El ADN de la Mona Lisa al miscroscopio

mona lisa

La Mona Lisa es posiblemente la cara más conocida de la pintura. Desde que en 1504 Leonardo Da Vinci dibujara La Gioconda, los admiradores de la dama del retrato han salido hasta debajo de las piedras. Lisa Gheradini, la modelo capaz de sonreír tan perturbadoramente, fue exhumada el año pasado bajo el convento de Santa Úrsula, en el centro de Florencia, y ahora su código genético va a ser estudiado.

La mayor parte de historiadores coinciden en señalar a Lisa Gheradini (1479-1542),la esposa de un rico comerciante de seda, Francesco Bartolomeo del Giocondo, como la mujer de la misteriosa sonrisa. Su nombre de casada era Lisa del Giocondo, y se convirtió en monja tras la muerte de su marido. Está enterrada en el convento de Santa Úrsula desde su fallecimiento a los 63 años en 1542.

huesos mona lisa

Restos óseos correspondientes a Lisa Gheradini.

Aunque la excavación se detuvo por falta de fondos -pues había que perforar el recubrimiento de cemento que se aplicó para convertir el convento en barracones para la soldadesca- hace poco se redoblaron los esfuerzos. Y los resultados son palpables. De la fosa salió a la luz una soterrada calavera femenina, junto a fragmentos de sus vertebras y costillas.

Los viejos documentos no engañaban: el cuerpo de Lisa reposa en una cripta a la que se accede a través de una puerta y una escaleraSilvano Vinceti, a cargo de la excavación, no está seguro de que la osamenta pertenezca a un mismo individuo, por lo que se le extraerá ADN para compararlo con el de sus hijos, enterrados en las proximidades.

Una vez verificada su identidad, se procederá a reconstruir la cara del cráneo para intentar sacar la Mona Lisa que puede haber detrás. El profesor Vincenti es el mismo que el año pasado aseguró que bajo los ojos de la Mona Lisa, a la luz de un potente microscopio, se podían observar las iniciales de su nombre.

excavacion mona lisa

Los arqueólogos han tenido que perforar un suelo de cemento.

Los restos, de probarse verdaderos, echarían por tierra las rocambolescas hipótesis que ubican tras la efigie de La Gioconda a un joven varón, o incluso el propio Leonardo. Otras suposiciones sitúan a Lisa en la vecindad del genio y aseguran que la mujer estaba en estado de buena esperanza.

El oleo fue adquirido por Fancisco I de Francia a principios del XVI y actualmente se exhibe en el Louvre de París, vigilado por potentísimas medidas de seguridad. Sobre una tabla de álamo de 77×53 cm Leonardo Da Vinci consiguió el ejemplo más logrado del sfumato. El cuadro sufrió un robo en 1911, y se ha copiado infinitas veces, inspirando toneladas de arte. El retrato de la Mona Lisa ha traspasado fronteras, convirtiéndose en un icono pop, usado frecuentemente para la parodia. Millones de visitas visitan cada año a la dama de la sempiterna sonrisa.

En el quattrocento Florencia se encontraba entre las ciudades más ricas y grandes de Europa, sin embargo la distribución de la riqueza era dispar. Lisa Gheradini se crió en un ambiente de clase media acomodada. Su padre poseía seis granjas en la región de Chianti, productoras de trigo, vino, aceite de oliva y ganado. Lisa era la mayor de siete hijos por lo que su padre la casó todavía adolescente, a los 15 años, con el mercader de telas Fransico di Bartolomeo Giocondo, aportando una dote considerable.

leonardo

Leonardo da Vinci.

Francesco pasó del comercio a ejercer cargos gubernamentales en Florencia, y en 1512 fue elegido como Signoria del Dodici Buenominiel órgano de gobierno florentino. Murió a causa de la peste en 1538. Francesco amaba a su mujer, por lo que le devolvió su dote y la aprovisionó con los bienes necesarios para el futuro. El gobernante dedicó estas bonitas palabras a su esposa en el testamento: “Dado el afecto y amor del testador hacia Mona Lisa, su querida esposa; en consideración del hecho que Lisa siempre ha actuado como una esposa fiel y con espíritu noble; deseando que ella posea todo lo que necesite…”. Sin embargo, lo mejor que pudo hacer este amante esposo fue pagar el cuadro por el que Lisa Gheradini será recordada. Eternamente.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s