Ser el toro que mató a Manolete

manolete islero

La expresión nació en la plaza de toros de Linares en 1947, cuando el astado Islero cogió mortalmente a uno de los toreros más laureados, Manolete. El toro hirió y una transfusión de plasma infectado remató la faena.

A las cinco de la tarde del 28 de agosto de 1947 el toro Islero traspasó la puerta del Cosío de Linares para entrar en la historia. Cuando el diestro cordobés Manolete entró a matar a volapié al Miura de media tonelada, Islero aprovechó el momento culmen de la faena para cornearle el muslo derecho. El estoque del diestro fue introduciéndose por el morrillo centímetro a centímetro desde la empuñadura, mientras que el pitón del astado le perforaba el triángulo de Scarpa, interesándole la arteria femoral y tocándole la ingle. Así culminaba la Suerte Suprema, con nefasto resultado para bestia y hombre.

manolete lupe sino

Manolete y Lupe Sino.

Manolete era para muchos el matador más grande e impresionante hasta el momento; ese día vestia de malva y plata y llevaba un tiempo meditando su retirada del ruedo. Linares, un pobre pueblo minero de la posguerra, celebraba la Feria de san Agustín con un cartel completado por Gitanillo de Triana y Luis Miguel Dominguín. A Manolete le cayó en suerte el quinto toro, Islero, un negro bragado que disgustaba a sus apoderados.

Desde entonces la ganadería Miura es sinónimo de faena complicada, y no son pocos los toreros que se achantan ante los toros de Lora del Río. Del incidente deviene que al ser uno culpado de todo tipo de males se diga que se le acusa hasta de “ser el toro que mató a Manolete”. El cornúpeta hizo el trabajo, pero lo que realmente se cobró la vida del diestro fue la negligencia médica y un plasma noruego en mal estado. Así lo atestigua el hijo del cirujano que lo atendió.

Este es el parte médico del doctor Fernando Garrido. “Destrozo de las fibras musculares del sartorio, la fascia cibiforme, el recto externo, con rotura de la vena safena y contorneando el paquete vascular nervioso de la arteria femoral con extensa hemorragia y fuerte shock traumático. Pronostico muy grave”.

manolete islero cogida

Islero cornea el muslo derecho del Califa de Córdoba.

La primera intervención duró cuarenta minutos, donándole sangre el policía Juan Sánchez. Las transfusiones en esa época se hacían con enormes jeringuillas Juvelet, una hipodérmica que succionaba la sangre del donante al brazo del enfermo.

A Manolete le dolía mucho la pierna, pero aún tuvo fuerzas para preguntar “¿y murió?”.“Si, maestro, Islero murió sin requerir puntilla” se le respondió. Junto a su cama colocaron las orejas y el rabo.

Le trasladaron al hospital en una camilla, a donde acudió su novia Antonia Bronchalo, también conocida como Lupe Sino, una mujer de mala fama que había conocido en el bar Chicote. La gente de Manolete no podía verla, pues traía a su novio por el camino de las drogas, y la intentaron echar.

Pero lo que remató al espada fue un plasma noruego donado tres meses antes. Esa sangre ya se había usado en un accidente en Cádiz y causó reacciones funestas, pues estaba infectada. Garrido y Corzo se opusieron, más el doctor Giménez de Guinea, en quien Manolete tenía gran confianza, llevó la voz cantante, y se procedió a trasvasárselo al herido. Instantes después de penetrar el plasma en sus venas, Manolete profiere “no veo nada”, luego pronuncia el nombre de su peón de confianza “David, David” y muere. Este es el trágico fin de Manolete, el Califa de Córdoba.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Los vikingos son tachados como “seres obscenos” en antiguos textos árabes

vikingos cabrera peña

Un nutrido grupo de Rus intenta abordar un dromón bizantino a través del inextinguible Fuego Griego.

“Son las más obscenas de todas las criaturas de Allah: no se purifican después de excretar u orinar, ni se lavan cuando están en estado impuro después del coito y ni siquiera se limpian las manos después de comer”

El escritor árabe Ahmad Ibn Fadlan anotó estas palabras hace mil años en un libro de viaje. Los causantes de su repugnancia fueron un grupo de comerciantes vikingos que bajaron por los ríos rusos para comerciar en Oriente Medio.

