La creación de la seudocientífica raza aria (1880-1900)

die woge frtiz klimsch

“La ola”, escultura en mármol de Fritz Klimsch, 1940. Idealización de la mujer aria en el arte del Tercer Reich.

La raza aria es un invento de los pensadores alemanes del siglo XIX, cuyos postulados fueron capitalizados por el régimen nazi para llevar a cabo su política de exterminio

Fue el intento de sostener científicamente el origen y determinar las características de la supuesta raza aria (que significa noble en sánscrito) lo que llevó a Heinrich Himmler, líder de las SS, a financiar investigaciones para avalar su cosmovisión (y que acabó con millones de vidas). Pero el termino ario es muy anterior a su manipulación por el Tercer Reich y nace ligado a un idioma no a un “pueblo” prehistórico.

Surge en el siglo XIX a través de una línea de investigación sobre el idioma protoindoeuropeo, lengua madre común al latín, griego, persa y sánscrito (lenguas indoeuropeas intermedias). Actualmente se ha rastreado el protoindoeuropeo hasta hasta la cuenca del Mar Negro en el 3.500 a.C, y es a partir del 2.000 a.C donde encontramos rasgos de diferenciación en las lenguas provenientes de ella. A esta conclusión se ha llegado a través de análisis matemáticos2

arbol indoeuropeo

Árbol de la familia de las lenguas indoeuropeas.

Según los planteamientos seudocientíficos de los etnologos racistas del Tercer Reich la “raza superior aria” migró desde los montes Urales en dos oleadas compartiendo su cultura superior con “pueblos inferiores”, convirtiéndose en su casta dirigente y “mezclando su sangre”. Una se dirigió hacia Europa dando origen a la civilización griega y la romana y otra al sur de Asia, influenciando a los pueblos iranios e indostánicos.

Si bien los primeros académicos consideraron el termino ario como lingüístico, cultural y religioso, el novelista francés Arthur de Gobineau (1816-1882) lo elevó a categoría racial en Un ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas. Gobineau creía en la superioridad de los aristócratas sobre la gente común y de la “raza blanca” sobre las “razas amarillas y negras”. Apuntaló sus teorías como diplomático en Persia y Brasil durante el Segundo Imperio Francés.

Encontramos en sus conclusiones la base sobre la que trabajarán los posteriores apóstoles de la raza aria:

  • El factor racial es decisivo para establecer la causa de la muerte de las civilizaciones.
  • La especie humana está dividida en razas. La raza aria posee “el monopolio de la belleza, de la inteligencia y de la fuerza”.
  • Las diez grandes civilizaciones que han existido, incluyendo las tres grandes civilizaciones precolombinas, han logrado su grandeza al haber sido dirigidas por nobles arios.
  • La caída de estas civilizaciones se debió al mestizaje.
arno breker bereitschaft 1937

“Bereitschaft”, escultura en bronce de Arno Breker, 1937. Los arios poseían el “monopolio de la fuerza, de la inteligencia y de la belleza” según Gobineu.

Gobineau fue muy amigo del compositor Richard Wagner (1813-1883) que popularizó sus teorías en Alemania a través de su periodico Bayreuther Blätter (pese al sentimiento antialemán en Francia tras Sedán, Gobineau se consideraba descendiente de los francos). El compositor alemán tenía Un ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas como libro de cabecera e influyó en sus últimas operas (Parsifal, Heroismo y Cristiandad). El músico alemán y el novelista francés mantuvieron una relación epistolar durante dos años (1880-1882). Wagner manifestaba elementos nacionalistas y antisemitas en sus libretos, y eso fue aprovechado por el nacionalsocialismo.

Adolf Hitler veía en las operas de Richard Wagner un reflejo de su propia visión de la nación alemana. En un discurso de 1922 dijo que Wagner glorificaba “la heroica naturaleza teutona…la grandeza reside en lo heroico”. 3

El racismo científico es el uso seudocientífico de técnicas e hipótesis para justificar la superioridad o inferioridad racial o el clasificar individuos mediante fenotipos. Se hizo común durante el imperialismo (1880-1914), para respaldar la “supremacía blanca”.

