Matar a un rey: el New Model Army de Cromwell

new model army en naseby angus mcbride

New Model Army en la batalla de Naseby, 1645. Los piadosos soldados de Cromwell fueron inclementes en la victoria.

El New Model Army fue el primer ejército moderno británico, levado por el Parlamento en 1645 para derrocar a Carlos I durante la Guerra Civil Inglesa (1642-1651)

Cuando en 1629 los parlamentarios fueron a reunirse en Westminster se encontraron las puertas candadas. El arrogante Carlos I les anuló durante 11 años hasta que necesitó dinero para sofocar la rebelión escocesa y convocó al Parlamento, que tenía la llave de los impuestos. Los Comunes le exigieron a cambio garantías constitucionales, el fin de las arbitrariedades y el nepotismo, y sumisión a las dos cámaras (comunes y lores).

El rey, que se consideraba “emisario de Dios en la tierra”, no aceptó estas imposiciones, y alzó su estandarte en Nottingham el 22 de agosto de 1642. El discurso con el que declaró la guerra a su pueblo estuvo cargado de pompa y malos empezares; Carlos hizo correcciones de última hora, que el heraldo leyó con trabas, y su estandarte fue arrancado de cuajo por una tormenta.

mapa de la gerra civil inglesa

Mapa de la Primera Guerra Civil Inglesa, 1642-1646.

Los realistas controlaban el oeste y el norte del país, mientras que los parlamentarios tenían su centro neuralgico en Londres. Durante dos años el Parlamento no pasó a la ofensiva, ya que tradicionalmente los que se oponían a reyes morían ahorcados, mientras que el monarca solo tenía que recuperar su capital (que había abandonado torpemente) y ajusticiarlos. Un sector importante prefería llegar a un acuerdo con Carlos y razonaban que “el rey sigue siendo el rey aunque pierda”.

Esta tibieza a la hora de buscar la victoria total fue contestada por un oficial de caballería sobresaliente llamado Oliver Cromwell, que en 1645 formará el primer ejército moderno inglés, el New Model Army. Cromwell criticó la dirección de la guerra del Earl de Manchester, que a pesar de su victoria en Newsbury no persiguió a los derrotados cavaliers. Expuso en el Parlamento la necesidad de aupar a oficiales por méritos, crear un ejército de soldados profesionales pagados regularmente e impedir que se compaginaran cargos políticos y militares (él quedó graciosamente exento).

ironsides

Caballería parlamentaria, apodada los Ironsides, por sufacilidad para atravesar las filas enemigas.

Hasta ese momento ambos bandos habían sufrido la inapetencia de las milicias de servir más allá de sus distritos (que los parlamentarios dividían en Asociaciones Norte, Sur, Este y Oeste).

A las ordenes de Thomas Fairfax, con experiencia en la Guerra de los Treinta Años,  el New Model Army demostró ser una fuerza eficaz, disciplinada e inusualmente motivada. Los oficiales escalaban por merito y la gente común sustituía a los “gentlemans” si estos no eran aptos para la tarea. Aún así solo 7 de los 37 oficiales pertenecían del Tercer Estado.

Además los mandos tenían responsabilidades suplementarias como administrar justicia, la adquisición de suministros o el deber de hacer buenos reconocimientos. En contraste los esfuerzos monárquicos de modernización fueron fatuos, perdidos en envidas cortesanas. Solo el principe Rupert anteponía la eficiencia militar frente a aquellos que creían que el rey debía respetar las estructuras de poder tradicionales.

El New Model Army se compuso de 22.000 soldados, de los que 15.000 eran de infantería y 7.000 de caballería, dirigida por Cromwell y apodada por el príncipe Rupert como los “ironsides” (porque parecían atravesar las filas enemigas con facilidad). Estos jinetes llevaban largos chaquetones de cuero en vez de armadura completa que hubiese ralentizado a sus monturas y basaban su estrategia en rápidos golpes por el flanco y férrea disciplina.

Esta nueva organización brilló pronto en la batalla de Naseby en junio de 1645. Cromwell impidió que su caballería persiguiera a la contraria y les demandó que se abstuvieran del pillaje, lo que le posibilitó realizar más cargas, que fueron decisivas. Los realistas lanzaron solo una acometida triunfante, y luego se desbandaron en busca de botín. Los últimos compases de Naseby derivaron en carnicería, donde los piadosos soldados de Cromwell pasaron a cuchillo a muchas mujeres y prostitutas galesas que acompañaban a los realistas. Más de 1.000 realistas perecieron y 4.500 fueron capturados.

M0011860 Portrait of Oliver Cromwell Credit: Wellcome Library, London. Wellcome Images images@wellcome.ac.uk http://wellcomeimages.org Portrait of Oliver Cromwell, Lord Protector of the Commonwealth of England, Ireland and Scotland. Shown here in armour. Mezzotint after: LelyPublished: - Copyrighted work available under Creative Commons Attribution only licence CC BY 4.0 http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/

Oliver Cromwell (1599-1658), creador del New Model Army y lord Protector de la Mancomunidad de Inglaterra.

