“Bulldog aturdido”: El retrato del Premier que lady Churchill quemó

churchill sutherland

Winston Churchill tenía un gran concepto de sí mismo; bajo su mandato Gran Bretaña afrontó la Segunda Guerra Mundial, el mayor desafío para la isla desde que los normandos vencieran en Hastings. En 1954, para conmemorar el 80 cumpleaños del reelecto Premier, la Cámara de los Comunes y los lords británicos le obsequiaron un retrato pintado por Graham Sutherland. Lo que plasmó el artista neoromántico fue un Churchill decrepito y abotargado, una triste sombra incapaz de posar quieta. No pasó mucho tiempo antes de que lady Churchill ordenara al jardinero que prendiera fuego a la obra maestra.

churchill posado

Winston Churchill era incapaz de permanecer quieto ante el caballete de Sutherland.

Churchill(1874-1965) confesó del cuadro: “parecía la imagen de un bulldog aturdido.; que el retrato mostraba a un anciano quejumbroso y no al estadista que se había enfrentado a Hitler”. Posiblemente le gustase más la fotografía que captaron de él agarrando una metralleta Thompson, al más puro estilo gangsteril, durante su visita a las defensas costeras de Hartlepool en 1940. Esa imagen le vendía como un líder, mientras que el homenaje de Sutherland desvelaba su penoso aspecto tras la apoplejía que sufrió en 1951. En círculos de confianza el Primer Ministro bromeaba al decir que la postura le recordaba vagamente a la de un excusado. “Parece que estoy teniendo una deposición complicada” comentaba con flema, para disgusto de su mujer, Clementine.

Sutherland hizo muchos trabajos preparatorios para inmortalizar al Primer Ministro; el más famoso de ellos está colgado en el National Portrait Gallery. En algunos esbozos viste la túnica de la Orden  de la Liga, lo cual influyó en el nivel de expectación de lady Clementine. En su lugar, la insistencia de los comisionarios, lords y parlamentarios, obligó a Sutherland a decantarse por el atuendo propio de la Cámara de los Comunes.

churchill thompson 31 julio 1940 hartlepool

Hartlepool, 1940. El Premier sostiene un subfusil Thompson al más puro estilo Chicago.

Otra complicación fue la imposibilidad de Churchill de mantenerse quieto en una misma pose, debido a su edad y al reciente derrame cerebral. Sutherland palió ese problema basándose en una fotografía tomada por Elsbeth Juda.

Si bien la efigie conservaba cierto halo de autoridad, la gente opinaba que el Premier se asomaba triste y aturdido. Nada que ver con el hombre que advirtió de la amenaza del Telón de acero. De aquel que animó al pueblo inglés a resistir el bombardeo de Londres, en 1940 solo ante Hitler. Ni rastro del que intentó noquear, de forma desastrosa, al imperio otomano en Gallipolli para acortar la Gran Guerra; y aun más leve es la semejanza con aquel apuesto joven que cubrió la Guerra de los Boérs como corresponsal.

En el acto de inauguración del infame retrato, en diciembre de 1954, el anciano político se mordió la lengua y dijo: “es un ejemplo remarcable de arte contemporáneo”. La procesión iba por dentro. Lady Clementine fue más allá, al afirmar que Sutherland había pintado un “gran monstruo” y prohibió que la pintura viera la luz del día.

esbozo churchill

Boceto final del rostro.

El retrato desapareció de la residencia de los Churchill en Chartwell poco después de ser entregado, pero la leyenda de su destrucción nació tras la muerte de Clementine Churchill en 1977. Se descubrió que la pareja del mandatario había ordenado al jardinero que prendiera fuego a la obra maestra sobre el césped.

Bob ogley, historiador de Kent, investigando su desaparición en 2003, dio con la figura del jardinero Ted Miles, un fiel sirviente que durante muchos años vivió en Puddledock Cottages. Supuestamente fue él quien llevó a cabo el vandalico acto de destrucción.

El historiador cree que nadie en su sano juicio quemaría una obra de Sutherland valorada en 1 millón de libras esterlinas y que el jardinero debió esconderla en un cobertizo. A día de hoy, la infame pintura copa los rankings de obras perdidas que no “disfrutamos”.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

La moda espartana

edgar degas moda espartana

Jóvenes espartanos practicando ejercicios. Edgar Degas.

Aunque en la sociedad griega era muy frecuente el desnudo masculino tanto en el arte como en la vida cotidiana, tanto por razones rituales como por la tradicional separación de hombres y mujeres. Hoy vamos a conocer la indumentaria característica del ejército espartano, que le diferenciaba del resto de polis griegas.