Ya los autores clásicos constataban en sus escritos las apreciaciones o comparaciones entre ellos y los extranjeros. El arquitecto Vitrubio y experto en antropometría (Leonardo da Vinci nombró su estudio de las proporciones humanas ideales en su honor) constató que “las razas en la parte sur de la Tierra son de baja estatura, morenos, de pelo rizado y poca sangre (sic). Esta pobreza de sangre les hace tímidos ante la espada. Por el contrario la gente nacida en los países fríos están preparados para afrontar el choque de las armas con gran coraje y sin timidez“. Posiblemente se basó en la “geografía de las razas de Posidonio (135-51 a.C)

escultura richard wagner

Busto del compositor alemán Richard Wagner, figura influyente en el Tercer Reich.

Otro pensador que creía en la supremacía de los norteños fue el filosofo Arthur Schopenhauer (1788-1860). Postulaba que las culturas y civilizaciones superiores aparte de la egipcia e hindú se encuentran exclusivamente en las razas blancas, “e incluso en gente más oscura, la casta dirigente es de piel más clara que los demás y por ello debe, evidentemente, haber migrado, por ejemplo los brahmanes, los incas y los dirigentes de las islas de los mares del sur”. 5. Aunque no se conocieron personalmente, el filosofo fue la otra gran influencia de Richard Wagner.

Durante mucho tiempo se ha ligado a Charles Darwin (1809-1882) y su revolucionaria teoría evolucionista expuesta en 1859 en el Origen de las especies con la política eugenesica nazi. La realidad es que ni él ni sus discípulos, como Haeckel, influyeron en los ideologos nacionalsocialistas ya que los nazis no creían que el ser humano proviniera del mono, por lo menos los supuestos arios (más bien de los atlantes de Ultima Thule…). Es cierto que Darwin constató diferencias entre “razas civilizadas” y “salvajes”, pero aunque este era el pensamiento imperante entre la intelectualidad caucásica de la época; no fue necesariamente el camino más directo hacia Auschwitz. 6

Es a partir de 1880 cuando una nueva generación de antropólogos y lingüistas toma el relevo sobre las tesis sobre la raza aria. Aparece la denominada raza nórdica, una subraza caucásica. Theodor Poesche(1825-1899) propuso su origen en los pantanos del Prypiat, en Ucrania, pero la teoría que más caló fue la del vienés Karl Penka(1847-1912), que popularizó en origines ariacae la procedencia escandinava (Hiperborea) de los arios y sus características morfológicas: rubios, altos, de iris azul y de cabeza dolicocéfala (larga y delgada).

mapa de mercator hiperborea

Mapa de Mercator con Hiperbórea en el centro (círculo polar ártico), 1595. Una de las cunas de la supuesta raza aria.

Y llega Friederich Nietzche (1844-1900), otro invitado habitual a las sobremesas sobre nazismo. Un personaje que fue instrumentalizado tanto por anarquistas como por nacionalsocialistas, pero que sus ideas sobre el honor y el sentido del Estado calaron en el ambiente pangermanico de principios del siglo XX. Sus ideas estuvieron muy presentes entre la intelectualidad de la época (aunque no se leyeran sus libros). Hablaba en la Geneaologia de la moral (1887) de “bestias rubias” como aventureros amorales que supuestamente habían sido progenitores de las culturas creativas. Tanto esta idea como la del Superhombre fue incorporada a la tesis aria. 7

Para finalizar el siglo XIX hay que hablar del mapa racial de Europa que elaboró el antropologo francés Joseph Deniker (1852-1918). Dividía a las razas caucásicas del subcontinente en seis primarias: nórdica, atlanto-mediterránea, oriental, adriatica, ibero-insular y occidental; y cuatro secundarias: sub-nórdica, noroccidental, vistulana y sub-adriática.

mapa de las razas joseph deniker

Mapa racial de Europa elaborado por el cientifico racista Joseph Deniker, 1899.

