El esclavismo en Esparta

espart

“Vuelve con tu escudo o sobre tu escudo” advertían las esposas espartiatas a sus maridos. La disciplina de la sociedad espartana era necesaria para someter a los mesenios, que les doblaban hasta 10 veces en número.

Esparta tenía un modelo de esclavismo llamado hilotismo  tan particular que algunos autores afirman que ni siquiera lo era, y se correspondía más a algún tipo de relación feudal.

En mi opinión, no puede suponer un modelo de feudalismo por varias cuestiones. Observando la rueda de la Historia podemos ver como los distintos modelos de producción surgen en función al desarrollo de las fuerzas productivas. Un fuerte excedente agrícola controlado por terratenientes para los que trabajaban campesinos en principio libres, luego sujetos a la protección de los primeros, da como origen un modelo de producción basado en la riqueza de la tierra y un contrato de entrega de excedente a cambio de protección militar, conocido como feudalismo.

homoioi espartano

Homoioi, los espartiatas varones mayores de 30 años que disfrutan de todos sus derechos.

En Esparta nos encontramos con un pueblo tribal de origen dorio, que se desplaza y toma por la vía de las armas los terrenos que llamaron Lacedemonia en honor (esta parte se entremezcla con la mitología) a su rey ancestral Lacón o Lacedemón (se utiliza también Laconia para nombrar el terreno). Pues bien, en este caso nos encontramos con un ejemplo de esclavismo arcaico, el esclavismo sin Estado esclavista del que hay muchos ejemplos en la antigüedad. En este caso, elementos propios de los Estados aún no están desarrollados, como son la propiedad privada o la unidad familiar estanca. Vemos entonces que el concepto de Estado se circunscribe al de tribu, todos los elementos materiales, todas las fuerzas productivas y medios de producción pertenecen a la tribu. Sin embargo la capacidad militar ha aumentado y el esclavismo comienza a implantarse, la tribu se desplaza a un asentamiento y somete a su población, es decir la esclaviza. Sin embargo las estructuras propias de los estados esclavistas avanzados aún no están determinadas y estos esclavos no pertenecen a individuos o familias, pertenecen al Estado, a la unidad ya semi-tribal de todos los componentes del pueblo en cuestión.

Por tanto nos encontramos con pueblos esclavizados en su conjunto obligados a mantener al pueblo esclavista con la producción más básica que poseen: la agricultura. Esto no es feudalismo desde luego, en el que las circunstancias que llevan al siervo a someterse al señor son otras totalmente distintas, es más bien un esclavismo arcaico sin desarrollar.

esparta-atenas

Mapa de la península del Peloponeso. En amarillo Lacedemonia y los territorios sometidos de Mesenia.

En el caso de Esparta este ejemplo se dio de forma muy elocuente y tal vez ligeramente anacrónica a finales del siglo VIII con las guerras de Mesenia. Mesenia era otro Estado esclavista que comenzaba a desarrollarse, al igual que todas las polis de la Helade, desarrollando un Estado como los que posteriormente vemos tanto en las tiranías como en las democracias esclavistas, donde existe la propiedad privada de esclavos y se consolidan elementos que dejan atrás totalmente el modelo tribal como la familia y la división total del trabajo. Pues bien, Esparta trató de solucionar los problemas a los que el desarrollo del esclavismo se enfrentaba no modificando la estructura del Estado si no a la vieja usanza, conquistando y esclavizando un territorio entero, en este caso Mesenia.

Tras la conquista de Mesenia, todos los ciudadanos mesenios pasan a formar parte de la clase hilota (que ya existía con los poblados de lacedemonia sometidos violentamente), esclavos, no de los espartanos como individuos, si no del Estado espartano. Existen ejemplos de este tipo de esclavismo en la zona del Creciente Fértil, por ejemplo el dominio que los israelitas ejercían sobre los cananeos, los amalecitas y otros pueblos de la zona tras su conquista de Canaan, que cumplía estas características con muchos paralelismos al esclavismo de Esparta en cuanto a sus métodos de represión de la clase esclavizada (el Herem judío por ejemplo es muy similar a la kripteia espartana).