Y es que el religioso fue otro factor importante de esta guerra, ya que el Parlamento reclutó soldados puritanos que luchaban convencidos de tener a Dios de su parte. Cromwell  atribuía sus victorias a Dios y decía que sus hombres eran un “ejército de santos”. El Catecismo del Soldado, impreso para los nuevos reclutas, se preguntaba: “¿Cuales son las principales virtudes de un soldado?”, y contestaba, “que fuese religioso y temeroso de Dios”.

Decia Philipe Warwick, secretario de Carlos I, que los soldados de Cromwell se “hallaban todos poseídos de fanatismo o tardaron poco en fanatizarse; a la cabeza de tales hombres, tenía Cromwell, como Mahoma, éxtasis y revelaciones y sabiendo el provecho que podía sacar de las disposiciones de sus hombres para llevarlos a sus fines políticos, abusó de su credulidad y les pesuadió de que servían a la causa de Dios, aun en el momento que levantaban las armas contra su rey, su representante en la tierra.”

catecismo soldado parlamentario

Catecismo del soldado, redactado por el Parlamento, para adoctrinar a los nuevos reclutas.

Destaca su valor natural, y su intrepidez, y mucha sangre fría “los vi matar a sangre fría al joven Cavendish y a otros prisioneros, después de haberles dado cuartel”. Eran más inclinados al orgullo y al fanatismo que al desenfreno y a la intemperancia. “Preferían la muerte a la huida”, es decir eran valientes por doctrina, y se acostumbraron al peligro. Eran bien pagados, se les concedía botín y ascensos “por merito”.

Tras el golpe de Naseby, del que el rey nunca se repuso, perdió en Bristol y Langport, y en 1646 depuso las armas. El ejército no fue desmovilizado y siguió politizandose. Los soldados estaban descontentos con el Parlamento por no recibir paga regular o ser enviados a sofocar la revuelta en Irlanda. De entre sus filas surgieron los levelers, que exigían casi el sufragio universal masculino y libertad religiosa. Estos agitadores serían claves en la ejecución del rey en 1648.

El New Model Army se convirtió a la postre en la rama armada de un sistema politico moderno y un movimiento religioso, y era consciente de ello. En Representation of the army, publicado por ellos en 1647, dicen “no eramos un ejército de mercenarios, contratados para servir a un arbitrario poder estatal, sino llamados y conjurados por las declaraciones parlamentarias para defender los Justos Derechos del Pueblo y sus Libertades. Fue la pasión militar, religiosa y politica de estas tropas la que ganó para el Parlamento la Guerra Civil Inglesa.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

 

Castellanos devorados por los aztecas

Magliabchanopage_73r

Codex Magliabechiano (s.XVI). Se compone de 96 páginas y muestra dioses, costumbres, ritos y creencias cosmogonícas aztecas.

Bernal Diaz del Castillo narra en su relación de la Conquista de México el trágico fin de muchos castellanos, sacrificados de forma ritual, desmembrados, y posteriormente comidos por los mexicas

La cata azteca de español incluía degustación ritual de “frentes y las orejas, lenguas y labios, los pechos y brazos y molledos, y las piernas y aun sus naturas”, mientras que el tórax y las vísceras eran despedazados como menudillos con navajas de obsidiana y ofrendados a serpientes y jaguares, que se alimentaban de los despojos ibéricos.

Así lo narra en sus memorias el Conquistador castellano Bernal Diaz del Castillo; que aduce tres motivos que legitimaban el enseñorearse de Mesoamérica; erradicar: la sodomía, la idolatría y la antropofagia. El primer argumento es falso, el segundo cierto, pues no adoraban a la “Virgen Maria y a su niño prescioso” sino a dioses crueles a los que había que regar con sangre y del tercero, considerado demoniaco, hay pruebas fehacientes, pero los expertos debaten acaloradamente acerca de sus causas.

conquistador español caballo

Los guerreros mexicas se afanaron en capturar teules y caballos vivos para el sacrificio. Los españoles peleaban sin dar cuartel.

A lo largo de muchos pasajes de su crónica, “La Verdadera Historia de la Conquista de Nueva España”, Diaz del Castillo retrata vívidamente el fin de sus compañeros. A cuarenta y tantos soldados de Pánfilo de Nárvaez que huían de Tenochtitlán tras la Noche Triste se les sacrificó de esta forma:

Hallose allí en aquel pueblo mucha sangre de los españoles que mataron por las paredes, con que habían rociado con ella a sus ídolos, y también se halló dos caras que habían desollado y adobado los cueros como pellejos de guantes, y las tenían con sus barbas puestas y ofrescidas en uno de sus altares. Y asimismo se halló cuatro cueros de caballos curtidos, muy bien aderezados, que tenían sus pelos e con herraduras, y colgadas a sus ídolos en el su cu (templo) mayor”. Y hallose muchos vestidos de los españoles que habían muerto, colgados  y ofrescidos a los mismos ídolos. Y también se halló en un marmol de una casa adonde los tuvieron presos escrito con carbones: “Aquí estuvo preso el sin ventura de Juan Yuste con otros muchos que traía en mi compañia”.