El historiador islandés Thorir Jonsson Hraundal ha estudiado a estos escandinavos orientales a través de textos escritos por eruditos y geografos árabes. En los pasajes de sus libros de viajes describen los encuentros entre musulmanes y escandinavos alrededor del mar Caspio y el río Volga.

mapa expansion vikinga

Mapa de la expansión vikinga (800-1100 d.C).

Sus descripciones contrastan con la imagen de conquistadores feroces que dejaron en Francia y las islas británicas por esa misma época (800-1100 d.C).

“La mayor diferencia entre los escandinavos que viajaron por el Este de aquellos que navegaron rumbo Oeste es que los vikingos orientales estaban más subordinados a las sociedades a las que llegaban” dice Jonsson Hraundal. Prefirieron comerciar, al ser incapaces de someter o posicionarse en las estructuras de poder túrcas, como si hicieron en Constantinopla, formando la Guardia Varega, un cuerpo mercenario de élite que protegía al emperador bizantino,

Hraundal ha presentado recientemente su tesis doctoral en la universidad de Bergen acerca de los Rus, los mercantes y guerreros vikingos que se expandieron a lo largo de los ríos rusos y llegaron a Oriente Medio.

“Los escandinavos era gente versátil que se adaptaban bien a diversas regiones y participaban en sus estructuras de poder”.

Desde mediados del 800 al 1000 d.C, los norteños experimentaron un ansia por viajar, un frenesí que les impulsaba a abandonar su gélido Norte. Los vikingos navegaron el mundo para explorarlo, comerciar y guerrear. Los noruegos destacaron en los raids en Europa occidental y en sus viajes a Islandia, Groenlandia y Norteamerica.

Según Jonsson Hraundal fue igual de común que avanzaran al Este utilizando las vías fluviales de los grandes ríos europeos. “Se han encontrado más restos escandinavos en el Este de Europa que en el Oeste, cubriendo un área geográfica más amplia” comenta el investigador.

Las incursiones siguiendo la puesta del sol fueron extensas. Una fuente estudiada por Jonsson Hraundal explica como los vikingos seguían el cauce de los ríos hasta el mar Caspio y luego cruzaban en barco hasta Bagdad en caravanas de camellos, recorriendo una distancia de 5.000 km.

mercader vikingo

Aparte de feroces guerreros, los hombres del Norte también destacaron como comerciantes.

Aparte de su rol mercante, aventurero y guerrero, el pueblo vikingo también ejercía funciones de guardia en Anatolia, protegiendo las caravanas o vendiéndose al mejor postor. “Las fuentes arqueológicas sitúan a los nórdicos más al Oeste, pero los árabes se enfrentaron a ellos alrededor del mar Caspio. Este era un panorama cultural totalmente distintivo, pues estaba bajo gobierno turco.

Los turcos parten de un grupo étnico que habita en la actual Turquía, pero que engloba muchas otras regiones. “Los turcos y especialmente los búlgaros y jázaros eran los poderes dominantes en la región cuando llegaron los Rus. Los textos muestran el poderío turco, al que los Rus no pudieron desplazar y tuvieron que adaptarse.”

El mentado Ahmad Ibn Fadlan no sintió absoluta repulsa por los escandinavos que trató: “Nunca vi un físico más perfecto que el suyo, era altos como palmeras, eran justos y de piel rojiza; no llevaban cunita ni caftán.”

Ahmad Ibn Fadlan describe los ritos funerarios que practicaban los Norses, pero resultaban demasiado exóticos para un intelectual islámico.

“En el caso de los hombres ricos, reunían todas sus posesiones y las dividían en tres porciones: un tercio para su familia, un tercio para pagar el funeral, y el restante para pagar la fermentación del alcohol que bebían el día de la oblación póstuma. Ese día las esclavas se suicidaban y eran quemadas junto a su amo” explica el historiador.

No es nuevo que los vikingos viajaran al Este. Pero arqueólogos e historiadores disponían de pocas fuentes detallando esos viajes. Esto hacía que no se tuviera mucha estima por las fuentes escritas, al no poder contrastarlas entre sí. La parte del pastel se la llevaban los arqueólogos que han estudiado los objetos encontrados en Bizancio y en areas eslavas, como Hungría.