Este tipo de esclavismo tiene un problema y es que los esclavos, la clase dominante, mantiene sus estructuras, no se difumina en el estado esclavista si no que constituye un “subestado” en sí misma y al estar organizada genera un peligro constante para la clase dominante. Esta situación dio como origen la militarización del Estado espartano, enfocado a crear una clase dominante formada por hombres iguales, los llamados homoioi (mantienen muchas características del tribalismo) capaces de someter a una población esclavizada 10 veces superior a ellos en número. Esto mantiene a Esparta en un “stand by” histórico, un continuo tira y afloja con su clase dominada.

hoplitas arcaicos

Combate entre hoplitas arcaicos. ilustración de Sandra Delgado para Desperta Ferro.

Aprovecharé para comentar esta magnífica ilustración.

La disposición de los combatientes lleva a suponer que la falange hoplitica aún está en desarrollo. Vemos un combate muy fluido que incluye arqueros al lado de hoplitas y el empleo de venablos.

El guerrero de la izquierda que entiendo representa al espartano, lleva un casco de bronce de tipo corintio arcaico, casco que se generalizó en los siglos posteriores en toda Grecia y sus colonias en el mediterraneo, que en este caso adorna con una cresta. Lleva una coraza de bronce campaniforme, antecesora de los característicos thorax de bronce con forma anatómica de los siglos posteriores. Las grebas de bronce también son arcaicas. Sujeta su lanza (dory) con el caracteristico “agarre alto” muy eficaz en la falange hoplítica y supongo que no tanto en este tipo de combate.

El escudo es muy interesante. Es de tipo beocio arcaico. Existe discrepancia respecto a este escudo ya que hay autores que lo consideran una convención pictorica griega tratando de representar los escudos micenicos en 8 de la epoca heroica.

El arquero, que en el caso de tratarse de la primera guerra mesenia sería un aliado cretense de esparta, lleva un arco simple.

El guerrero de la derecha y el caído llevan la misma panoplia. Un casco de tipo kegel (tambien llamado ilirio) propio de los hoplitas arcaicos, un hoplon con un rostro grotesco pintado y varias lanzas que también serían usadas como jabalinas. La coraza tambien es campaniforme.

Las espadas son de tipo micénicas, muchos mas largas que el característico xyphos griego de siglos posteriores.

César Rodríguez Logares

Mitos y errores: Los Asesinos (hassassin)

asesinos montaña

Pocos grupos en la historia poseen una leyenda tan extensa e influyente como los hassassin. La idea romántica de una secta de fanáticos entrenados en las artes del asesinato y dedicados a la expulsión de los cruzados en Tierra Santa ha despertado el interés de muchos historiadores y del mundo de la cultura (literatura, cine, videojuegos…)

El problema es que dicha leyenda es totalmente falsa. En primer lugar los hassassin no surgieron para acabar con los cruzados en tierra santa, sino para combatir a otros musulmanes. Estos supuestos asesinos surgieron en el seno de los musulmanes Ismailies, una importante minoría dentro del grupo de los chiitas. Estos ismailies han sufrido muchas escisiones a lo largo de su historia y la rama que nos atañe en este contexto es la Nizarí (a día de hoy compuesta por unos 10 millones de seguidores en todo el mundo). Pues bien, en el siglo IX con la hegemonía en el mundo musulmán de los califas abasidas de credo sunita. Los isamilíes organizaron un movimiento (de carácter religioso y político) de confrontación contra los abasidas con el fin de instalar un califato alawí.

Alamut, una de las principales fortalezas utilizadas en la Edad Media por la secta ismailí de los nizaríes.

Alamut, una de las principales fortalezas utilizadas en la Edad Media por la secta ismailí de los nizaríes.

