James Garfield, magnicidio fallido rematado por los médicos

retrato james garfield

Un estudio de la escritora Candice Millard indaga en la figura del presidente estadounidense, muerto tanto por los disparos como por la negligencia médica.

De los cuatro presidentes de Estados Unidos que han sido asesinados, solo Lincoln yKennedy están grabados en la memoria colectiva. James Garfield es el menos conocido, pero no cabe duda de que era un hombre extraordinario. Fue asesinado por Charles Guiteau, un fracasado que le descerrajó dos tiros en el hombro y la espalda. Sin embargo, según una investigación de Candice Miller, autora de The river of doubt, las balas no le provocaron la muerte. Fue la incompetencia de los médicos que hurgaron las heridas con sus dedos desesterilizados en el lugar del crimen, una mugrienta estación de tren. Ni las pesquisas por localizar la bala de Alexander Graham Bell, el inventor del teléfono, le salvaron la vida.

William McKinley había sido presidente durante un mandato consecutivo antes de ser asesinado a finales del siglo XX. Pero James A. Garfield, presidente durante menos de cuatro meses antes de que le dispararan en 1881, es para los americanos una nota a pie de página de la Historia. Pese a ello, la figura de Garfield se nos presenta extraordinaria. Criado en la más absoluta pobreza, se convirtió en un hombre brillante. Su padre murió antes de su segundo cumpleaños. Se graduó en 1856 como estudiante excepcional e impartió idiomas clásicos, antes de pasar a ser director de instituto de 1857 hasta 1860, cuando decidió dedicarse a la vida política y a la abogacía.

En la Convención de Chicago de 1880 fue elegido representante del partido republicano al no alcanzarse consenso entre sus rivales: James Blaine, John Sherman y Ulises S. Grant. Él era lo que se llama un dark horse, es decir un candidato oscuro que no estaba en la lista de favoritos.

“Su perdida es más descorazonadora”, escribe Candice Millard“porque ni siquiera tenia que haber muerto”. James Garfield, el héroe de la Guerra Civil y nueve veces congresista que fue elegido por los republicanos para ser Presidente, nunca quiso el cargo. Él llamaba a ese puesto de responsabilidad “una montaña inhóspita”.

Era una época de clientelismo político y Garfield sabía que su posición era muy solitaria y comprometida. Se le podía acusar de dar puestos a gente sin habilidad ni experiencia. El Presidente recibía más de 100 visitas al día pidiendo favoresCharles Guiteau era uno de estos buscadores de ésos. “Era un hombre que había fracasado en todo lo que había intentado” dice Millard. “Estudió derecho, practicó el evangelismo. Probó a vivir en una comuna de amor libre y fracasó allí también. A Charles Guiteau las mujeres le llamaban“Charles Get Out”

asesinato james garfield

James Garfield recibe el tiro en el hombro y en la espalda de Charles Guiteau.

El 2 de julio de 1881 el presidente tenía pensado viajar en tren desde Washingtong D.Ca Massachusetts.“Así que Guiteau se despertó por la mañana y se encaminó al andén de la estación. Tenia los zapatos relucientes y el arma preparada”. Estaba expectante pues sabía la atención que recibiría. El Presidente llegó a la estación acompañado de dos de sus hijos. Anduvieron un poco, sólo unos pasos, cuando Guiteau apareció de entre las sombras y le disparó dos tiros a quemarropa, uno en el hombro y otro en la espalda.

El tiro en la espalda no fue mortal, no alcanzó ningún órgano vital. La bala quedó alojadacerca del páncreas.“Si se la hubieran dejado en su sitio hubiese sobrevivido con toda certeza” asegura Millard.

En pocos minutos los cirujanos rodearon al presidente y hurgaron con sus dedosdesesterilizados en sus heridas. El primer examen se practico en el suelo de la terminal y estas se infectaron. “No se puede imaginar un lugar más infestado de germenes” aseguró Candice Millard.

Los médicos americanos de aquel tiempo no creían en la existencia de gérmenes. Jefrey Reznick, de la Biblioteca Nacional de Medicina, dice que rehusaron utilizar antisépticos descubiertos por el cirujano británico Joseph Lister, del que proviene el termino Listerine. Los doctores estadounidenses pensaban empero en la teoría del miasma, y que las enfermedades las causaban los efluvios del aire, no los gérmenes. “No creían en cosas que no podían ver” asevera Millard.

En la escena del crimen estaba Robert Todd Lincoln, presente en la muerte de su padre 16 años antes y que vería la de McKinley 20 años después. Fue Lincoln quién avisó al doctor Doctor Wiliard Bliss (Doctor era su nombre de pila). Bliss era muy despótico con sus decisiones y no consultaba a sus colegas de profesión. Durante 80 días, agravados por el calor veraniego de Washington, James Garfield sufrió y empeoró. “En este punto estabacarcomido por la infección y tenia abscesos por todo el cuerpo”.

Languidecía poco a poco y perdía peso a ojos vista, incapaz de digerir las suntuosas comidas que se le preparaban. Ante el pánico por encontrar la bala alojada en el cuerpo de Garfield, Bliss llamó al inventor del teléfono, Alexander Graham Bell. La misión de Bell era usar su “balanza de inducción”, una especie de detector de metales para que la bala fuera extraída de una vez por todas.

Había un dato que Bell desconocía, que la cama en la que yacía Garfield era metálica, “hecho que obviamente afecto al detector de metales”, dice Millard. Peor todavía era la creencia de Bliss de que la bala permanecía en el lado derecho, cuando realmente se había desplazado a la izquierda. El presidente Garfield murió el 19 de septiembre de 1881. La autopsia confirmó la ignorancia de Bliss.

“El presidente Garfield no tenia que morir” confirma el Dr. Reznick. “Garfield murió por lo que los médicos le hicieron y por lo que los médicos no le hicieron”. “Lo único bueno que se sacó del asunto fue que los médicos americanos aceptaron rápidamente el uso deantisépticos” apuntala Reznick.

Charles Guiteau fue ahorcado, dándose cuenta en el ultimo momento de que no iba a ser una celebridad por matar al presidente, de hecho Guiteau dijo “yo solo disparé, los doctores hicieron el resto”.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s