Sería Licurgo, según Jenofonte (Lac. Pol,11,3), el que dispuso que los espartanos luciesen en combate el color carmesí, debido a que era el que menos se asemejaba a la ropa de las mujeres. Pero sería Plutarco el que se fijo en el valor de este color en el campo de batalla, causando miedo en las tropas enemigas y ocultando las heridas…

leuctra 371 ac

Batalla de Leuctra 371 a.C. Esparta pierde su hegemonía ante las ciudades griegas.

Pero los autores actuales defienden otra teoría. La producción de tejidos en esta época era lenta y costosa por lo que la mayor parte de la población tenia pocas prendas de vestir por lo que no seria extraño que llevasen sus mejores galas en el que podía ser su ultimo combate, como nos refleja Jenofonte en su obra Anabasis. En la antigüedad el carmesí era uno de los colores más caros por eso las madres y esposas fabricaban las túnicas de sus hombres en esta tonalidad para el momento crucial de la vida de un guerrero, esta práctica se convirtió posteriormente en norma por Licurgo. En el S.V a.C. aun vestían túnicas ricamente decoradas como nos reflejan una serie de bronces que representan a guerreros lacedomicos. Pero será a partir del S.IVa.C. con el ejército de Agesilao cuando se comenzó a vestir solo en carmesí.

La prenda fundamental era el chitón, una túnica lana, que era gruesa y pesada en el periodo arcaico mientras que en el clásico era mas fina y a veces era de lino. Una variedad de esta surgió en el S.Va.C. caracterizada por que una de sus dos mangas, exactamente la derecha, se dejaba caer liberando el brazo, su nombre es exomis. Tenía un origen claramente agrario para facilitar el trabajo en el campo pero era también útil en el campo de batalla ya que facilitaba el uso del arma.

300 espartanos

La novela gráfica 300, de Frank Miller, y su adaptación cinematográfica ha reavivado el interés por la militarizada sociedad espartana.

El último toque de la indumentaria era la capa, de los dos tipos de capa tradicionales griegas, la chlamys y el himation ambas eran rectangulares pero la primera se vestía sobre la túnica y la segunda sobre el cuerpo desnudo. Pero esta prenda nunca se utilizaba en combate y solo en tiempos de paz y en los desplazamientos. Los espartanos tradicionalmente utilizaban un modelo propio de himation conocido como tribon, mas corta y fina que la del resto de las polis. Los espartanos desde jóvenes utilizaban la misma capa durante todo el año como muestra de su resistencia ante las inclemencias del tiempo, incluso nos la lavaban para demostrar que solo poseían una.

espartana bronce

Bronce de una joven espartana practicando calistenia.

En cuanto al calzado como el resto de los griegos normalmente iban descalzos, como nos reflejan las obras de arte (aunque tradicionalmente se pensaba que era una convención artística), pero las fuentes literarias clásicas confirman esta costumbre. Todos los actos de la vida del granjero medio se realizaban descalzos lo que fortalecía la planta del pie, como nos recuerda Jenofonte los niños espartanos tenían prohibido calzarse con este motivo. Pese a esto en invierno se solían calzar con unas botas más por el frío que por el mero hecho de caminar. Las fuentes literarias nos describen un tipo de sandalia conocida como haplai, de una sola suela, talón abierto y de color carmesí según Polux.

Continuar leyendo en Bellumartis

Francisco García Campa

El ADN de la Mona Lisa al miscroscopio

mona lisa

La Mona Lisa es posiblemente la cara más conocida de la pintura. Desde que en 1504 Leonardo Da Vinci dibujara La Gioconda, los admiradores de la dama del retrato han salido hasta debajo de las piedras. Lisa Gheradini, la modelo capaz de sonreír tan perturbadoramente, fue exhumada el año pasado bajo el convento de Santa Úrsula, en el centro de Florencia, y ahora su código genético va a ser estudiado.

La mayor parte de historiadores coinciden en señalar a Lisa Gheradini (1479-1542),la esposa de un rico comerciante de seda, Francesco Bartolomeo del Giocondo, como la mujer de la misteriosa sonrisa. Su nombre de casada era Lisa del Giocondo, y se convirtió en monja tras la muerte de su marido. Está enterrada en el convento de Santa Úrsula desde su fallecimiento a los 63 años en 1542.

huesos mona lisa

Restos óseos correspondientes a Lisa Gheradini.