El movimiento recibió el nombre de “dawa” (misión) y su modus operandi consistía en células formadas por misioneros que actuaban en todos los territorios del Islam. En el año 909 lograron la constitución de un califato fatimí en el norte de África que llegó a confrontar con los califas abasidas de Bagdad. La influencia de la “dawa” siguió actuando durante el siglo siguiente y constituyendo comunidades que sobrevivieron a la caida del califato fatimí, entre las que destaca la constituída en Persia, donde a diferencia del norte de África y el Levante, los fatimíes no tenían ningún tipo de influencia política. En 1094 al frente de los ismailies en Persia estaba Hasan-i Sabbah, lider que llevaba un tiempo inmerso en una política de confrontación contra los turcos selyúcidas, que se habían erigido como paladines del Islam sunita y ejercía una tremenda influencia (casi de vasallaje) sobre el califato abasida. Hasan tomó en torno al año 1090 la fortaleza de “Alamut” situada en un entorno montañoso y desde ella estableció el Estado ismailí-nizarí, apoyado por una serie red fortalezas en zonas de Persia y Siria.

o_acreed_2_3

Assasins Creed, videojuego de Ubisoft que ha despertado y alimentado aún más la leyenda negra de la secta nizarí.

Tras una serie de luchas de poder en el seno del credo ismailí, Alamut se convirtió en el cuartel general de la “dawa” y el epicentro del ismailismo-nizarismo. El Estado ismailí en Persia recibió apoyo local y se sustento en el nacionalismo persa, llegando a adoptar el farsi en vez del árabe como lenguaje religioso. Desde la fortaleza de Alamut, Hasan comenzó una estrategia de confrontación con los selyúcidas y demas sunies que consistía, dada la dispersión de sus dominios, en pequeñas comunidades que actuaban como misioneros a la vez que empleaban con frecuencia el asesinato político y las tacticas de guerrilla en contraposición con el inmenso poder selyucida. Estas misiones eran llevadas a cabo por los “fidawis”, devotos voluntarios, en las que predominaba el asesinato en lugares publicos con caracter intimidatorio.

En esa época, tanto cruzados como sunies utilizaban frecuentemente el asesinato con fines políticos pero la puesta en escena e los que realizaban los nizaríes pronto hizo que cualquier asesinato llevado a cabo en Tierra Santa o tierras del Islam se le atribuyese a ellos. Se les ha atribuido el consumo de hachís, del que según algunas fuentes provenía su nombre, aunque nunca se ha comprobado que utilizasen esta droga y de hecho los cronistas de la época los definen como individuos sobrios y siempre alerta, esperando el momento adecuado a la hora de cumplir sus objetivos. Respecto a los cruzados, en el siglo XII Hasan envió a la “dawa” a Siria para organizar a la comunidad ismailí allí existente, coincidiendo con la conformación de los Estados cruzados que pronto entraron en contacto (violento y diplomático) con la comunidad ismaili. En 1130 los ismailíes tomaron una serie de castillos en la zona. En esta situación los ismailies actuaron con mucha cautela y se aliaron en numerosas ocasiones con los francos asentados en la zona.

220px-Hassansabbah2

Hasan-i Sabbah, el Viejo de la Montaña, en un manuscrito europeo.

Entorno al año 1160, Rashidd al-Din Sinan (personaje conocido como “el viejo de la montaña”) se pone al frente de los ismailíes. Sinan consolidó la situación de los nizaríes, tejiendo una amplia red de alianzas y organizando en gran medida las comunidades nizaríes. El ascenso al poder de Saladino supuso una amenaza mayor para los ismailíes que para los cruzados y rápidamente Sinan entabló relaciones de amistad con los cruzados, con los que había confrontado durante algunos años por la posesión de algunas plazas. Las tres décadas en las que Sinan estuvo en el poder supusieron el auge de esta comunidad en Tierra santa, llevando a cabo una hábil política de alianzas tanto con musulmanes como con cruzados y la fama de los “asesinos” viene de este periodo en el que llegaron a atentar en varias ocasiones contra el propio Saladino.
En todo este periodo los califas abasidas realizaron una exhaustiva campaña de propaganda contra los ismailíes, que se remonta a la fundación del califato fatimí. Se extendieron todo tipo de difamaciones que contribuyeron enormemente a consolidar la leyenda negra de este grupo. Esta campaña derivó en la concpeción de los ismailíes como la peor de las heregías del Islam y en ese periodo comenzaron a recibir de forma sistemática el apelativo de “hashishi” que significa chusma o gentuza. Cuando los cruzados llegaron a Tierra Santa, mas avocados a la idea de demonizar el mundo musulman que de comprenderlo, fomentaron en gran medida la leyenda negra de los fatimíes, inventando sucesos entorno a los famosos asesinatos y llevando a Europa la concepción de los asesinos (palabra derivada directamente del termino peyorativo hashishi) que fue alimentada por varias generaciones de europeos que desconocían la situación real y que permaneció prácticamente inmutable hasta el siglo XX.