El de Medina del Campo no vio con sus ojos muchas de las crueldades que atribuye a los aztecas, como el gusto del emperador Moctezuma por la carne de muchacho. También comparaba a los indígenas aliados con una bandada de buitres, como los que seguían a los ejércitos en Europa: avidos de carroñar carne. Pero lo que si vivió, cuando asediaba Tenochtitlán junto a Hernan Cortés, fue el como los soldados castellanos eran sacrificados al atardecer en lo alto del teocali mayor entre gritos espantosos y un atronador tambor que le helaba hasta el tuétano de los huesos.

Y con unos navajones de pedernal les aserraban los pechos y les sacaban los corazones buyendo, y los cuerpos dabanles con los pies por las gradas abajo, y se comian las carnes con chimole.

guerra florida apocalypto

Escena de la película Apocalypto (2006). Ubicada en Guatemala en 1511, plasma los masivos sacrificios humanos mayas antes de la llegada de europeos.

A los teules les sacaban el corazón aun palpitante del pecho y arrojaban escalera abajo sus cuerpos, donde eran despedazados. Su carne cocida era comida por nobles, las vísceras alimentaban a las bestias del zoológico y sus calaveras eran colocadas en un altar de cráneos.

Son muchas las crónicas de la Conquista de América o los códices ilustrados que hacen referencia a estas crueldades, hoy sostenidas por la arqueología.  Desde 2006 un grupo de arqueólogos trabaja en el yacimiento de Zultepec, donde se han hallado los restos óseos de una caravana de 550 personas (españoles e indígenas), entre ellas mujeres y niños, que iban a México desde Veracruz en julio de 1520.

Tras ser emboscados por los aztecas, los españoles fueron retenidos seis meses mientras se les iba sacrificando por tandas. A las mujeres, preñadas, les abrieron los pechos y se les extrajo el corazón mientras que otros prisioneros fueron decapitados. Los restos de carne humana hervida prueban su posterior consumo.

El Estado azteca fosilizó el canibalismo, una practica tabú en occidente, dentro de una estructura cosmogónica, dando lugar al fenómeno de la Guerra Florida, en la cual los mexicas se abstenían de someter a una serie de Estados próximos, como Tlaxcala, para así capturar prisioneros y sacrificarlos a Huizilopochtli, mientras que en lugares más alejados expandían su imperio. Este terrorismo de Estado serviría además para inculcar miedo a posibles rebeldes, mantener el élan de la casta guerrera mexica y legitimar la posición de los gobernantes.

codice sacrificio humano

“Y con unos navajones de pedernal les aserraban los pechos y les sacaban los corazones buyendo, y los cuerpos dabanles con los pies por las gradas abajo, y se comian las carnes con chimole.”

Otros argumentos ecológicos explican el canibalismo ritual como una forma de las élites de obtener proteinas, tan escasas en su dieta, a pesar de la existencia venados salvajes, pecaríes, pesca lacustre, pequeños perros y guajolotes (pavos) y diversas fuentes de proteína vegetal.

A.E. Brailovsky aclara que el ser humano es un “mal conversor energético”. Nace prematuro y con una cabeza desproporcionada para dar cabida al cerebro, y necesita meses para compensar ese desarrollo extrauterino. Para crecer debe comer mucho más que otros animales. Un pavo necesitaría 3 kilos de maíz para producir 1 kilo de carne, un ser humano más de 100 para pesar ese kilo de magro (¡y 20 años!). Aplicando la lógica se deduce que no es rentable la cría de aborigen como ganado.

Sin embargo hay argumentos en contra de que los aztecas practicaran el sacrificio masivo de personas. León Portilla los compara con la teofagia cristiana, donde la eucaristía simboliza la consunción del “cuerpo y la sangre de Cristo”. Otros historiadores creen exageradas y parciales las crónicas de los frailes y conquistadores del siglo XVI, y algunos afirman que solo eran consumidos los guerreros capturados en justa lid. Bernal Diaz comenta en reiteradas ocasiones que liberaron a muchos indios cebados para ser comidos, y que los aztecas sacrificaban a jóvenes y doncellas de singular belleza, y de entre todos ellos los que más honor hacían a Huizilopochtli, eran los niños, considerados seres puros.

La antropofagia es un tema tabú en occidente y muchos americanistas prefieren estudiar otros aspectos de la avanzada civilización prehispánica, como su singular arquitectura, sus refinadas costumbres o sus perfectos calendarios.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Para saber más: Desperta Ferro Historia Moderna- La Conquista de México