Los samurais que lucharon contra los nazis

nisei calibre 30

Dos niseis manejan una ametralladora del calibre 0.30.

Los niseis son los japoneses de segunda generación nacidos en un país extranjero. Al estallar la Segunda Guerra Mundial había un gran numero de estos descendientes no directos en Estados Unidos. Cuando Japón bombardeó Pearl Harbor, y declaró la guerra a Norteamérica, los niseis fueron internados en campos de concentración. Fueron catalogados como “enemigos extranjeros”, solo por ser de raza nipona. Para probar su lealtad muchos se alistaron en el Regimiento 442, logrando ser la unidad más condecorada de la historia de EE.UU.

Hubo que esperar 70 años para que el mismo gobierno que los despreció les concediera la condecoración colectiva más prestigiosa: La Medalla de Honor del Congreso Americano.

Daniel Inouye, que perdió el brazo derecho luchando con el 442nd Regimental Combat Team en Italia, ve este reconocimiento como un modo de contar a las nuevas generaciones lo que sucedió.

“Para la gente más joven hablar de la Segunda Guerra mundial es como remontarse a la Antigüedad”, dice Inouye. “Tenemos que recordar que hay muchos jóvenes que no han sido expuestos a la historia”.

El Congreso otorgó el año pasado la medalla colectivamente a aquellos hombres que sirvieron en unidades segregadas de japoneses-americanos: el 100 batallón de infantería- apodado el Batallón del Corazón Purpura por la alta tasa de bajas que sufrió-, el 442 Regimental Combat Team y al Military Inteligence Service. Era raro que sirvieran en otras ramas del ejército.

El 442nd, que absorbió al 100th de infantería durante la guerra, es la unidad más laureada de la historia de Estados Unidos por su tamaño y duración de servicio.

442 nd

El 442nd entra en combate en los bosques de Italia.

Lingüistas del Military Inteligence Service prestaron servicio en el Pacífico, interrogando a prisioneros japoneses y descifrando mapas, diarios y documentos. A los nisei no se les permitió alistarse en un principio, acorde con su estatus de “enemigo”; pero en 1943 el gobierno decidió permitir el enganche de algunos voluntarios.

El Ejército instó a 1.500 a que dieran un paso adelante; más de 10.000 lo hicieron. El profesor Yanamura alentó a sus alumnos de 18 años a alistarse en masa para probar su lealtad.Entre ellos estaba Daniel Inouye. “Llegué a casa y hablé con mi padre. Me respondió lo mismo que el maestro: “Debes presentarte voluntario, sin ninguna duda”. Primero se unió al 442nd pero luego le trasladaron al Pacífico, al servicio de inteligencia, tras comprobar sus altas capacidades lingüísticas.

Le fue concedida la estrella de bronce por conseguir la rendición de 1.500 civiles y 150 soldados en el pueblo de Maehira en la batalla de Okinawa.

Nunca habló demasiado de sus acciones, creyendo modestamente que no se merecía la misma medalla entregada a George Washintong y a otros héroes, pero acabó aceptando el galardón como un reconocimiento a aquellos hombres que arriesgaron su vida a pesar de que sus familias estaban recluidas en campos de concentración.

Nacidos en tierras lejanas, despreciados por sus compatriotas, estos descendientes de los samurais del Sol Naciente demostraron ser ciudadanos leales de su país de acogida.

Carlos de Lorenzo

C.d.lorenz@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s