“Sin embargo, también los árabes viajaron y conocieron a los mercaderes escandinavos. Y anotaron estos episodios en el tiempo que ocurrieron” continua el historiador Jonson Hraundal.

guardia varega

La Guardia Varega fue un cuerpo de élite al servicio del emperador de Bizancio en el que los escandinavos hacían fortuna.

Esto hace que sean excelentes fuentes de primera mano que nos hablan de como eran realmente los Rus.

Por muchos motivos, los vikingos de oriente han sido negligentemente olvidados por los investigadores en favor de los que asolaron el Oeste, como los normandos. Uno de los principales motivos fue que durante la segunda mitad del siglo XX los investigadores no tuvieron acceso allende el Telón de Acero.

“Además tenemos más fuentes de información en el Oeste debido a que su escritura y lingüística dominaron la zona”, añade el arqueólogo Jan Bill de la Universidad de Oslo.

Hay excepciones y Bill menciona que algunas monedas de plata árabes y otros objetos de Kazajstán y su vecindad se han encontrado en Heimdalsjordet, un populoso mercado no lejos del Barco Vikingo de Gokstad, encontrado en Sandefjord, al sudoeste de Oslo.

“Provienen de la Ruta de la Seda y demuestran que las gentes del norte tuvieron contacto con los países islámicos” afirma Bill.

Otra barrera es el anonimato de los protagonistas en los textos árabes. Los escandinavos no tienen nombre propio, al contrario que muchas fuentes occidentales. Los árabes los veían evidentemente como un grupo homogéneo, y ni siquiera consideraron anotar los nombres de aquellos “infieles” en sus jornales de viaje.

Al convertir a los protagonistas en anónimos los historiadores entran con menos entusiasmo en su estudio. Por ello la tesis del doctor Jonsson Hraundral puede abrir cuña en el estudio de los Vikingos de Oriente.

“Los escandinavos que viajaron al Este son mencionados de pasado en los libros de texto y en las aulas. Creo que a esta parte de la Historia se la debe prestar mucha más atención” propone Hraundal

Hanne Jakobsen 

Centauros de Castilla

viaje de cabeza de vaca

El 18 de julio de 1821 España renunció a la península de Florida en favor de Estados Unidos. Sus manglares incultos, enfermedades tropicales y exiguas riquezas hicieron poco doloroso dicho evento. Miles de conquistadores españoles anduvieron por el medio-oeste americano persiguiendo quimeras desde la Florida, y a casi todos ellos les costó la salud y el anima.

No había ningún El Dorado; aún así los conquistadores españoles se enfrascaron en ocasiones en demenciales búsquedas de oro y riquezas por todo el medio-oeste americano, además de ir delimitando esa Terra Incognita al paso de sus caballos. Los centauros castellanos se enfrentaron antes que nadie a las tribus de las praderas: cheroquís, comanches, apaches; y propalaron tanto la fe católica como pandemias espantosas que mataron 18 millones de nativos en menos de medio siglo.

conquistador español siglo xvi

Conquistador español. Le penden del pecho los “doce apóstoles” que contienen la pólvora del mosquete.

Hace poco se conmemoraba el 500 aniversario del descubrimiento de Florida por Ponce de León. El vallisoletano llegó el 4 de marzo de 1513 y por ser domingo de Resurrección llamó a esa tierra de la “Pascua Florida”.

No fue el primer europeo en divisar esa costa, pero sí inició un flujo de exploradores que arribaban a Florida en busca de sus sueños. Cronistas como Hernando de Escalante alimentaron la creencia de que Ponce andaba a la caza de la Fuente de la Eterna Juventud. Puede que esto no fuera cierto, pero el mito de las Siete Ciudades del Oro si que impregnó la imaginación española en las conquistas posteriores. ¿Acaso no se había descubierto ya la impresionante “Temustilán” azteca o el Cuzco inca? Súbitamente todo era posible y al Hombre Blanco esos resortes le impulsaban poderosamente.

El mito de Cíbola o las Siete Ciudades del Oro narra la huida de siete obispos portugueses durante la invasión mora de Mérida en el 713, salvando las riquezas de la ciudad y escondiéndolas al otro lado de la Mar Océana. Supuestamente fundaron una magnifica urbe, Cíbola, en la isla de Antila, que la tradición oral aumentó a siete: Aira, Anhuib, Ansali, Ansesseli, Ansadi, Ansalli y Con.