Este mapa fue consultado por el científico racista neoyorkino Madison Grant (1865-1937) para fijar, según él, las características de la raza nórdica en el best-seller The passing of the Great Race (1916):

“De cráneo alargado, piel blanca, con pelo rubio o castaño y ojos claros. Los nórdicos habitan en los países alrededor del Mar del Norte y el Báltico e incluyen no solo los grupos escandinavos y teutones, sino también otros grupos que aparecieron en el sur de Europa y Asia y son representantes del lenguaje y cultura aria“. 8

Con este extracto del que ha sido considerado el “Manifiesto del racismo científico”, repudiado en América en los años 30 y en todo el mundo a partir de 1945 concluimos la primera parte de la creación de la raza aria.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Kortlandt, Frederik (1990). “The Spread of the Indo-Europeans” (PDF). Journal of Indo-European Studies 18 (1–2): 131–140.
3. Volker, Ulrich, 2016, Hitler: Volume I: Ascent 1889-1939, pag 47, Bodley Head
5. Schopenhauer, Arthur, Parerga and Paralipomena: Volume 2: Short Philosophical Essays, Cambridge University Press
6. http://home.uchicago.edu/~rjr6/articles/Was%20Hitler%20a%20Darwinian.pdf
7. Lincoln Bruce, Theorizing Myth: narrative, ideology, and scholarship, pag 251, Chicago University Press
8. Madison Grant, “The Passing of the Great Race”, Scribner’s Sons, 1921, p.167

Cómo matar un oso con un cuchillo

el renacido ataque oso 2

Hugh Glass, interpretado por Leonardo DiCaprio en la película El Renacido, en un mano a mano contra una osa furiosa, cuenca alta del río Misuri, 1820.

El ser humano nace aparentemente desvalido, nada en su anatomia parece representar una amenaza. Otros carnívoros poseen mandíbulas quebrantahuesos, zarpas para desgarrar la piel o una vista y olfato soberbios. Y aún así estos homínidos de metro setenta son los reyes de la cadena trófica, superdepredadores ante los cuales todos los seres vivos se someten y le sirven de alimento.

Esto es así porque sus armas más poderosas son invisibles: es su mente preclara, la capacidad de compenetrarse con otros humanos y el uso de herramientas las que le entronizan. Pero, ¿qué pasaría si se enfrentaran individualmente un humano y un oso?. Que el plantígrado despedazaría a su presa y añadiría proteínas a su dieta en el 100% de los casos.

Theodore Roosevelt

Thedore Roosevelt ataviado con ropas de trampero decimonónico, 1876. Salía a montear con la pretensión de matar un oso con su cuchillo Bowie. Él encarna el espíritu de este artículo.

Añadamos otra variable a la ecuación. ¿Y si le damos al sapiens un buen cuchillo de acero? La respuesta es que probablemente el humano acabaría en la barriga del oso de todas formas, pero no sin antes haber hincado su “variable metálica” en algún punto débil del úrsido.

Este improbable duelo, a no ser que uno se pierda por Yellowstone, puede verse en la película de Leonardo DiCaprio “El Renacido”. Una escena complicada de rodar en la que el oscarizado actor es destrozado por una osa hasta que éste consigue sajarle la arteria carótida con un cuchillo Bowie. Al igual que su contrapartida en la vida real, el trampero Hugh Glass, acaba tan cosido a zarpazos que es “dado por muerto” y enterrado vivo. Pero Glass sobrevive y emprende un viaje de venganza a través de la nada (la cuenca alta del río Misuri en 1820) para dar caza sus ex-colegas.

En el celuloide la osa surge de entre la maleza y se topa con Glass; ante el encontronazo su instinto maternal la impele a atacar inmediatamente. Como buena osa espera que sean sus cachorros los que rematen al aventurero y aprendan el noble oficio de alimentarse, ventana de oportunidad que aprovecha Glass para acuchillarla.

rambo cuchillo bowie

John Rambo es uno de esos héroes de acción del celuloide que jamás se separaba de su cuchillo Bowie.