Aunque la excavación se detuvo por falta de fondos -pues había que perforar el recubrimiento de cemento que se aplicó para convertir el convento en barracones para la soldadesca- hace poco se redoblaron los esfuerzos. Y los resultados son palpables. De la fosa salió a la luz una soterrada calavera femenina, junto a fragmentos de sus vertebras y costillas.

Los viejos documentos no engañaban: el cuerpo de Lisa reposa en una cripta a la que se accede a través de una puerta y una escaleraSilvano Vinceti, a cargo de la excavación, no está seguro de que la osamenta pertenezca a un mismo individuo, por lo que se le extraerá ADN para compararlo con el de sus hijos, enterrados en las proximidades.

Una vez verificada su identidad, se procederá a reconstruir la cara del cráneo para intentar sacar la Mona Lisa que puede haber detrás. El profesor Vincenti es el mismo que el año pasado aseguró que bajo los ojos de la Mona Lisa, a la luz de un potente microscopio, se podían observar las iniciales de su nombre.

excavacion mona lisa

Los arqueólogos han tenido que perforar un suelo de cemento.

Los restos, de probarse verdaderos, echarían por tierra las rocambolescas hipótesis que ubican tras la efigie de La Gioconda a un joven varón, o incluso el propio Leonardo. Otras suposiciones sitúan a Lisa en la vecindad del genio y aseguran que la mujer estaba en estado de buena esperanza.

El oleo fue adquirido por Fancisco I de Francia a principios del XVI y actualmente se exhibe en el Louvre de París, vigilado por potentísimas medidas de seguridad. Sobre una tabla de álamo de 77×53 cm Leonardo Da Vinci consiguió el ejemplo más logrado del sfumato. El cuadro sufrió un robo en 1911, y se ha copiado infinitas veces, inspirando toneladas de arte. El retrato de la Mona Lisa ha traspasado fronteras, convirtiéndose en un icono pop, usado frecuentemente para la parodia. Millones de visitas visitan cada año a la dama de la sempiterna sonrisa.

En el quattrocento Florencia se encontraba entre las ciudades más ricas y grandes de Europa, sin embargo la distribución de la riqueza era dispar. Lisa Gheradini se crió en un ambiente de clase media acomodada. Su padre poseía seis granjas en la región de Chianti, productoras de trigo, vino, aceite de oliva y ganado. Lisa era la mayor de siete hijos por lo que su padre la casó todavía adolescente, a los 15 años, con el mercader de telas Fransico di Bartolomeo Giocondo, aportando una dote considerable.

leonardo

Leonardo da Vinci.

Francesco pasó del comercio a ejercer cargos gubernamentales en Florencia, y en 1512 fue elegido como Signoria del Dodici Buenominiel órgano de gobierno florentino. Murió a causa de la peste en 1538. Francesco amaba a su mujer, por lo que le devolvió su dote y la aprovisionó con los bienes necesarios para el futuro. El gobernante dedicó estas bonitas palabras a su esposa en el testamento: “Dado el afecto y amor del testador hacia Mona Lisa, su querida esposa; en consideración del hecho que Lisa siempre ha actuado como una esposa fiel y con espíritu noble; deseando que ella posea todo lo que necesite…”. Sin embargo, lo mejor que pudo hacer este amante esposo fue pagar el cuadro por el que Lisa Gheradini será recordada. Eternamente.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

La belleza de la guerra: el arte de Cabrera Peña

batalla de alesia

Alesia. Siglo I a.C. Las tropas de Julio César circunvalan a los galos de Vercingetorix.

Entrevistamos al pintor militar Jose Daniel Cabrera Peña que se ha especializado en recrear la Historia Antigua y medieval.

Jose Daniel Cabrera Peña es el nombre de un ilustrador militar español que suena con fuerza desde que comenzó a ilustrar Desperta Ferro , una revista especializada en Historia medieval y Antigua con la que saltó a la fama. En dos años ha pasado del anonimato a trabajar en la prestigiosa publicación británica Osprey, no en balde compagina dibujos preciosistas con la más rigurosa recreación histórica. También ha colaborado en la revista Medieval Warfare y en Figure International.

Actualmente está enfrascado en un ambicioso proyecto junto a Rocío Espín y Bonifacio Esteban, en el que están recorriendo toda España en busca de vestigios, armas y sepulcros que les permitan realizar un gran volumen sobre el guerrero español desde el año 1000 al 1500. Es un terreno poco explorado y sobre el cual hay un impresionante caudal de documentación sin trabajar. Historiavera ha entrevistado a uno de esos grandes ilustradores que nos permiten revivir como si estuviéramos presentes hechos que hace tiempo cayeron en el olvido. La brújula cromática es su web actualizada periódicamente con nuevos proyectos.