A Ponce de León le siguió la expedición de Pánfilo de Nárvaez en 1528, un desastre en el que perecieron todos menos cuatro: Cabeza de Vaca, Dorantes, Castillo y Estebanico. Durante ocho años vagaron por Alabama, Luisiana y Tejas. Cabeza de Vaca narró su odisea en Naufragios en donde no hace mención a Cíbola ni a Quivira. Aun así, no dudó en engatusar al virrey de Nueva España, Antonio Mendoza, hablándole de ciudades con tesoros in par.

Años después como gobernador de Paraguay se desdecirá alegando que los nativos eran “gentes muy amigas de novelas y muy mentirosos”. Antonio Mendoza, el virrey, organizó una expedición guiada por Estebanico. El esclavo beréber fue asesinado en un poblacho indígena, Háwkuh, y se dispersó la comitiva. Sobrevivió el fraile Marcos de Niza, que aseguró ver en la lejanía una ciudad construida con paredes y empedrado de oro. Este espejismo animó más que desilusionó a Mendoza para organizar una segunda intentona en los territorios del norte.

panfilo de narvaez

Pánfilo de Nárvaez.

La expedición de Vázquez de Coronado y la de Hernando de Soto son coetáneas (1540). Vázquez llegó a Quivira (Wichita) y no halló más que una aldea carente de valor material. Y llegamos a Hernando de Soto, el explorador extremeño que organizó la expedición más preparada jamás enviada a tierras de norteamericanas. Él ya era inmensamente rico, había participado en la conquista del imperio inca como lugarteniente de Pizarro. Posiblemente leyó los jornales de Cabeza de Vaca y se animó a encontrar la mítica Cíbola y hacerse un nombre tan famoso como el de Hernán Cortés o Francisco Pizarro.

Hernándo de Soto murió a orillas del Misisipi, preso de la fiebre, y su expedición borrada de la faz de la tierra por los hostiles indios de las praderas. Solo unos pocos supervivientes alcanzaron el Panuco en México, y lo que contaron desanimó futuras intentonas. Los españoles transmitieron decenas de virus a los nativos, especialmente a través de su ganado caballar, porcino y bovino. América del Norte estaba habitado por 25 millones de personas, de las que 18 murieron. La zona perdió interés, y ya en 1672, el conquistador francés Lasalle no encontró populosas praderas sino un vacío inmenso.

La tierra de la Pascua Florida era dificultosa de habitar y de labrar pues es zona de manglares y pantanos, además de sus enfermedades endémicas y sus nativos hostiles. A pesar de estar geográficamente a un tiro de piedra de la Perla de las Antillas, Cuba, no reportó a España más que quebraderos de cabeza. Las calas del Golfo de Florida eran refugio de piratas y bucaneros, y todos los intentos de colonización fueron fatuos. Un 18 de julio de 1821 perdimos Florida por segunda vez, a manos de la incipiente nación estadounidense, y en esta ocasión para siempre.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

La mítica Angkor, mapeada por vez primera, revela su colosal tamaño

angkor wat monjes

Angkor, la antigua capital del imperio Khmer, ha sido radiografiada con luz láser, evidenciando una ciudad masiva en lo que ahora es jungla y terreno llano camboyano; constituyendo la urbe más magnifica y populosa del mundo preindustrial (s.IX-XV d.C). Su magnificencia sirvió de inspiración para que Walt Disney la convirtiera en palacete del excéntrico rey Louie, el pérfido y guasón orangután del libro de la Selva.

La revolucionaria técnica, llamada LIDAR, que usa billones de haces de luz reflejada, ha descubierto las ruinas a través de la enmarañada vegetación, y resultan ser enormes; en concreto 70 kilómetros cuadrados de espacios urbanos que estuvieron habitados por más de medio millón de habitantes.

rey louie

El Angkor Wat visto por Walt Disney. Sede del Rey Louie, un alocado orangután que envidia el dominio del fuego por el hombre. Pincha para ver el VÍDEO.

El nuevo análisis muestra que “había cientos, sino miles, de asentamientos, montículos, estanques, caminos y bloques úrbanos”, según explica el arqueólogo Cristopher Pottier de la Ecole Française d’Extrême Orient. Los resultados obtenidos se han publicado en la National Academy of Sciences.