César Rodríguez Logares

Mujeres guerreras vikingas

Ladgerda

Ladgerda, escudera y mujer de Ragnar Lodbrok en la serie Vikings.

La existencia de mujeres guerreras vikingas ha suscitado y suscita gran controversia (y en general de todos los pueblos de la antigüedad). Se las menciona en las sagas y leyendas, pero no en las crónicas europeas 

Algunos autores se han lanzado directamente a dar por hecho la presencia femenina (incluso masiva) en las guerras de la antigua Escandinavia y la era vikinga por la recurrencia del termino Skjaldmö, que hace referencia a las doncellas escuderas en las sagas. Este término aparece tanto en las sagas y leyendas escandinavas como en otros pueblos de origen germánico como los godos (también escandinavos en este caso), en los que a veces se le da tal relevancia que nos pueda llevar a imaginar una base real que sustenta el mito.

Para analizar esto y dar una respuesta lógica y basada en la materia y no en la idea preconcebida, es necesario establecer el contexto en el que puedan darse estas situaciones en las que las mujeres tomen las armas como un guerrero mas. Los hallazgos arqueológicos y el estudio de las culturas de la antigüedad nos indica la presencia de mujeres guerreras en culturas como la escita y demás pueblos esteparios, donde aparecen ajuares de mujeres guerreras en un porcentaje muy significativo de los enterramientos y cuyo contacto con el mundo helénico casi con total seguridad inspiró el mito de las amazonas (¿tal vez un paralelismo con el proceso germánico que da lugar a las Skjaldmö?).

mujer campesina vikinga

Ama de casa escandinava. El cometido de la mujer consistía en ser dueña del hogar, cuidar de prole, ayudar en los campos y alimentar a los animales.

Nos encontramos tanto en el caso de los escitas como en el de los godos y otras tribus germánicas en sociedades con muchos aspectos tribales en las que la división del trabajo (ni siquiera por géneros) no se ha completado. Es así que las estructuras sociales obedecen a la necesidad tribal (al conjunto) y no aparece un Estado con leyes ni protocolos sólidos. La sociedad escandinava en la era de Vendel seguía este patrón, que, sobre todo entre los noruegos se extendió a la era Vikinga donde no llegó a desarrollarse por completo un estado esclavista hasta la paulatina instauración de modelo feudal importado del sur. Es así que las estructuras sociales seguían teniendo un componente tribal y no existía una división del trabajo desarrollada.

Este poso social, que podría como hemos comprobado en otras culturas dar como resultado la participación de mujeres en el ámbito de la guerra (igual que en todos los ámbitos sociales, característica que disminuye progresivamente a medida que se consolida el Estado), se ve remarcado por la mención en algunas crónicas a la presencia de mujeres en combate, que son por lo general descubiertas entre los cadáveres tras la batalla para sorpresa del enemigo (lo que nos indica que la indumentaria y el aspecto sería el mismo que el de los hombres), por la recurrencia mitológica de las skjaldmo y por algunos ajuares que sugieren el carácter guerrero de la mujer en cuestión, desde luego no al nivel de los escitas de los kurganes y seguramente de forma puntual y casi anecdótica.

La participación de las mujeres en las razzias es otra cuestión distinta. Es posible que en los conflictos entre clanes escandinavos, (reyezuelos con su banda de guerreros unidos pro relaciones gentilicias) participasen las mujeres, pero las razzias era un fenómeno social distinto que implicaba otros factores sociales que seguramente excluían a las mujeres. A esto y en mi opinion se suma el hecho de que no aparezcan mencionadas en las crónicas europeas, ya que algo que podría resultar tan escandaloso para los cronistas cristianos bien sería plasmado en sus documentos propagandísticos, aunque tampo resulta un factor determinante y es dificil saberlo con certeza

-César Rodríguez Logares