Los osos de hoy han aprendido a evitar el contacto con las personas, pues no forman parte de su menú habitual, compuesto por un 80% de vegetales, ni comparten hábitat. Pero si un intruso (o un lector de Historiavera) decide acercarse demasiado, o el oso ha perdido su miedo al Hombre, le conviene saberse los rudimentos del manual del mata-osos.

La primera lección es evitar a toda costa el desigual enfrentamiento. Lleva siempre una campanilla cuando cruces su terreno, habla o canta, para que el oso te sienta y se marche. Si te ve en la lejanía y se acerca mantén la calma e intenta parecer lo más alto posible. Si continua rondándote significa que te considera una presa: alza el tono y no le enseñes la espalda ni en pintura. Sube los brazos para parecer más alto.

Si el oso se abalanza contra ti posiblemente sea un amago: te está tanteando. Aquí es donde el manual recomienda adoptar una posición fetal o hacerse el muerto, con los órganos vitales protegidos por el suelo y los brazos contra la nuca.

manual sobrevivir a un oso

El manual recomienda recostarse contra el suelo y proteger la nuca con los brazos. El oso puede o no marcharse.

Pero no nos engañemos, una vez el oso te ha considerado comida más te vale desenfundar ese cuchillo que te va a permitir ser la excepción de la ecuación. Correr no te va servir de nada, los osos se desplazan a 55 km/h en distancias cortas, pero puedes intentar zigzaguear hacía la salvación ya que el caniforme tiene un gran centro de gravedad y puede que el cinturazo sirva para evitar un zarpazo in extremis.

Antes de desenvainar el arma blanca contra el plantígrado quedan más cartas que mostrar, para que luego no vengan marcadas, y como el humano puede estudiarlas y el oso no, esto es una ventaja más para el sapiens. La principal baza humana es el intelecto y del oso basta con exponer los descuelles de su mortífera morfología, su comportamiento usual y con que especies extantes puedes luchar.

El Hombre cuenta con su excepcional cerebro, perfeccionado para resolver los problemas de los cazadores-recolectores durante el Pleistoceno (50.000-10.000 a.C), que iban desde como evitar el incesto a la interpretación de amenazas leyendo rostros. Es un órgano plástico que se adapta a los problemas recurrentes, y en el pasado fue común disputarles las cuevas a los osos cavernarios. En la actualidad este tipo de conocimiento no es prioritario.

osa negra

Osa negra americana protegiendo a su camada de cinco oseznos. Procura no activar su instinto maternal poniendo tierra de por medio.

La familia de los úrsidos se compone actualmente de ocho especies, divididas en tres familias, de la que solo debe atemorizarnos la de los ursinos, ya que el oso panda se alimenta exclusivamente de bambú. El rival estándar en España sería el oso pardo cantábrico, pero el candidato de consenso y el que ha protagonizado innumerables relatos de frontera es el oso negro americano. Será éste contendiente que habita desde el Yukón en Alaska a Sierra Gorda en México del que demos las estadísticas. Su “reducido” tamaño lo hace asequible, a diferencia del oso grizzly (si solo tienes un ridículo cuchillo contra un grizzly mejor encomienda tu alma al diablo o reza un padrenuestro).(*)

habitat de los osos negros americanos

Zona de combate en la que encontrar ursus americanus.

Los machos del ursus americanus pesan de media 120 kg y las hembras unos 80 kg, pero los ejemplares más poderosos pueden doblar ese peso. Estos osos no hibernan, solo permanecen aletargados, así que es complicado pillarles con la guardia baja. Cuando se yerguen sobre sus patas traseras su altura roza los dos metros, posición de fuerza desde la cual descargarán el primer zarpazo. Una vez derribada su presa, la aplastarán contra el suelo y la darán muerte con pasmosa torpeza; no les interesa morder la yugular para acabar rápidamente el trabajo, simplemente comenzará a eviscerar al animal aún vivo.

