Aparece Ricardo III, el último rey inglés en morir en un campo de batalla

battleboswoth grande

Batalla de Boswoth 1485.

Se confirma que los restos hallados el pasado septiembre bajo la iglesia de Greyfriars corresponden a Ricardo III, el ultimo rey inglés en expirar el anima en un campo de batalla. Ese que murió con las palabras “¡traición, traición, traición!” en los labios. El mismo que en su ultima carga derribó al espadachín más prestigioso del reino, John Cheney; y que, ya agotado, mató al portaestandarte de Enrique VII. Se quedó a las puertas de la gloria; a una espada de distancia de su odiado enemigo pereció bajo una lluvia de mandobles. Las crónicas galesas cuentan que el golpe del hacha de Sir Wylliam Gardynir fue tan terrible que el casco de Ricardo III  (1452-1485)se hundió en su real cráneo.

El esqueleto de este combativo monarca se halló bajo el aparcamiento del ayuntamiento de Leicester. Ya se tenia constancia de que sus restos reposaban bajo la iglesia franciscana de Greyfriars,demolida durante la Disolución de los Monasterios(1536), una medida que privó al catolicismo de sus heredades, que pasaron a la Iglesia Anglicana.

La osamenta presenta heridas contraidas en combate, y la calavera tiene una gran contusiónperimortem en la nuca, la que según las crónicas le costó la vida. Se ha encontrado también una punta de flecha entre las vertebras.

Dos datos más corroboran la identidad del regio personaje: una escoliosis galopante en la columna vertebral, que hacía parecer su hombro derecho de mayor tamaño que el izquierdo, y el hecho de que está enterrado precisamente donde le ubicaban los documentos históricos. Otra tesis sostiene que sus restos fueron arrojados al río Soar durante la Disolución de los Monasterios.

Los arqueólogos de la Universidad de Leicester han llevado a buen termino unas pesquisas que apuntaban a Greyfriars. La búsqueda del monarca concluirá cuando finalmente se revelen los análisis de ADN del difunto el mes que viene, aunque las heridas y su fisionomía confirmen su identidad.

Ricardo III ha llegado a nosotros como un ser amorfo, jorobado y cojo. Pero en realidad era un combatiente formidable que, como lugarteniente en las batallas de Barnet y Tewkesbury (1471), le ganó el trono a su hermano Eduardo IV. Los años de paz le convirtieron en el hombre más poderoso de Inglaterra, acumulando los cargos deGobernador del Norte, Gran Chambelán, Condestable de Inglaterra y Lord Almirante.

The King is dead, long live the King” suele decirse cuando fallece un monarca y se nombra a uno nuevo. Cuando murióEduardo IV, la ambición de poder llevó a Ricardo a encerrar en la Torre de Londres a sus dos sobrinos, los siguientes en la línea de sucesión. Como Lord Protector les declaró ilegítimos, con la aquiescencia del Parlamento, y ejecutó al hermano de la reina por conspirar contra él. Nunca más se supo de los dos infantes recluidos, aunque en una remodelación de la Torre de Londres se encontraron los cuerpos de dos niños.

Parte de la nobleza incondicional del rey secuestrado, Eduardo V, se sublevó, apoyando aEnrique Tudor como candidato al trono de Inglaterra. La invasión desde Bretaña en 1483 fracasó, pero dos años después Enrique desembarcó con 5.000 hombres en la isla. Los dos ejércitos se vieron cara a cara en la batalla de Bosworth (1485), donde pereció Ricardo III. Su cuerpo desnudo fue expuesto en la Colegiata de la Anunciación de Nuestra Señora y después ahorcado.

Para algunos historiadores la intermitente Guerra de las Dos Rosas, entre los York y los Lancaster, tuvo su fin con la coronación de Ricardo III. Otros sostienen que fue la muerte de este lo que resolvió el conflicto. El vencedor, Enrique Tudor, pasaria a ser conocido comoEnrique VII y su blasón aunaría la rosa blanca York con la roja Lancaster. Las Dos Rosas fue una guerra civil que ha inspirado literariamente desde a Shakespeare (famosa frase es “¡mi reino por un caballo!”) hasta a George R. Martin como modelo feudal para Juego de Tronos. Si los restos de Ricardo III no fueron arrojados al río Soar, es muy posible queReino Unido haya recuperado a una figura importante en su historia.

Carlos de Lorenzo

c.d.lorenz@hotmail.com

Un pensamiento en “Aparece Ricardo III, el último rey inglés en morir en un campo de batalla

  1. Pingback: Ricardo III, el monarca guerrero que murió por su oscuro corazón | historiavera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s