que la mayor parte de la población tenia pocas prendas de vestir por lo que no seria extraño que llevasen sus mejores galas en el que podía ser su ultimo combate, como nos refleja Jenofonte en su obra Anabasis. En la antigüedad el carmesí era uno de los colores más caros por eso las madres y esposas fabricaban las túnicas de sus hombres en esta tonalidad para el momento crucial de la vida de un guerrero, esta práctica se convirtió posteriormente en norma por Licurgo. En el S.V a.C. aun vestían túnicas ricamente decoradas como nos reflejan una serie de bronces que representan a guerreros lacedomicos. Pero será a partir del S.IVa.C. con el ejército de Agesilao cuando se comenzó a vestir solo en carmesí.

La prenda fundamental era el chitón, una túnica lana, que era gruesa y pesada en el periodo arcaico mientras que en el clásico era mas fina y a veces era de lino. Una variedad de esta surgió en el S.Va.C. caracterizada por que una de sus dos mangas, exactamente la derecha, se dejaba caer liberando el brazo, su nombre es exomis. Tenía un origen claramente agrario para facilitar el trabajo en el campo pero era también útil en el campo de batalla ya que facilitaba el uso del arma.

300 espartanos

La novela gráfica 300, de Frank Miller, y su adaptación cinematográfica ha reavivado el interés por la militarizada sociedad espartana.

El último toque de la indumentaria era la capa, de los dos tipos de capa tradicionales griegas, la chlamys y el himation ambas eran rectangulares pero la primera se vestía sobre la túnica y la segunda sobre el cuerpo desnudo. Pero esta prenda nunca se utilizaba en combate y solo en tiempos de paz y en los desplazamientos. Los espartanos tradicionalmente utilizaban un modelo propio de himation conocido como tribon, mas corta y fina que la del resto de las polis. Los espartanos desde jóvenes utilizaban la misma capa durante todo el año como muestra de su resistencia ante las inclemencias del tiempo, incluso nos la lavaban para demostrar que solo poseían una.

espartana bronce

Bronce de una joven espartana practicando calistenia.

En cuanto al calzado como el resto de los griegos normalmente iban descalzos, como nos reflejan las obras de arte (aunque tradicionalmente se pensaba que era una convención artística), pero las fuentes literarias clásicas confirman esta costumbre. Todos los actos de la vida del granjero medio se realizaban descalzos lo que fortalecía la planta del pie, como nos recuerda Jenofonte los niños espartanos tenían prohibido calzarse con este motivo. Pese a esto en invierno se solían calzar con unas botas más por el frío que por el mero hecho de caminar. Las fuentes literarias nos describen un tipo de sandalia conocida como haplai, de una sola suela, talón abierto y de color carmesí según Polux.

Continuar leyendo en Bellumartis

Francisco García Campa

El tesoro del Carambolo, engalanados para la inmolación

carambolo

El tesoro del Carambolo apareció a tres kilómetros de Sevilla, Camas, entre dos montes, el de San Juan de Aznalfarache y el de Santa Brígida. Fue en cerro Carambolo, perteneciente a un club de tiro al pichón, donde unos obreros encontraron en 1958 un magnifico tesoro fenicio del siglo VII a.C., compuesto por 21 piezas de oro de 24 quilates.

Sirvan las palabras del primer arqueólogo en tasarlas, Juan de Mata Carriazo, para describirlas: “Son joyas profusamente decoradas, con un arte fastuoso, a la vez delicado y bárbaro, con muy notable unidad de estilo y un estado de conservación satisfactorio, salvo algunas violencias ocurridas en el momento del hallazgo”. La teoría tradicional sostiene que el ajuar era portado por un solo hombre en ocasiones solemnes.

Un estudio de Fernando Amores y José Luis Escacena defiende una hipótesis diferente: el ajuar no engalanaba a un monarca tartésico, sino a un sacerdote y a dos bóvidos destinados a inmolarse en honor a los dioses fenicios Baal y Astarté.

argantonio

El mítico rey Argantonio, con los supuestos “pectorales” del Carambolo.

La investigación, publicada en la revista de prehistoria e historia de la Universidad de Sevilla, ha pretendido así esclarecer “quién y cómo” utilizó el ajuar aúreo. Juan de Mata Carriazo, tal vez para llamar la atención sobre el tesoro, sugirió que los objetos pertenecían al legendario rey Argantonio; una táctica ya usada por Heinrich Schliemann, el descubridor de Troya, atribuyendo la mascara de oro de Micenas a Agamenón.

El argumento más solido de la tesis de Amores y Escacena se basa en que “en la Antigüedad, la dedicación de primicias a los dioses consistían en sacrificios de animales que iban normalmente precedidos de la correspondiente procesión” y que “las costumbres religiosas requerían la vestimenta adecuada para la ocasión. De ahí que los animales se engalanaran convenientemente antes de ser presentados a la divinidad”.

Una prueba más sobre la veracidad de su tesis radica en que algunos toros representados sobre vasijas tartésicas llevan una prenda en los lomos, en referencia a una banda ancha o cincha posada sobre el lomo del animal y que cae por sus flancos.

Citan el poema de Prudencio, que describe un toro engalanado para una ceremonia con “los flancos entre guirnaldas entretejidas y cuernos envainados“. Tal testimonio probaría el papel de las placas rectangulares, que descansarían sobre las “bandas” coloradas sobre la espalda del animal. Lo que serían los “pectorales” del sacerdote, corresponderían a los frontiles de la testuz de los toros, y el sacerdote luciría los brazaletes en los biceps.

hallazgo-carambolo-300x236

El tesoro es desenterrado en 1958.

La vaca aparece engalanada con el juego frontil y placas que dispone de rosetas y el toro con el que carece de ellos. El ajuar que engalanaba a la hembra sería el que muestra de forma insistente la roseta, representación gráfica de la hierofonia de la diosa madre e icono de Astarté” y por exclusión, el otro lote revestiría al macho consagrado a  Baal, que encajaría con este dios si las medias esferas constituyen alusiones solares“.

Los mismos arqueólogos mencionan la oposición de María Luisa de la Bandera, profesora de la Universidad de Sevilla, a la idea de que el tesoro fuese para adornar a los bóvidos, pues “el oro era un metal de uso exclusivo de los dioses“.

A lo que responden Amores y Escacena que “al recibir un ajuar litúrgico sobre sus cuerpos, el dogma de la época sostendría que los animales experimentaban sobre sus cuerpos una transustanciación de su condición carnal, proceso por el que se convertían en la propia divinidad”.

Carlos de Lorenzo

C.d.lorenz@hotmail.com