La capital Khmer está localizada en la moderna Camboya, y por cientos de años fue la capital de un imperio que abarcaba un tercio de Indochina (Camboya, el sur de Vietnam y Talilandia central). La ciudad y su entorno albergó casi un millón de almas, la urbe más grande del mundo. Angkor floreció, y Angkor fue misteriosamente abandonada en el siglo XV. La clave de su éxito se debe a un eficaz sistema de canalización de aguas y embalses, esenciales para la producción de arroz. A partir de 1300 los monzones y la improductividad del suelo condenó Angkor a la ruina.

mapa del imperio khmer

Mapa del imperio Khmer.

Todavía hoy puede visitarse el Angkor Wat, un templo de arquitectura dravidiana preservado por una comunidad de monjes hindúes, edificado entre 1113 y 1150. El templo se ha convertido en emblema Camboya y aparece en su enseña nacional. Henri Mouhot, un naturalista francés del siglo XIX que popularizó la imagén del templo en occidente, decía de él: “El templo rivaliza con el de Salomón, y fue erigido por un Miguel Ángel de antaño; ocupa un lugar honorable entre los edificios más bellos jamás construidos. Su grandeza es mayor que nada dejado por Grecia o Roma, y presenta un triste contraste con el estado de barbarie en el que la nación se halla sumida“.

angkor vista de pajaro

Angkor a vista de pájaro.

Poco a poco la megalopolis fue absorbida por la maleza. En el pasado los investigadores intentaron estudiarla usando satélites y radares, pero la jungla impedía que su sonda penetrara hasta el suelo.

La técnologia laser aplicada al escrutinio de Angkor finalmente se puso en marcha en el 2012, cuando el equipo de Pottier investigó las ruinas desde un helicóptero usando LIDAR y los resultados se analizaron para comprobar si la luz impactaba en suelo o estructura. Los desenmarañadores han desenmarañado la jungla, primero en el sudeste asiático y en unos años cubrirán toda Sudamérica. Al hombre le queda conquistar las profundidades submarinas y la tierra estará finita.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

El cañoneo de Valmy, el ejército del Pueblo se cubre de gloria

cañoneo de valmy

Hasta el 20 de septiembre de 1792 el ejército ciudadano francés sufria derrota tras derrota ante la alianza austro-prusiana. Todo cambió en el desfiladero de Valmy

En 1792 solo hacía tres años que se había desencadenado la Revolución Francesa, y su fervor revolucionario era temido por las casas reales de toda Europa, que tuvieron que acoger a miles de nobles huidos. Finalmente el 20 de abril Francia declaraba la guerra a Austria, que formó una coalición de prusianos, austriacos, hessianos y émigrés para destruir a la república en ciernes.

La primera maniobra francesa fue la invasión de los Países Bajos austriacos, donde sufrieron derrota tras derrota a causa de la nula disciplina imperante. La Revolución Francesa había purgado el escalafón militar de oficiales competentes y disuelto muchos cuerpos antiguos bajo el pretexto de que se daban aires aristocráticos. Las quejas de los soldados sobre sus superiores eran tenidas en cuenta, y no era raro que se abriera una investigación en haras de los principios de igualdad y fraternidad. Del ejército de Luis XVI, aristocrático y mercenario, no quedaba mucho; solo la rama artillera conservaba parte de sus mandos pre-revolucionarios.

estutua general kellerman

Estatua de Kellerman en Valmy. Pidió ser enterrado junto a sus hombres.

La alianza austro-prusiana comandada porFederico de Brunswick se reunió en Coblenza. Seguidamente atacaron el borde francés y tomaron Longwy. Verdún, que estaba todavía menos defendido, no tardó en caer el 3 de septiembre. El coronel Beaurepaire incapaz de detener a los absolutistas se descerrajó un tiro en la cabeza. El camino a París quedaba expedito y Federico II de Prusia metió prisa a Brunswick. La cabeza de Luis XVI peligraba.

Pero dos ejércitos galos iban a converger enValmy el 20 de septiembre para detener el avance prusiano: el Armee du Nord comandado por Dumouriez y el Ejército Centro de Kellerman el viejo.

