Desmontando a Jasper Maskelyne, el mago que ¿derrotó? al Afrika Korps

jasper maskelyne

El Mago de la Guerra, de David Fisher, narra la historia de Jasper Maskelyne, el ilusionista que engañó al Afrika Korps.  Maskelyne cuenta en su portentoso haber con la desaparición del puerto de Alejandría, la protección del Canal de Suez, el engaño a Rommel sobre el verdadero eje de ataque en el Alamein e incluso haberse batido en un duelo mágico con el chamán supremo derviche. Lastima que casi todos estos hechos sean pura invención. Los medios documentales de Fisher se basan en las memorias de Maskelyne escritas por un negro (Magic  Top-Secret), y en los diarios del mago, prestados por su hermano Noel a Fisher y jamás devueltos.

En los años treinta Jasper Maskelyne era un ilusionista consagrado, una celebrity de la noche londinense. Sus espectáculos de magia congregaban a lo más selecto de la sociedad inglesa. El Mago de la guerra presenta a un hombre de espléndida apariencia y  felizmente casado. Pero la realidad contada por Fisher dista de lo que verdaderamente ocurrió. “En 1935, Jasper pasaba apuros económicos, sus espectáculos no eran tan exitosos como se ha pretendido vender”, aclara su hijo Alistair.

frank stuart ghostwriter

Frank Stuart, el “negro” que escribió Magic Top-Secret.

Un escritor fantasma llamado Frank Stuart ofreció dinero a Maskelyne para publicar sus memorias bajo el titulo Magia Blanca, en las que cuenta sus años de paz; y años después relató sus años de guerra en Magic Top-Secret. Stuart ya era famoso por rubricar“autobiografías” con material inventado y semificticias. Escribió Memorias de un detective real, sobre el inspector Herbert Fitch, que murió redactando su vida sobre su mesa de estudio, por lo que  hizo acopio de su legado y las finalizó. A lo que la baronesa Orczy, autora de La pimpinela escarlata, opinó que “el inspector Fitch es un personaje que a cualquier escritor de ficción le gustaría concebir”.

Esta era la situación personal de Maskelyne cuandoHitler invadió Polonia en 1939. Después de caer Francia y de que la Luftwaffe bombardeara Londres,el hechicero intentó alistarse insistentemente. Al principio fue rechazado por su edad y mirado con escepticismo por su profesión. Pero gracias a su tenacidad consiguió destino en África, donde se estaba librando una dura batalla contra el Afrika Korps de Rommel, que había empujado las líneas británicas hasta Alejandría. Esta parte del relato es escrupulosamente cierta, pues un hombre maduro como Maskelyne podía eludir fácilmente el servicio militar y optó por servir a su país.

Junto a su Cuadrilla Especial, compuesta por gente desencantada con la milicia: artistas, ingenieros y arquitectos, afrontó su primer encargo. La fabricación de toneladas de pintura color caqui para camuflar los tanques. La ingeniosa mezcla se compuso de salsa Worcester y estiércol de camello que consiguieron rebuscando en el vertedero de Alejandría. Seguidamente inventaron el escudo solar, que tornaba tanques en camiones, gracias a un recubrimiento de lona que encubría sus formas. John Codner, un oficial de camuflaje que sirvió en Tobruk, asegura que nunca tuvo conocimiento de esa ingeniosa mezcla de pintura para barnizar los blindados.

maskelyne el cairo

Maskelyne representando un espectaculo en El Cairo.

Aquí viene la parte del libro que ha sido calificada por Alistair como “una caja de lombrices”. Fisher dice que Maskelyne hizo desaparecer el vital puerto de Alejandría construyendo un dique falso en la bahía de Maryut, y que ocultó el Canal de Suez gracias a unos potentes reflectores que creaban tormentas de luz. Estos hechos se contaron de forma vaga en Magic Top-Secret y Fisher los magnificó aun más.La bahía de Maryut ni siquiera existe, en realidad es un lago salado.

Pero el subterfugio más relevante de Maskelyne fue derrotar al Afrika Korps. El mago y sus ayudantes construyeron un falso ejército que apostaron en el flanco sur del Alamein. El general Montgomery atacó por el norte, ahora menos defendido, y quebró la línea de Rommel. Fue el principio del fin de la guerra del desierto y aparentemente es cierto.

Como ultimo apunte decir que Alistair Maskelyne también se muestra crítico con el ego de su padre. “Todos sus gansos eran cisnes. Era financieramente irresponsable, y siempre estaba feliz por engordar su cartera por el medio que fuese oportuno, aunque no fuera de buena reputación”.

el mago de la guerra libro

El mago de la guerra, David Fisher, Madrid, Almuzara, 2007, 480 pags, 23 euros.

El final de su padre no fue tan feliz como nos lo pinta Fisher. Cuando le desmovilizaron en 1946 su mujer fue diagnosticada de cáncer terminal. A su muerte conoció a su segunda esposa Mary en un bar nocturno del Soho. Juntos emigraron a Kenia para escapar de las deudas a Hacienda. Finalmente, fundó una autoescuela en Nairobi, donde murió aficionado a la bebida y empobrecido.

En definitiva, podemos calificar el libro de Fisher como una obra de no-ficción novelada, en el que un 40% es real y el resto es producto de la fantasía de Fisher. Sus fuentes, que no cita en ningún momento, son los diarios de Maskelyne que custodiaba su hermano Noel yMagic Top-Secret, fruto de la fértil imaginación de Frank Stuart. Sin embargo, si se diferencia lo real de lo ilusorio, el ensayo de Fisher resulta una lectura amena y fascinante, sobre todo por el hecho de creer estar leyendo algo verídico.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s