Que el bicho sea curioso y se ponga de pie no significa que le demos personalidad antropomorfa. Ahora si puedes sacar el cuhillo. Lo ideal es poder interponer un can fiel u otra persona entre ti y el úrsido, pero si no es posible, ofrécele el brazo para que lo muerda, y comienza a acuchillarle de abajo arriba una y otra vez en el cuello, bajo la quijada. Sujeta firmemente el arma para no se te escurra si golpeas bruscamente un hueso.

Es vital hacerle daño pronto, ya que si el oso se nota herido puede darse a la fuga o que la sangre deje de regarle el cerebro y se desplome. Pero esto posiblemente no ocurra ya que los osos están acostumbrados a luchar entre ellos y tienen la piel gruesa y un elevado umbral de dolor.

mark matheny caza osos

Mark Matheny sobrevivió a un ataque osuno y fundó una empresa de sprays de pimienta.

La conclusión de este artículo es palmaria: no conviene adentrarse solo en territorio ursino; es mejor evitar el enfrentamiento, y si este se produce un bote de spray de pimienta, una lanza o una escopeta recortada son más útiles que un cuchillo. Nuestros ancestros debían enfrentarse a este tipo de problemas con poco más que palos largos rematados por una punta de sílex, pero ya hace mucho tiempo que su manual del mata-osos cayó en el olvido.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

(*) Si seguís empeñados en enfrentaros a un oso grizzly, podéis intentar adquirir la armadura grizzly-proof diseñada por Troy Hurtubise para el documental de 1996 Project Grizzly (abandonó el proyecto en su versión Mk VI después de pasar cinco días a la intemperie sin conseguir que le atacase ningún oso).

project grizzly escena

Escena del documental Project Grizzly de 1996, en la que se pone a prueba la armadura anti-grizzly definitiva. PINCHA PARA VER.

 

El garabato de Gibraltar y el pensamiento abstracto neandertal

hombre de neandertal campamento burian

Campamento neandertal, por Zdenek Burian. Tradicionalmente se les ha representado como poco más que bestias.

Un simple garabato encontrado en piedra dolomita gibraltareña puede poner en el escalafón evolutivo que les corresponde a nuestros primos neandertales.

Bestias, cretinos o salvajes han sido adjetivos vertidos por los académicos contra estos humanoides de arco supraorbital marcado y faltos de mentón. Su aspecto embrutecido no casa con inventar el ajedrez, pero el interrogante de si su comportamiento era idéntico al del homo sapiens sigue en el aire: pensamiento abstracto, arte complejo, ritos funebres, planes de futuro, tecnología, y la capacidad de imaginar.

neandertal-mujer-n--644x362

Reconstrucción moderna de una mujer neandertal. No resisitieron el empuje sapien.

La clave del asunto está en la cueva de Gorham, Gibraltar, en un grabado tallado en piedra de 39.000 años. El dibujo se compone de varias líneas cruzadas en ángulo recto, marcadas con profundidad en la roca. Y aunque no podemos descifrar su significado, las marcas no son fruto del azar, sino intencionadas. Aparte del grabado existen pruebas secundarias de su sofistificación no animal; ellos fueron los primeros en enterrar a sus muertos. Inhumandoles junto a objetos de valor artístico, flores y animales, para su uso en la otra vida, demostraron capacidad de pensar en el futuro. Los investigadores deben estar doblemente atentos a partir de ahora para captar estos indicios.

No existen datos cuantitativos acerca de la capacidad de los homo neanderthalensis para entender el simbolismo y el pensamiento abstracto. Solo hay indicios en periodos o lugares concretos, por lo que no es fácil hacer una valoración objetiva. Si se extrapolan, como han hecho científicos de la universidad de Queensland, el número de comportamientos complejos aumenta desde el 160.000 al 40.000 a.C. Se discute si el motivo es la mayor complejidad social, el conocimiento acumulado o el aumento de tamaño poblacional.

grabado neandertal cueva de gorham

Grabado de 39.000 años hallado en la cueva de Gorham, en Gibraltar.