P- Háblanos un poco de ti, como entraste a trabajar en un sector tan especial como es el de la ilustración militar.

Siempre me atrajo el dibujo. Durante la infancia  lo tomé como un medio para ensuciar  libros de texto, con desidia y distancia. He dibujado muy poco antes de hacerlo profesionalmente. Pasé la primera juventud leyendo los comics de mi hermano mayor, jugando al ordenador y viendo películas , empachándome de fantasías y  ficciones. De vez en cuando decía a mi gran amigo Pepico : ” la historia ha visto pasar ante sus ojos sucesos de todo tipo, sería mas que suficiente para inspirar cualquier relato”.  Descubrí que ilustradores  como  Turner o McBride daban forma a esa realidad. Sus ilustraciones a veces informales me parecían mas auténticas que costosas escenografías de Hollywood. Estos dos tipos  me inocularon una compulsión por fabricar esos muñecos que no existían cuando era niño y vestirlos con armaduras en miniatura.

aljubarrota cadaveres

Aljubarrota después de la batalla entre portugueses y castellanos.

Tendría  29 años e imaginé mi vida de otro modo y deseé pintar de nuevo. En mi juventud tuve miedo a mirarme en el espejo de los enormes talentos que hay en el mundo,  a ser mediocre. El mercado para artistas de este tipo es global; está disponible para el mejor, sea mongol, español o británico. La competencia es  salvaje y la meta es la excelencia. Las palabras del Merlín de Boorman: “Recuerda chico, siempre hay alguien mejor que tu”, me hicieron entender que la esencia de esos miedos es la vanidad, puesto que sólo se encarnan en quien desea ser el mejor. Descubriendo mi vocación, supe que lo haría (fuese bien o mal), con trabajo. Y no tuve miedo. Me daba mas vértigo agotar la vida habiendo nunca intentado cumplir ese deseo que intentarlo y fracasar. Hay muchas personas con más talento,  se trata de qué estas dispuesto a hacer para superar a los mejores en su propio terreno.

P- Recientemente has pasado de ilustrar Desperta Ferro a trabajar en Osprey. ¿Vas a seguir colaborando en la revista española?

Es más interesante la historia de Desperta Ferro (que comenzó por el empuje de tres editores empapados de ganas de hacer con sus manos la revista que no encontraban en las estanterías), que mi aterrizaje en Osprey,  pero ahora carezco de tiempo para dedicarme a todo lo que desearía.

Osprey es una gran editorial, pero aceptan a cualquiera que les ofrezca lo que necesitan en el momento oportuno.  Puesto que hay muchos artistas mejores, es cuestión de ponerse en manos de Dios y seguir trabajando.  A los editores de Osprey les diría “gracias”, porque no hay razón objetiva para ofrecerme a mi la apertura del nuevo sello editorial “Osprey Adventures” y no a otro.

P- Un buen artista tiene sus puntos flacos y sus puntos fuertes. ¿Cuál seria tu talón de Aquiles?

392_max

En la actual Siria se libró la batalla de Kadesh entre Egipto y el imperio hitita. 1274 a.C.

R- ¡El dibujo! Soy un pésimo dibujante, pero no soy mal pintor.  Siempre pensé que se dibuja con el cerebro y se pinta con los ojos. Necesito muchas referencias para componer  escenas; ese proceso es un pedregal y ocasionalmente paso por crisis de exasperación pero después disfruto del color.  Ahora sólo presto ojos a pintores del XVII y el XIX. El dibujo está lleno de análisis, síntesis y conceptualización de la que soy incapaz

P- Parece que de momento te estas especializando en la Edad Media y el mundo antiguo. ¿Te interesaría ilustrar sobre periodos más documentados?

R- La ilustración brilla realmente cuando es necesaria. Si, me gustaría ilustrar otras épocas pero no aquellas por las que habla mejor el registro fotográfico.

P- ¿Cuál es tu periodo histórico favorito?, ¿Te cuesta mucho recrear a partir de restos arqueológicos escasos?

marine espacial cabrera peña

Su capacidad e inquietud artística trascienden los límites de la Historia. Aquí un exterminador de Warhammer 40.000, un juego de mesa en el que distintas razas e imperios pugnan por el control de un universo apocalíptico.