Dumouriez, concentrado en en Valenciennes para atacar Bélgica, viró audazmente y se plantó ante el flanco de Brunswick. Bloqueó los cinco pasos de Argonne, un terreno escabroso, al que llamó “las Termópilas francesas”. Kellerman, en Metz, se aproximó de forma más cauta, lo que dio tiempo a los prusianos de reforzar su línea de defensa.

Valmy se llamaba el pueblecito donde Kellerman se posicionó,dominando undesfiladero coronado por un molino de viento. La hilazón de los dos ejércitos franceses no era total debido a un pantano situado en medio. Los Aliados creyendo que los revolucionarios iban a desbandarse como en otras ocasiones, iniciaron un breve cañoneo, al que la artilleria francesa respondió con fuego de contrabatería.

El poeta alemán Goethe, que acompañaba a los Aliados como mero espectador, cuenta que “la favorable posición francesa estaba dispuesta en semicírculo con gran calma y serenidad. Kellerman, en el ala izquierda, era el más fácil de alcanzar”.

Brunswick ordenó a tres columnas de asalto que probaran la voluntad de combatir de sus oponentes. Los hombres de Kellerman no se arredraron y permanecieron como estatuas gritando “¡Vive le nation!”. El ataque prusiano se frenó y los ejércitos se miraron mutuamente hasta que Brunswick exclamó “Aquí no luchamos!”.

El “cañoneo de Valmy” a pesar de ser poco cruento, fue la primera victoria de las armas revolucionarias, y refrendó que un ejército ciudadano podía batir y vencer a los planteamientos bélicos del Antiguo Régimen. Un día después se proclamaba la Primera República Francesa.

Cuando se le preguntó a Goethe acerca de sus impresiones sobre la batalla, no pudo sino decir que “en este sitio, y a partir de este día, comienza una nueva era en la historia mundial, y vosotros solo podréis decir que estuvisteis presentes en su nacimiento“.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Solo temían que el cielo les cayera encima: División Carlomagno

ruinas berlin

Llámese élan, llámese esprit de korps, quizás solo eran fanáticos peregrinando en cruzada contra el bolchevismo; libertadores de Europa o traidores con uniforme feldgrau. Lo cierto es que los franceses de la División Carlomagno perecieron hasta el último hombre en la batalla de Berlín. Fueron la postrera remesa de soldados en penetrar en la ciudad cercada por el Ruso y que, reducidos a un puñado, sucumbieron a unos metros del búnker de Hitler. Solo temían que el cielo les cayera encima.

emblema carlomagno

Escarapela de la Carlomagno y enseña nacional.

Oficialmente denominada 3. Waffen-Grenadier-Division der SS “Charlemagne” y formada por una mescolanza de unidades, la Carlomagno se compuso en su cenit de 7.300 miembros procedentes de la Legión de Voluntarios Franceses (LFV), infantería naval de la Kriegsmarine, personal del NSKK (National Socialist Motor Korps), mano de obra de la Organización Todt y colaboracionistas de la Milice francesa, el elemento más sanguinario, represor de la Resistencia en suelo francés. Su nombre y su escudo de armas evocan al emperador Carlomagno, que unió a francos y alemanes bajo una misma autoridad.

Sorprende su tardía fecha de creación: septiembre de 1944, con los Aliados bebiendo champán en París desde agosto. El Reichführer Heinrich Himmler rebañaba para sus Waffen SS el escaso potencial humano disponible y puso bajo su égida a todo hombre dispuesto a defender Europa contra el comunismo, renunciando a sus estrictas normas raciales. Himmler se cuidó de lanzarlos contra sus compatriotas galos y los asignó a un Frente del Este desmoronándose bajo la presión de 2 millones y medio de rusos, frente a los que la Wehrmacht pudo interponer medio millón escaso de soldados.

1289991367

Los rusos tuvieron que pagar el precio de tomar cada casa.

Solo un tercio de los divisionarios tenía valor combativo. Los veteranos supervivientes de la LFV destacaban en la crudelísima lucha antipartisana, labor que habían llevado a cabo con eficiencia en Bielorrusia y los pantanos de Pripiat. Otro núcleo de probado arrojo eran los remanentes de la 8th Volunteer Sturmbrigade France que se hicieron famosos por frenar a los soviéticos con un feroz ataque a bayoneta en Galitzia, en Polonia, a despecho de sus vidas.