Todos los diccionarios o enciclopedias catalogan al homo sapiens (nuestra especie) como “el único animal en la Tierra que ha podido desarrollar un pensamiento abstracto, con razonamiento incluido.” Es decir que podemos racionalizar el miedo o los apetitos, buscar el placer y en definitiva abandonar el estado de naturaleza primigenio y buscar el comfort. Se contrapone a esto el análisis más minucioso de los vestigios neandertales. Se está revisando a la alza a esta especie de gran potencial evolutivo, reconociendole parte de los vicios y virtudes sapien.

Los neandertales desaparecieron paulatinamente (30.000 a.C) desplazados cuando los homo sapiens africanos, invadieron su hábitat europeo. El grabado aparece en un lugar emblemático dentro de la arqueología de esta especie: La Roca fue último enclave neandertal, de donde se extinguieron hace 24.000 años (aunque aquí hay un baile de cifras, culpa de la datación con carbono 14 de restos tan antiguos). Es en Gibraltar además donde se encontró el primer cráneo adulto en 1848, perteneciente a una mujer, 8 años antes de los vestigios “oficiales” en Alemania.

2014-09-06-EmoBuscaNeandertal

El hombre caucasico comparte entre un 1 y un 4% de genes con los neandertales. Solo unos 10.000 neandertales y sapiens llegaron a cruzarse durante un abismo de tiempo que abarcó 130.000 años de coexistencia.

La teoría más reciente acerca de su desaparición, realizada por el CSIC en la cueva asturiana de el Sidrón, apunta a que la endogamia de sus pequeños grupos, aislados por el empuje sapiens, acabó por condenarlos genéticamente, produciendo individuos incompletos. Los investigadores llegaron a esta conclusión tras analizar las primeras vertebras cervicales de tres individuos y encontrar anomalías congénitas en el atlas, la unión de la columna y el cráneo. En las poblaciones humanas actuales esa deformidad se presenta entre en un 1% y un 4%, mientras que en el Sidrón aparece en 2 de cada 3 individuos.

Otras explicaciones acerca de su evaporación física incluyen cambios climáticos (la estepa se enseñoreo de Europa), pandemias que nos precedían, la competencia feroz por los recursos disponibles o el exterminio sistemático. La teoría más bonita es la que dice que los llevamos dentro de nosotros mismos. Existen casos documentados de hibridación sapiens-neandertal, el quid de la cuestión es saber cuanto porcentaje de ADN porta el hombre caucásico (1-4%).

Merece la pena aupar de nivel a estos seres cercanos a los hombres sabios, independientemente de que pudieran expresar o no sus pulsiones. Tal vez esos garabatos geométricos eran un grito desgarrador a un mundo cambiante que no comprendían, o tal vez solo estuvieran afilando su cuchillo de hueso. Respeto ante todo: algun troglodita coló sus genes en nosotros.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

 

Tres migraciones diferentes y no una sola poblaron el continente americano hace 15.000 años

sioux

Una primera oleada migratoria a través del estrecho de Bering fue seguida por otras dos secundarias.

El ya fallecido doctor Joseph Greenberg publicó en 1987 unos estudios sobre el origen de una lengua en común usada por los pueblos amerindios que fueron calificados de “basura” por algunos sectores lingüistas durante mucho tiempo. Pero un nuevo hallazgo genético ha rescatado esta teoría, que académicamente tiene muchos flecos, con la evidencia de que hace 15.000 años los primeros humanos colonizaron el Continente americano en tres oleadas diferenciadas provenientes de Siberia. La lengua amerindia de Greenberg se correspondería con la primera migración, mientras que las otras dos, la na-dené y la esquimo-aleutiana,  coincidirían con las dos siguientes.

El nuevo estudio afirma que las poblaciones de nativos americanos provendrían de tres migraciones diferentes y no solo de una migración, según la investigación genética de los genetistas Andres Ruiz-Linares David Reach. Sus orígenes se pueden trazar 15.000 años en el pasado, cuando en Alaska el estrecho de Bering  se podía cruzar mediante un puente de hielo que dejaba paso franco.

