Airsoft: jugar a ser soldado

nadie atras airsoft

“No dejamos a nadie atrás”. Lema de los marines que parece haber hecho suyo este miembro del grupo de airsoft vallisoletano Airborne 201st Division.

El airsoft es un juego de estrategia de simulación militar, lo que no significa que los que lo practicamos seamos unos fanáticos del ejército. Se practica como actividad lúdica, simulando situaciones de combate con réplicas, imitaciones de armas reales, que disparan “proyectiles” de plástico (bolitas de 0,20 gramos).

Los jugadores, ataviados generalmente con uniformes que imitan a los de diferentes ejércitos del mundo, se organizan en dos equipos y han de lograr los objetivos propuestos por el organizador de la partida.

equipamiento chaleco mimetizado airsoft

Casco, chaleco mimetizado y caja de municiones. Equipo que ayuda a meterse en la piel de soldado por un día.

Hay diferentes modalidades más o menos exigentes físicamente y más o menos realistas, lo que quiere decir que se juegan partidas de airsoft donde hay que ir equipado como un soldado de la Segunda Guerra Mundial (uniforme, arma, cargadores con el mismo número de disparos que un cargador real…) o partidas más permisivas a este respecto.

Lo imprescindible para jugar es la protección para los ojos (gafas homologadas) para que en el caso de que alguna bola (o trozo/esquirla) impacte en la cara del jugador, no dañe gravemente el ojo. Aunque obviamente cuanto más camuflado y equipado se vaya, más se disfrutará de la experiencia.

Se puede jugar con diferentes réplicas, en función de las cuales se realizará un rol por el bien del equipo y para conseguir los objetivos, jugar al airsoft no es como jugar al “call of duty” y si un “sniper” se pone a disparar sin respetar la distancia de seguridad o creyéndose Rambo, lo más probable es que le caiga una lluvia de bolas, y sea expulsado por la organización.

rifle de airsoft

Replica de un fusil semiautomático M14. Coste aproximado: 380 $. La pintura naranja en la boca del cañón viene de serie para delatar su condición de “juguete”.

Los roles se clasifican en función de las réplicas y de la potencia de estas:

Francotirador: tiene la réplica con mayor potencia (hasta 550 fps), rifles de cerrojo que pueden alcanzar el objetivo a mayor distancia, pero no puede disparar a menos de 30 metros. Generalmente realiza pocos disparos durante las partidas, y va avisando a sus compañeros de los movimientos en la zona del campo que esté vigilando

Tirador selecto: suele utilizar rifles semiautomáticos (hasta 450 fps), también alcanzan gran distancia, hace disparos precisos y da apoyo a los jugadores de asalto. No pueden disparar a menos de 20 metros.

Apoyo: utiliza réplicas automáticas de gran potencia, ametralladoras ligeras (hasta 400 fps). Ejemplos: minimi, RPK, MGs… Para disparar tienen que estar fijas en un punto. Su cadencia de disparo es muy alta. El jugador de apoyo, no causará muchas bajas pero es perfecto para proteger una zona, o para dar fuego de cobertura y permitir el avance de su equipo. Distancia de tiro 15 metros o más (dependiendo del organizador).

Fusilero: el soldado de a pie, quién está en primera línea de la partida. Llevan réplicas de diferentes armas (M4, AK47,MP5, G36…) con potencia de hasta 350 fps. Con estas réplicas no se puede disparar a menos de 5 metros (dependiendo del organizador de la partida).
Todos los jugadores pueden llevar una segunda réplica, que suele ser una imitación de pistola o de escopeta, con menos potencia que cualquiera de las anteriores mencionadas, y cuya distancia mínima es 0 o 5 metros.

Ya lo he mencionado anteriormente, pero para jugar al airsoft hay que seguir una serie de reglas, entre las más importantes es ser honesto (si te han dado, te han dado); todos vamos a jugar para pasarlo bien, y todos queremos ganar, eliminar muchos enemigos y que no nos eliminen. Si te disparan y te dan, vas al respawn y sigues jugando, intentando hacerlo mejor la próxima vez.

airsoft primera persona gopro

Partida de airsoft grabada en primera persona con una cámara GoPro, Ontario, Canadá. PINCHA PARA VER.

Experiencia personal o porqué empecé a jugar al Airsoft

A este juego, comienzas por curiosidad; lo normal es que hayas jugado alguna partida de “paintball” y te sientas atraído/a por la idea pero de forma mucho más seria.

guerrero del airsoft

La mala forma física no es un impedimento para disfrutar del hobby. Un arma grande ayuda a compensar otras carencias.

Personalmente, como a todos los chavales, me gustaban las típicas pistolas de bolitas de aire comprimido, y un amigo empezó a colgar fotos de las partidas de su equipo “Airbone 201st division”, todos vestidos con el uniforme del ejército americano, y con réplicas muy llamativas. Gracias a ese amigo fui a probar un par de partidas y me uní al equipo (una de las cosas que me exigieron y con la que estoy completamente de acuerdo, es la honestidad antes mencionada — nada de inmortales en el equipo, si te eliminan vuelta a la base y a seguir jugando), en el que ahora somos 14 personas. Generalmente jugamos en Valladolid (a donde pertenecen la mayoría de los miembros del equipo), pero también acudimos a partidas muy interesantes en el resto de España.

Mi primera partida fue caótica, como novato no me enteraba de nada, iba con mis propias gafas de seguridad y me prestaron una réplica de M4, que disparaba bastante bien y me puse a jugar en un campo cerca de Segovia.

airsoft veterano

De novato a veterano. Si perseveras pronto te verás a ti mismo como salido de una caratula del Medal of Honor.

Obviamente me dieron bastantes bolazos evitables durante la partida (suerte que llevaba un chaleco para protegerme), pero poco a poco vas aprendiendo a cubrirte mejor, a escuchar las voces de los enemigos cuando van hablando, a coordinarte con tus compañeros… y alguna vez que otra a acordarte de la familia de los enemigos cuando sabes que les has dado y no se dan por eliminados.

Después de tres partidas jugadas, ya estaba (y estoy) bastante enganchado, adquirí mi propia réplica, el traje de camuflaje del equipo (ACU del ejército americano), una réplica secundaria y el resto de equipo. Hablando de equipo, no tiene nada que ver jugar con radio que te permite comunicarte con tus compañeros de equipo, conocer sus posiciones y si necesitan ayuda o no, a jugar sin radio, que vas como pollo sin cabeza a la búsqueda del enemigo.

Mi conclusión, el airsoft merece, y mucho, la pena. ¿Qué otra actividad te permite, fomentar trabajo en equipo y compañerismo, hacer ejercicio (después de estar corriendo de lado a lado por un pinar cargando con, mínimo, 3 o 4 kilos de equipo acabas cansado), mejorar tus reflejos, tu atención visual y auditiva, y por supuesto liberar adrenalina mientras disparas a tus enemigos intentando eliminarles a la vez que recibes “fuego”enemigo?

Si alguno está interesado podéis ver la página de facebook de mi equipo: https://www.facebook.com/Airbone201stdivision/?fref=ts

y/o el canal de youtube: https://www.youtube.com/channel/UCznMR5ZRUBJHffj8jFSyRsA

Miguel Gómez Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s