R- Los períodos preindustriales tienen una tremenda riqueza en la cultura material; reconstruir ese tiempo remoto y mal conocido me es culturalmente más enriquecedor que reproducir otro mejor conocido.

No me es costoso recrearlo. El ilustrador  rellena legítimamente las lagunas que ha dejado la historia. Me encanta hacerlo, como me encanta también ilustrar géneros no estrictamente históricos, mitos, leyendas, ciencia ficción… la fantasía también brilla realmente cuando es necesaria.

P- Por último. ¿Cuáles son tus planes de futuro?

Al  adentrarme en el conocimiento de las ramificaciones que se abren en el mercado laboral para un pintor moderno, he encontrado que la industria del cine y el videojuego nos necesita en puestos que llaman concept artistscolor artists y matte painters. En 2011 comencé a colaborar con el estudio de animación Kandor Graphics que estrenará en 2013  “Justin y la Espada del Valor” 3D.

Por mi parte, continúo   con Osprey Adventures, Medieval Warfare magazine  y  Figure International magazine entre otros.

dromonbizantinocontralo

Un grupo de Rus aborda un dromón bizantino en el mar Negro. Siglo X.

Y además tengo un proyecto personal compartido con la ilustradora Rocío Espín y Bonifacio Esteban;  Un gran libro-guía sobre hombres de armas en el período del 1000 al 1500  d.C. en la historia de España. Armas, armaduras, vestimentas, nombres propios, caballeros, reyes  e incluso castillos de toda la historia medieval que nos es posible ilustrar. El archivo documental que estamos manejando es impresionante.

¿Proyectos de futuro? quizás hacer VFX para cine convencional o videojuegos, pero quizás pierda el interés por el camino y regrese a la pintura… aún es pronto… sólo llevo cuatro años trabajando.

Muchas gracias.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

El incidente de Colonia, duelo de tanques en la catedral

tanque catedral de colonia

El Panther de Köln un día después de su desesperado combate bajo la sombra de la catedral.

El 6 de marzo de 1945 se produjo un afamado encontronazo entre dos carros de combate estadounidenses y un Panther alemán; un duelo al atardecer bajo la atenta mirada de la catedral gótica de Colonia.

Este postrero enfrentamiento destaca por su singular ubicación y por haber sido íntegramente filmado por el fotoperiodista Jim Bates, un documento de valor incalculable. Cuatro de los cinco ocupantes del Sherman americano murieron y del Panther escaparon dos landser. Los tres restantes fueron volatilizados por la puntería del cañón de 90 mm de un vengativo Pershing, que disparó contra la inutilizada carcasa de La Pantera hasta verla arder. Esa acción, que le dio fama como temible cazatanques, forma parte de un todo conocido como El incidente de Colonia.

sherman colonia 1945

El tanque de avanzadilla M-4 Sherman arde, mientras que la dotación del segundo tanque acude a rescatar a los supervivientes.

A pesar de que la Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin y cientos de miles de alemanes se rendían en oleadas; algunos desesperados vendían cara su piel, muchas veces en kampgruppes improvisados, y ese fue el caso del Panther de Köln, cuya tripulación tomó la decisión moral de enfrentarse a la 3º División Acorazada norteamericana en solitario. Desconocedores del peligro acechante, dos M4 Sherman avanzaban sobre el casco histórico de Colonia a través de los distritos occidentales de la ciudad: VenloerStrasse, FriesenPlatz y FriesenStrasse. A 120 metros de la catedral se detienen, grandes montañas de escombros impiden el avance de la columna de blindados.

Al mando del Sherman de avanzada va el comandante Kellner que mira su reloj, las manecillas dan las dos de la tarde. Lentamente viran a través de la intersección de la Komodienstrasse, cuando, de pronto, un proyectil del Panther alemán impacta en el carro estadounidense cobrándose la vida de tres tripulantes. Luego recibe otro disparo. El capitán Kellner surge de la torreta armado con un rifle que resbala por el costado. Kellner rueda e intenta enderezarse, pero cae de bruces. No se ha dado cuenta de que su pierna humea, de que por debajo de la rodilla no ha quedado más que un muñón sanguinolento. Morirá a unos metros de su blindado, en un embudo de mortero, atendido por dos GIs y un médico incapaces de frenar la hemorragia. En el video se ve un bulto escurridizo que escapa por los pelos, es el artillero John Gialluca, que tuvo más suerte y sobrevivió.

video panther de colonia

Video subtitulado que muestra el duelo conocido como el Incidente de Colonia. PINCHA PARA VER.

jim bates

El fotógrafo de combate Jim Bates grabó el duelo entre el Panther y el Pershing.

