Los tanques esféricos de Stalin

ball

En 1942, en plena ofensiva alemana contra la Unión Soviética, el ingeniero ruso Mokrousov propuso el diseño de un gigantesco tanque redondo. Un arma secreta de 500 toneladas, 10 metros de altura e invulnerable al fuego enemigo.

Los tanques redondos fueron una de las ideas más descabelladas de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. El diseñador de tanques Mokrousov propuso en 1942 un tanque esférico invulnerable a los cañones enemigos y capaz de aniquilar las líneas rivales. Sin embargo el artilugio nunca salió del plano y su creador cayó en desgracia cuando sus huesos dieron a parar a un gulag.

El “protivotank”, cazatanques en ruso, del ingeniero de Kharkov jamás se construyó. El legado de la gargantúa de metal pertenece a la ciencia ficción. Nada más mostrar los planos de su aberración tecnológica fue enviado a un gulag, sin que se sepa si tuvo que ver su ingeniería poco ortodoxa en ello.

Comparativa entre el tamaño del protivotank y un tanque convencional.

Comparativa entre el tamaño del protivotank y un tanque convencional.

El vehículo fue diseñado como un tanque pesado, con la función especifica de inutilizar búnkeres y casamatas, así como blindados medios y pesados, romper las líneas enemigas y alcanzar objetivos sensibles de retaguardia, como depósitos de municiones. Su forma esférica deflectaría proyectiles, mientras que sus dos cañones de 155 mm, ocho ametralladoras coaxiales y dos cañones antiaéreos harían añicos cualquier oposición.

El tanque de forma redonda estaría dividido en tres segmentos. La zona central desplazaría al monstruo como una oruga y en su interior habría un cilindro con el motor. Es en los laterales donde encontramos el armamento pesado. Pese a su peso de 500 toneladas y 10 metros de altura sería muy manejable e inmune a ataques a la par que veloz (90 km/h)

Para propulsar el vehículo se necesitarían dos motores de gasolina de 1000 hp refrigerados por agua instalados en el segmento central, así como un pequeño motor de gasolina encargado de generar electricidad. Los dos mecanismos tenían que estar sincronizados. Todas estas dificultades tecnicas, inalcanzables para la época, acabaron con la idea en el cubo de basura de la historia.

Una revista posterior a la Gran Guerra ya especulaba con un diseño parecido.

Una revista posterior a la Gran Guerra ya especulaba con un diseño parecido.

Estaría tripulado por 8 personas: conductor, mecánico, cuatro encargados de ametralladora y dos de los cañones principales. El armamento, instalado en los flancos del vehículo, podría ser apuntado al unisono contra un mismo objetivo.

El diseño de tanques redondos no es exclusivo de la imaginación soviética, sino que rondó por la cabeza de los diseñadores de armamento del periodo de entreguerras. El Kugelpanzer, tanque esférico en alemán, fue un blindado circular planteado por los nazis como vehículo de exploración, de menor tamaño del protivotank y sin tantas pretensiones. A diferencia del diseño ruso, de este se llegó a ensamblar un ejemplar que luce orgulloso como botín de guerra en el museo de Kubinka, cerca de Moscú. Lo sorprendente radica en que el vehículo ligero fue enviado a Japón, como arma secreta cedida, y fue capturado por los soviéticos en Manchuria.

El kugelpanzer apresado en Manchuria.

El kugelpanzer apresado en Manchuria.

El Kugelpanzer se asemeja poderosamente al tanque alemán de la Gran Guerra encargado por el Ministerio de Guerra germano en 1916, cuando todavía no se sabía que forma debía tener un tanque. El diseño de carro, el Treffas-Wagen, concebido con dos “grandes ruedas” se finalizó en febrero de 1917. Solo se completó un prototipo de 18 toneladas y un gran cañón central de 20 mm. Al final le ganó la partida el A7V, de diseño más convencional.

Si Mokrousov se alzara de su tumba se sorprendería al comprobar que es en la ciencia ficción donde su idea ha fructificado. Muchos drones tienen forma ovoide: los de Oblivion o numerosos ejemplos en la Guerra de las Galaxias. No son tanques, pero especulan con el poder deflectante de una estructura curva.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

 

Un pensamiento en “Los tanques esféricos de Stalin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s