La mayor parte del código genético de los nativos americanos pertenece a la primera migración, pero las dos subsiguientes hicieron importantes contribuciones genéticas. Basados en un estudio que ha trazado el genoma de 52 grupos nativos americanos y 17 siberianos,se concluye que la segunda y tercera oleada solo ha dejado huella en poblaciones árticas de habla esquimo-aleutiana y en los chipegüas canadienses de habla Na-dene.

greenberg_head

Jospeh Greenberg, el polémico autor de la teoría del idioma amerindio.

Reich, coautor del estudio apuntala que “el linaje asiático de estos primeros americanos es muy antiguo y difiere del linaje asiático de la segunda y tercera oleada, la que contribuyó genéticamente a esquimales y chipegüas, más relacionada con el genoma de las poblaciones actuales del Este de Asia.”

Aún comenta Ruiz-Linares “nuestro estudio arroja luz a los patrones genéticos de los hombres que se dispersaron por las Américas”. El estudio indica que los pueblos se expandieron hacia el Sur siguiendo una ruta que abrazaba la costa. Mientras avanzaban rumbo al Sur, las poblaciones se fueron asentando por el camino. Después de la separación hubo poco movimiento genético entre los grupos nativos, especialmente en Sudamérica.

Pero esta dinámica no fue siempre tan simple. Los investigadores han encontrado, por ejemplo, que los habitantes de sangre mesoamericana de Centroamérica comparten genes tanto del Sur como del Norte.

El estudio ha sido complicado, asegura Ruiz-Linares, por el hecho de que América ha sufrido el influjo de migraciones europeas y africanas desde 1942 y la pureza genética no es total debido a ese mestizaje. Aproximadamente el 8,5 del código genético de los nativos pertenece a otra raza.

Una voz discrepante con esta teoría es la de David Meltzer, de la Universidad Metodista del Sur. “Es un estudio importante, pero no la última palabra. A veces las estadísticas permiten hacer maravillosas interpretaciones, pero hay que ser precavido”, ha comentado Meltzer.

En 1987 el doctor Joseph Greenberg postuló que los lenguajes americanos proceden de un tronco común, algo que no se podía demostrar genéticamente en ese momento. Ruiz-Linares ha respondido al respecto que “muchos lingüistas han tachado el trabajo de Greenberg de basura”, pero Ruiz-Linares considera que su estudio reivindica las teorías de su predecesor. “Es un hecho que la genética se corresponde con la lengua” ha afirmado Ruiz-Linares.

El doctor Greenberg centró sus estudios en el campo de la tipología lingüística, tanto en América como en África, y propuso agrupaciones grandes para familias de lenguas ya conocidas, denominadas actualmente macrofamilias. Algunas muy controvertidas como la amerindia y la euroasiática. Estas dos últimas propuestas han encontrado mucha oposición, principalmente por los métodos que utilizó. Greenberg obtuvo su deducción por el método de comparación léxica masiva y saca la conclusión de que habría tres lenguas: la amerindia, la na-dené y la esquimo-aleutiana.

El mayor problema que plantea su teoría es el uso de fuentes oscuras y antiguas, que no se adaptaban a los estándares académicos. Muchos datos ni siquiera son verificables. Elegían la lengua con mayor parecido léxico en lugar de reconstruir adecuadamente la protolengua de la familia en cuestión. Pero no cabe duda de que este último descubrimiento es un indicio a favor para las teorías de Greenberg.

Carlos de Lorenzo

C.d.lorenz@hotmail.com

El indoeuropeo nació en Armenia hace 9.000 años

 

Según una treeteoría publicada en la revista Science, el origen de la lengua indoeuropea estaría en Anatolia y no en la estepa del Mar Negro, como se creía

El origen del idioma indoeuropeo es a día de hoy un terreno fértil de debate y repleto de teorías imaginativas, plausibles unas, descabelladas otras. El último indicio sobre el origen común del latín y el persa, del alemán y el eslavo, tendría su origen hace 9.000 años en Anatolia, en la alargada franja de tierra que es la antigua Armenia. ¿Fueron los granjeros de Asia menor los hablantes primigenios de una lengua madre que va desde Islandia a Sri Lanka?