La temeridad de la tripulación yankee es difícil de explicar. Algunos historiadores sostienen que el panther disparó a cubierto por la oscuridad de un túnel a 340 metros, lo que hizo que los exploradores aliados no pudieran verlo. Después de destruir el sherman, el panzer se movió al cruce de la Marzellenstrasse y es ahí donde fue cazado por el pershing. Hay informes que lo sitúan ahí de antemano y lo obviaron al creerlo destruido, pero no son fiables. Los tanquistas nunca daban por hecho que un tanque en tierra de nadie estuviera abandonado o inutilizado. Le hubiesen disparado hasta que ardiera.

En una calle paralela, la An den Dominikanern, el incidente llega a oídos del capitán Robert Early que enfila su tanque M-26 pershing para hacer frente al Panther. ¿Como ha llegado hasta nosotros la filmación de esa batida de panteras?

A 30 metros del lugar, el cámara del US Army Signal Corps Jim Bates quiere grabar el inminente duelo. Por ello insiste a Robert Early para que le informe de los pormenores de su plan de caza. El capitán estadounidense encontró un buen nicho en un edificio semiderruido que daba a la plaza de la catedral. Ambos se asomaron con cuidado. Con la silueta del tanque germano claramente encuadrada, Bates posicionó la camara y Early partió para ponerlo fuera de combate.

Excepto el monstruoso y temido Tiger los tanques alemanes estaban a la par que sus contrapartidas rusas y americanas, e incluso un escalón por debajo. Para compensar sus contraprestaciones técnicas poseían un excelente sistema de comunicaciones; una gran sinergia con el tanque de mando y una compenetración sin par entre los camaradas de la dotación. Aun así en el duelo venidero y aferrados a una posición ya delatada, los alemanes nada pudieron oponer al cañón de 90 mm del Pershing.

m26 pershing, guerra de corea, meandros del Naktong

El M-26 Pershing, si bien llego tarde a la SGM, sirvió profusamente como contracarro en la guerra de Corea.

Uno de los tripulantes del capitán Early, el artillero Clarence Smoyer, relata en el libro Deathtraps lo sucedido desde las entrañas del pershing. Su historia está apoyada por la filmación de Bates. Smoyer cuenta que una barrera de artillería les obligó a refugiarse en la ciudad. Los alemanes intentaron bloquear su avance con vagones de tranvía, pero los acorazados se abrieron paso con facilidad.

Estaban nerviosos, como siempre que penetraban en un entorno urbano, Smoyer recibió la orden de Early de bajar por la calle adyacente al Panther y asomarse por la encrucijada, lo justo para no exponer más que media torreta y perforar el costado del carro alemán. La cámara de Bates capta claramente como el cañón del Panther gira lentamente cuando ve aproximarse el carro de Smoyer.

“Cuando moví la torreta miré el cañón Mark U encarandome. En vez de frenar para disparar, nuestro conductor aceleró hasta la mitad del cruce para no ser un blanco estático. Disparé una vez más en movimiento. Luego paramos y disparé dos proyectiles más para cerciorarme de que no respondían con fuego” relata el artillero.

tripulacion del pershing

La tripulación del Pershing posa victoriosa tras su hazaña.

Los tres proyectiles de Smoyer hicieron diana. La primera granada se estrelló contra la cúpula y rebotó dentro de la Pantera cercenando las piernas del comandante germano. Las dos siguientes traspasaron al Panther saliendo por el lateral contrario, prendiendo el tanque. Ardió durante dos días.

El sino de la dotación germana es luctuoso, aunque en el video de Bates se vea huir a dos de ellos. “Mi grabación muestra al comandante (Bartelborth) arder dentro del tanque, que seguía humeando a la mañana siguiente. El conductor solo consiguió llegar a la parte trasera del edificio. El ametrallador cayó encima de una bicicleta para no moverse más. El artillero murió cerca. Ninguno de ellos sobrevivió” explica el fotógrafo de combate, que fue condecorado con la estrella de bronce por esa acción.

Se especula que Bartelborth dudó al asomarse el Pershing. Él esperaba un Sherman, y desconocedor de esa nueva hornada de carros yankees perdió unos segundos vitales. Los que deciden la vida o la muerte en un duelo de tanques. A las 7 de la tarde todo había concluido.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com