En su desesperada retirada a través de Polonia y Prusia Oriental tuvieron que batirse con el 1º Frente Bieloruso. El 3 de marzo de 1945 fueron diezmados en el pueblo de Körlin, y se dividieron en 3 kampfgruppes para evadir el embolsamiento. Únicamente los 700 hombres de Gustav Krukenberg lograron escapar. Un puñado de ellos, 300 jenízaros irredentos, le siguió para perecer en la capital del Reich.

uniforme charlemagne

3. Waffen-Grenadier-Division der SS “Charlemagne”

El 23 de abril fueron reorganizados como el Sturmbatallion Charlemagne, retirándose ordenadamente hasta el centro de Berlín, sin dejar de batir a las columnas soviéticas. Ahí se fusionaron con la División Norland, compuesta por voluntarios daneses y noruegos, de la que quedaba el esqueleto. Krukenberg asumió el mando y atrincheró a sus hombres en el denominado Sector C. Esa noche, la del 25 de abril, fue tranquila y para estupefacción de los galos se oía fanfarria y risa, como si el eco lejano de la artillería no perturbara el humor negro berlinés. Tal vez valía la pena disfrutar de aquella última noche antes de que resonaran las trompetas de Jericó.

El día siguiente no fue tan festivo, la apisonadora rusa convergía sobre Berlín. Grupos de 80 hombres armados hasta los dientes y apoyados por tanques y cañones ocupaban barrio tras barrio. Los divisionarios de la Carlomagno se unieron a muchachos de las Juventudes Hitlerianas en un demencial juego del gato y el ratón para cazar a los carros bolcheviques. Con armamento ligero y panzerfausts hostigaban el avance rojo en Tempelhof.

Carlomagno

Retrato del emperador Carlomagno.

Parte del batallón, apoyado por tanques Tiger de la Hermann von Salza, contraatacó en el distrito de Neuköln, donde fueron emboscados y sufrieron fuego amigo. Con la mitad del regimiento fuera de combate, Krukenberg se retiró al ayuntamiento y, rebasado éste, instaló su cuartel general en la Opera. Un destacamento armado con panzerfaust y un sol0 nido de ametralladora consiguió destruir 14 blindados y retrasar a los soviéticos 48 horas a la altura del puente de Halensee.

Neukoln, Belle Alliance Platz, Wilhelmstrasse, Friedichstrasse: escenarios de una lucha sin cuartel en la que los soviets perdieron 62 tanques. La Carlomagno fue comandada in situ por Henri Joseph Fenet al que el Brigadeführer Mohnke, defensor del distrito gubernamental, condecoró con la Cruz de Caballero. Paulatinamente se les presionó contra la cancillería. El soldado Eugene Vaulot reclamó 6 tanques, sumados a los dos que puso fuera de combate en Neuköln. En una ceremonia subterránea Krukenberg le condecoró con la Cruz de Caballero. Vaulot no sobrevivió a los combates.

emboscada batalla de berlin

Los alemanes atacaban al primer y al último tanque de las columnas blindadas para embotellarlos y despanzurrarlos con los panzerfausts.

Entonces sobrevino el fin, a escasos metros del Führerbunker, el 2 de mayo. Los que no habían muerto o conseguido escapar fueron capturados, una treintena, y entregados posteriormente a las autoridades francesas, que los consideraban traidores. Nunca perdonaron que vistieran el uniforme del enemigo endémico de Francia. Posiblemente eran más patriotas que muchos oportunistas del Ejército de la Francia Libre y murieron con un Vive la France en los labios. Solo aceptaron el tabú que suponía servir en un ejército enemigo para luchar contra un mal aún mayor, según sus ideales, el Terror Rojo.

Muchos años después se pudo escuchar a un veterano de la Carlomagno en un entrevista; encanecido, venerable, hablaba con esta emoción de su último servicio en Berlín: “Las paredes, las casas, se derrumbaban. El fuego hacía el aire irrespirable y no sabíamos donde estábamos. No distinguíamos la noche del día. Nos abalanzamos a la nada. Sin esperanza. A la gran Nada. No nos preocupábamos por la muerte. No eramos nada. Solo continuábamos la lucha. Leales hasta el fin; el cielo cayó sobre nosotros”.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com