Es una teoría que se contrapone a la tradicional. Las pruebas más sólidas atribuyen el proto-indoeuropeo a los jinetes nómadas que habitaban las estepas del Mar Negro 5.000 años atrás y que conquistaron amplias zonas de Europa y Asia.

Que los anatolios de hace 9.000 años, los primeros agricultores, expandieron su idioma, mediante la azada y no la espada, es lo que afirma Quentin Atkinson, profesor de la Universidad de Auckland. Él y sus colegas han computerizado el vocabulario y lasvariables geográficas de 100 lenguajes indoeuropeos, incluidos 20 ya extintos, y los han ubicado de forma estadística en el espacio y el tiempo. Resultado: “evidencias significativas que anteponen el origen anatolio al estepario” según afirma este científico evolucionista.

Los investigadores se basaron en los cognados comunes; es decir, en las palabras resistentes al cambio, como los pronombres, las partes del cuerpo y las relaciones familiares, y los han comparado con la posible raíz indoeuropea. El ejemplo más claro esmadre, mother (inglés), modar (persa), mutter (alemán), matka (polaco) y mater (latín), todas derivadas del protoindoeurpeo mehter. Los cálculos han tenido en cuenta 6.000 cognados derivados del vocabulario básico (fuego, agua, padre o correr y andar).

Los lingüistas otorgaron un tanto a cada palabra coincidente y un cero a aquellas que han sido sustituidas. Cada lengua tiene por tanto una puntuación, por lo que los lingüistas han podido trazar un árbol común, y discernir en que momento las ramas divergían del tronco común.

Al ordenador se le dio información geográfica acerca de la extensión actual de cada lenguaje y se le pidió que trazara el posible camino del lenguaje desde su origen. Los cálculos apuntan a Anatolia, a la franja sur bañada por el Mediterráneo. Una región que ya fue propuesta por el arqueólogo Colin Renfrew en 1987.

hipotesis-kurganica-300x183

Hipótesis kurganica.

Sin embargo, la teoría tradicional, la que piensa que el idioma se expandió desde la estepa rusa también tiene argumentos sólidos. El proto-indoeuropeo posee vocablos para rueda (wheel en inglés) y arnés(harness), palabras presentes en muchas lenguas posteriores. El indoeuropeo, por tanto, no pudo haberse fragmentado antes de la invención del carro de guerra, lo que sucedió en el 3500 A.c. Esto rompería la cadena con los agricultores anatolios.

David Anthony, arqueólogo del Colegio de Harwick, asegura que el vehículo es laevidencia clave del origen del indoeuropeo en el Mar Negro. Palabras como caballo yabeja (horse and bee en inglés) han influenciado al proto-urálico, idioma madre del finés y el húngaro. Eso sólo pudo ocurrir por el contacto cercano con las estepas del Mar Negro. Los principales candidatos de ser los padres del protoindoeuropeo son los kurgan, que habitaron esas llanuras del 5.000 al 3.000 A.c.

En un libro reciente, El caballo, la rueda y el lenguaje, el Dr. Anthony describe como la gente de la estepa desarrolló una sociedad móvil y un sistema social que les habilitó para expandirse en todas direcciones, al contrario que los agricultores sedentarios de Anatolia.

Además, continua Anthony, las palabras similares son sólo un ingrediente para reconstruir el árbol lingüístico. Se deben utilizar también la gramática y los cambios en los sonidos;elementos imprescindibles “sin los que la mesa queda coja” añade.

El doctor Atkinson, cansado de la polémica, ha respondido que sus cálculos se basan en un árbol gramatical construido por Don Ringe, un experto de la Universidad de Pensilvania, y que el origen está en Anatolia no en la estepa pontica.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com