El indoeuropeo nació en Armenia hace 9.000 años

 

Según una treeteoría publicada en la revista Science, el origen de la lengua indoeuropea estaría en Anatolia y no en la estepa del Mar Negro, como se creía

El origen del idioma indoeuropeo es a día de hoy un terreno fértil de debate y repleto de teorías imaginativas, plausibles unas, descabelladas otras. El último indicio sobre el origen común del latín y el persa, del alemán y el eslavo, tendría su origen hace 9.000 años en Anatolia, en la alargada franja de tierra que es la antigua Armenia. ¿Fueron los granjeros de Asia menor los hablantes primigenios de una lengua madre que va desde Islandia a Sri Lanka?

Es una teoría que se contrapone a la tradicional. Las pruebas más sólidas atribuyen el proto-indoeuropeo a los jinetes nómadas que habitaban las estepas del Mar Negro 5.000 años atrás y que conquistaron amplias zonas de Europa y Asia.

Que los anatolios de hace 9.000 años, los primeros agricultores, expandieron su idioma, mediante la azada y no la espada, es lo que afirma Quentin Atkinson, profesor de la Universidad de Auckland. Él y sus colegas han computerizado el vocabulario y lasvariables geográficas de 100 lenguajes indoeuropeos, incluidos 20 ya extintos, y los han ubicado de forma estadística en el espacio y el tiempo. Resultado: “evidencias significativas que anteponen el origen anatolio al estepario” según afirma este científico evolucionista.

Los investigadores se basaron en los cognados comunes; es decir, en las palabras resistentes al cambio, como los pronombres, las partes del cuerpo y las relaciones familiares, y los han comparado con la posible raíz indoeuropea. El ejemplo más claro esmadre, mother (inglés), modar (persa), mutter (alemán), matka (polaco) y mater (latín), todas derivadas del protoindoeurpeo mehter. Los cálculos han tenido en cuenta 6.000 cognados derivados del vocabulario básico (fuego, agua, padre o correr y andar).

Los lingüistas otorgaron un tanto a cada palabra coincidente y un cero a aquellas que han sido sustituidas. Cada lengua tiene por tanto una puntuación, por lo que los lingüistas han podido trazar un árbol común, y discernir en que momento las ramas divergían del tronco común.

Al ordenador se le dio información geográfica acerca de la extensión actual de cada lenguaje y se le pidió que trazara el posible camino del lenguaje desde su origen. Los cálculos apuntan a Anatolia, a la franja sur bañada por el Mediterráneo. Una región que ya fue propuesta por el arqueólogo Colin Renfrew en 1987.

hipotesis-kurganica-300x183

Hipótesis kurganica.

Sin embargo, la teoría tradicional, la que piensa que el idioma se expandió desde la estepa rusa también tiene argumentos sólidos. El proto-indoeuropeo posee vocablos para rueda (wheel en inglés) y arnés(harness), palabras presentes en muchas lenguas posteriores. El indoeuropeo, por tanto, no pudo haberse fragmentado antes de la invención del carro de guerra, lo que sucedió en el 3500 A.c. Esto rompería la cadena con los agricultores anatolios.

David Anthony, arqueólogo del Colegio de Harwick, asegura que el vehículo es laevidencia clave del origen del indoeuropeo en el Mar Negro. Palabras como caballo yabeja (horse and bee en inglés) han influenciado al proto-urálico, idioma madre del finés y el húngaro. Eso sólo pudo ocurrir por el contacto cercano con las estepas del Mar Negro. Los principales candidatos de ser los padres del protoindoeuropeo son los kurgan, que habitaron esas llanuras del 5.000 al 3.000 A.c.

En un libro reciente, El caballo, la rueda y el lenguaje, el Dr. Anthony describe como la gente de la estepa desarrolló una sociedad móvil y un sistema social que les habilitó para expandirse en todas direcciones, al contrario que los agricultores sedentarios de Anatolia.

Además, continua Anthony, las palabras similares son sólo un ingrediente para reconstruir el árbol lingüístico. Se deben utilizar también la gramática y los cambios en los sonidos;elementos imprescindibles “sin los que la mesa queda coja” añade.

El doctor Atkinson, cansado de la polémica, ha respondido que sus cálculos se basan en un árbol gramatical construido por Don Ringe, un experto de la Universidad de Pensilvania, y que el origen está en Anatolia no en la estepa pontica.

Carlos de Lorenzo Ramos

c.d.lorenz@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s